eldiario.es

Menú

El dibujo político electoral

- PUBLICIDAD -

Tratar de dibujar el panorama político electoral a principios de este mes de febrero se torna un tanto todavía complicado, y hay que coger muchos pinceles, muchos colores, y hasta dos o tres lienzos. Se habla y se escribe mucho hasta ahora de Coalición Canaria, PSOE, PP y Podemos, pero parece que se olvidan de Nueva Canarias, y los datos que tengo es que el partido que lidera Román Rodríguez va a dar un subidón en la representación parlamentaria en Teobaldo Power, y en muchos cabildos y municipios de las Islas.  No se le puede negar a Román sus firmes principios anclados en el nacionalismo de izquierda desde que fundó la Unión Nacionalista de Izquierda (UNI), y su larga travesía del desierto desde que dejó de ser presidente de Canarias, no sin antes romper primero con Mauricio, y más tarde con Paulino Rivero. No vamos a entrar en el historicismo de estas rupturas, pero a la larga y cuando ya divisa un oasis tras atravesar los jables y las dunas desérticas, creo que ha sido más coherente que los que fueron sus compañeros de viaje, Mauricio en ICAN y luego en CC, y Rivero en un plazo corto en el nacionalismo canario.

Ahora se apresta Román Rodríguez  a afrontar un nuevo ciclo electoral, y creo que en esta oportunidad su crecimiento puede ser bastante significativo, especialmente si al final Antonio Morales se presenta con Nueva Canarias como candidato a la presidencia del Cabildo Insular de Gran Canaria. El fuerte tirón del Alcalde de Agüimes puede ser determinante para que la representación de NC en la circunscripción de Gran Canaria sea cualitativa y cuantitativamente muy importante, sin olvidar que en otras islas incluida Tenerife las encuestas le auguran una mejora evidente. Pero se me antoja que la presencia de Antonio Morales como candidato al Cabildo Insular puede ser decisiva en esta conquista de votos en Gran Canaria.

La disyuntiva de Podemos y de Izquierda Unida es ahora mismo una nebulosa que puede se alargue hasta casi última hora en la entrega de las planchas a la Junta Electoral. Pero tengo la impresión que el entusiasmo natural de la gente por Podemos puede ser decisivo para obtener un buen resultado, aunque por el poco tiempo para desarrollar la organización especialmente en pueblos pequeños será un “hándicap” muy a tener en cuenta. Por los informes que me llegan, y especialmente por los ánimos de unos y otros, me da la impresión que no sólo estarán en listas electorales Podemos e Izquierda Unida, sino que por desgracia para la izquierda a la izquierda del PSOE la presencia de muchos chiringuitos con la Ley D’Hont y el retrógrado sistema electoral canario, la dispersión de votos y los restos proporcionales que perjudican a las minorías serán determinantes para que los resultados no sean los halagüeños que muchos partidarios de los pequeños chiringuitos esperan.

Hemos dejado para el final a los tres partidos de la casta canaria, como dicen los podemistas, a CC, PSOE y PP, porque ahora aparecen como los rivales a batir  para Podemos y Coalición Canaria, y dejo a un lado a Izquierda Unida porque Ramón Trujillo sigue anclado en el no hacer nada como su jefe nacional Cayo Lara, y cuando estamos ya en el mes de febrero esta actitud es poco menos que suicida, y en Gran Canaria el cambio de Germán Santana por Elvira Suárez no ha servido para una mejora, y por otro lado Lorenzo Garzón y Oto Quesada siguen siendo muy contestados por las bases. Si en Madrid todavía sigue el lío entre Tania Sánchez y Mauricio Valiente con la vieja guardia a cuenta de la creación de Ganemos Madrid, por aquí en Canarias las contradicciones son mucho más profundas y parece que el espíritu negativo de Segundo Martínez y María Puig todavía anida en la anquilosada organización de IUC. Con estas perspectivas me da la impresión que serán Nueva Canarias y Podemos los que más se van a beneficiar de las contradicciones de CC, con Clavijo buscando su auto por La Laguna, y con un PSOE que sigue con profundos problemas en La Gomera y La Palma, con una candidata a la presidencia, Patricia Hernández que no logra acarrear voluntades de sus díscolos cuadros dirigentes incluido Paco Hernández Spínola, que esta vez ni va a estar ni se le espera. Y del Partido Popular el tremendo error de José Manuel Soria de “decapitar” a José Miguel Bravo de Laguna como candidato al Cabildo Insular para poner en su lugar a una anodina Australia Navarro, y las candidaturas de las imputadas Maria del Mar Castellanos en Telde y Agueda Montelongo en Fuerteventura, le da un aire “gurteliano” a los conservadores canarios que no son nada buenos para los electores que piensan un poco. Y en el Partido Popular están pensando mucho los afiliados de base y votantes en general. Pero con todo esto que expongo el resumen es que ahora mismo en los inicios de febrero el dibujo político electoral es bastante complicado.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha