eldiario.es

Menú

Más democracia, más bienestar por Red ciudadana Democracia en movimiento

- PUBLICIDAD -

En el actual contexto, en el que amplios sectores de la sociedad padecen graves penurias y dificultades económicas, denunciamos a buena parte de la clase política que de mano de los mercados intentan confundir a la ciudadanía para que asumamos la actual crisis económica y social como una fatalidad, al mismo tiempo que alimentan el miedo y desacreditan lo público para justificar las políticas de recorte como algo necesario e inevitable.

Defendemos lo público como parte de nuestra identidad, como bien de todos y cada uno de nosotros, y como garantía de nuestra seguridad y bienestar en salud, educación y servicios sociales. Las respuestas a la situación actual deberían servir, sobre todo, para construir un modelo de sociedad basado en la igualdad de oportunidades y en la solidaridad, que impida que nadie quede abandonado a su suerte, evitando así la exclusión social de las personas más desfavorecidas.

Pensamos que nuestro modelo de desarrollo, basado en el turismo y la construcción urbanística, está en la base de los problemas actuales, y debe superarse. Es el momento de plantear un nuevo modelo de desarrollo desde parámetros de justicia y sostenibilidad, para garantizar el bienestar social y la calidad de vida de las generaciones presentes y futuras.

En Canarias, además, vivimos un modelo democrático de baja calidad, que se puede resumir en los siguientes aspectos: a) la política actual esta más vinculada a conseguir o mantener el poder que a solucionar los problemas de la ciudadanía y se ha convertido en un obstáculo para el avance de nuestra sociedad; b) la excesiva vinculación entre el poder político y el económico, que favorece el clientelismo y la corrupción en las distintas instituciones; c) los mecanismos de participación y deliberación son limitados, reduciendo la participación de la ciudadanía a votar cada cuatro años, favoreciendo de este modo el que los políticos dispongan de un cheque en blanco para todo el periodo; y d) la existencia de un sistema electoral con graves deficiencias de representatividad que contribuye a limitar el pluralismo político y favorece el insularismo.

Apostamos por una democracia de calidad, basada en una mayor participación y deliberación de la ciudadanía en la toma de decisiones que nos afectan a todos. Creemos necesaria una reforma profunda del actual modelo democrático, que aborde cuestiones relevantes, como la financiación de los partidos políticos, el clientelismo y la corrupción, la independencia del poder judicial, la rendición de cuentas de los representantes políticos, un sistema electoral más representativo y que favorezca el pluralismo político, la transparencia en la toma de decisiones de las instituciones, etc.

Esta situación nos afecta cotidianamente y condiciona el desarrollo de nuestra sociedad. Es por ello, que pensamos que para contribuir a salir de la crisis económica y para dar respuesta a los graves problemas democráticos, es necesario que los ciudadanos, de manera crítica y activa, presionemos y actuemos sobre los poderes públicos para la mejora de la calidad democrática y la defensa del estado de bienestar.

Por todo ello, desde la Red ciudadana Democracia en movimiento, nos proponemos poner en marcha y apoyar todas aquellas iniciativas dirigidas a la defensa y el fortalecimiento de los servicios sociales públicos y de las políticas de redistribución de la riqueza, tomando como punto de referencia la necesidad de construir una ciudadanía activa, crítica y responsable, basada en una cultura de valores democráticos, que favorezcan un fortalecimiento de la sociedad civil y una mayor participación en la vida pública. Desde este ámbito, pensamos que es necesario para avanzar en la calidad de nuestra democracia, el impulsar acciones dirigidas a:

- Recuperar la dignidad de la ciudadanía y de nuestras instituciones democráticas.

- Exigir el cumplimiento de los programas electorales.

- Denunciar públicamente todas aquellas actuaciones de corrupción, clientelismo, beneficio personal y falta de transparencia en el ejercicio de la política institucional.

- Promover mecanismos que garanticen la participación ciudadana en la toma de decisiones, tales como, referéndum, iniciativas legislativas populares, consejos ciudadanos, etc.

- Reformar la ley electoral canaria.

- Exigir la responsabilidad patrimonial derivada de aquellas actuaciones de los representantes políticos, que sean ilegales y que supongan un gasto a las administraciones públicas.

- Propiciar una mayor democratización en el funcionamiento de los partidos políticos, así como la transparencia en su financiación.

- Eliminar los privilegios de la clase política: sueldos, comisiones y dietas desproporcionadas, pensiones vitalicias, etc.

En definitiva, hacemos un llamamiento público con el fin de buscar alternativas y soluciones de forma conjunta, dado el rotundo fracaso de la política actual y a participar activamente en todas aquellas iniciativas sociales y políticas que sirvan para avanzar en la construcción de una sociedad más justa, humana, igualitaria, sostenible y solidaria, una sociedad más democrática.

* Firman este texto: Miguel Rodríguez, Juan Manuel Brito, Luis Sánchez, y Eduardo Martín, Jessica Santana, María Nebot, Pablo Ródenas, Faustino García Márquez, Antonio González Viéitez, Sylvia Jaén, Noemi Parra, Fernando Sabaté, Koldobi Velasco, Laura Cobos, Roberto Rodríguez Guerra y 300 personas más.

Red ciudadana Democracia en movimiento*

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha