eldiario.es

Menú

Me gustan dos hombres

- PUBLICIDAD -

Me gusta esta pareja de conservadores que llevan una relación tan hippie, tan libre, tan independiente el uno del otro. Paulino que manda a Bruselas un documento para pedirle a los europeos que no permitan que se construyan segundas residencias, pero sin discriminar a los europeos, por supuesto. Y Soria que se entera por la prensa de esa petición de Paulino a Bruselas. La gente pensando cómo pagará este mes la hipoteca de la casa donde malvive, y el gobierno sospechando que el personal está buscando solares para construir una segunda residencia. Mientras Paulino rechaza la segunda residencia, Soria quiere construir residencias temporales de lujo para los que vengan de afuera. Dice que hay que cambiar las Directrices. Los ricos que vengan, y si no les gusta lo que ya está construido, pues cambiamos las leyes de protección para poder hacer hoteles de lujo, menos burocracia para los constructores, porque si no vamos a tener que discutir con "los del servicio jurídico y las puñetas" que diría ese lujo de ecologista que es nuestro consejero de lo que nos queda de Ambiente que es Domingo Berriel.

Me gusta el reparto de papeles que hacen. Paulino se dedica a calcular cuánta gente sobra y Soria a contar el dinero que falta. Se recaudarán 245 millones de euros menos en 2008, la crisis nos está jodiendo, el mercado es así de puñetero. Paulino que nos prometió en octubre pagarnos los cambios de tipos de interés de variables a fijos. Y en mayo nos cuenta que no puede ser, que la culpa vuelve a ser del mercado. Tendremos que seguir con los tipos de interés variables. Al fin y al cabo, esta pareja que nos gobierna, son dos tipos de interés variable. Soria era un tipo que no tenía interés en la Televisión Canaria ni en la Policía Autonómica. Incluso quería cerrar la cadena televisiva. Me acuerdo perfectamente porque cuando hizo esas declaraciones yo estaba dentro de la Tele y me daba miedo de que Soria ganara y cerrara la empresa y yo no pudiera salir de esa casa , aunque sólo fuera para ver a mi familia. Y ahora Soria manda en la caja fuerte, y el tipo ha cambiado de interés (no hablo del euríbor, sino de Soria) y aumenta el dinero para la empresa que quería cerrar, y dice que no hay perras para contratar a más personal en boberías como la sanidad, pero, fitetú, sí hay euros para crear una Policía Canaria. Paulino también es un tipo de interés variable. Por ejemplo en la campaña electoral se reunió con unos negros de Senegal. Les habló de integración social y esas cosas. El tipo le puso interés, pero como es de interés variable (como el euríbor y como Soria) pues ya no se interesa por los africanos y su gobierno sigue sin aprobar el Plan Canario de Inmigración.

Paulino y PP Manuel, Soria y Paulino. Me gustan estos dos hombres. No es una declaración gay, más bien es una confesión gastronómica: qué dos cabecitas para un caldo pescao. Sería un caldo exótico, intercultural. Un caldo pescao hecho con cabeza de chicharro y cabeza de salmón nórdico (no del Peñón de Rita sino de Noruega). Supongo que no hay que explicar qué cabeza pone Paulino y cuál PP Manuel.

Juan García Luján

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha