eldiario.es

Menú

La ''rancia'' guerra de Irak

- PUBLICIDAD -

Sin embargo, ya ven, está el PP tan abducido por su propensión a negar la realidad que el ínclito Gustavo de Arístegui, su portavoz en la Comisión de Exteriores del Congreso, calificó de ''ridículo'' manifestarse contra la guerra de Irak a la que considera, Dios mío, ''un asunto rancio''. No está mal para un experto considerar tal una situación que es, ahora mismo, la principal amenaza a la estabilidad mundial. Por ese camino, no sé qué pensará del cabreo iraní ante la versión hollywoodense de la batalla de las Termópilas. Cree Arístegui que la manifestación por la paz en Irak fue una reacción contra el éxito de la del PP contra el Gobierno. Oculta que hubo una convocatoria internacional con respuesta en varios países, entre ellos España. Pero si Rajoy ya es capaz de suscitar reacciones globalizadas a uno y otro lado del Atlántico, que sea enhorabuena. Mientras Arístegui califica lo de Irak como ''cosa del pasado'' sacada del ''cajón de los recuerdos'', Luis Moreno Ocampo, Fiscal General de la Corte Penal Internacional, no descarta ir en el futuro contra Bush y Blair por crímenes de guerra en Irak. Dejó fuera a Aznar, a pesar de cuanto se esforzó, el hombre, por salir en la foto. Pero los figurantes no cuentan en el reparto, a lo que se ve; aunque la presencia aznárica en las Azores sea el origen de la barbarie de Atocha. Me da que Arístegui fue de los que le aconsejó pegarse a las suelas de Bush, chupar rueda y hablar mexicano. A cuenta de esta noticia, Jaime Ignacio del Burgo, diputado navarro, opinó que Aznar se equivocó al acudir a Azores. Lo que provocó la reacción de Ángel Acebes para aclarar que el diputado no es del PP, sino de UPN. Del Burgo ha defendido con tanto énfasis la autoría etarra del 11-M que más de cuatro se habrán sorprendido al saber que no es pepero; aunque se lo tenga bien merecido. Esta vez le ha funcionado la neurona a Acebes, porque, al revelar la adscripción del diputado, exime al PP de responsabilidad en las veleidades anteriores de Del Burgo, del que, dicen, batalló por incluir en la Constitución (disposición adicional cuarta) la posibilidad de unir Navarra y Euskadi, si tal se decide en referéndum. Cosas que pasan, oye. En fin, vamos bien servidos con esta gente. Ahí tienen, por venir a lo nuestro, al macho Soria quejoso, cual vulgar nacionalero arrastrado, de que Madrid lo haya ''pisoteado'' al destituirlo de presidente del Polígono de Arinaga. Fue merced a una decisión judicial, pero ya saben que la verdad importa poco pues se trata sólo de que siga el baile.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha