eldiario.es

Menú

El Teatro Pérez Galdós celebra diez años de su reapertura con una gala lírica

El espectáculo tendrá lugar el viernes 28 de abril, a cargo la soprano alemana Michaela Keune y la Orquesta Filarmónica de Gran Canaria

- PUBLICIDAD -
Salon Saint Saens, en el Teatro Galdós de Las Palmas de Gran Canaria.

Salon Saint Saens, en el Teatro Galdós de Las Palmas de Gran Canaria. Jonás Oliva / Las Palmas de Gran Canaria

El Teatro Pérez Galdós, la referencia cultural de Las Palmas de Gran Canaria durante más de un siglo, celebra este Viernes Santo el décimo aniversario de su reapertura, tras los trabajos de rehabilitación a los que fue sometido entre los años 2004 y 2007.

Para conmemorar la efeméride, el Pérez Galdós ha programado una gala lírica que tendrá lugar el viernes 28 de abril, a cargo la soprano alemana Michaela Keune y la Orquesta Filarmónica de Gran Canaria, la misma que protagonizó su concierto de reapertura de 2007, esta vez bajo la dirección del alemán Sebastian Lang-Lessing.

"Hace diez años el Teatro Pérez Galdós se remodeló para adaptarse a los nuevos tiempos, mediante la aplicación de innovaciones técnicas punteras. Hoy en día buscamos adaptar el teatro a los nuevos públicos con una amplia y variada oferta cultural que responda a las inquietudes artísticas de la ciudadanía", asegura Tilman Kuttenkeuler, director de la fundación que gestiona el teatro, propiedad del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria.

La construcción del Teatro Pérez Galdós comenzó a gestarse a mediados del siglo XIX, pero no fue hasta 1890 cuando abrió sus puertas, tras un fallido intento por acabar las obras dos años antes para acoger un recital del tenor italiano Roberto Stagno.

El coliseo, diseñado por el arquitecto Francisco Jareño y Alarcón, se inauguró con el nombre de Teatro Tirso de Molina y con una producción de la ópera La Traviata, de Verdi, que llevó a la ruina de sus promotores, en el inicio de una serie de problemas económicos que, al cabo de los años, acabarían desembocando en que el edificio pasara a ser de propiedad municipal en 1913.

Antes, ya había tomado su nombre actual de Pérez Galdós. Lo hizo a raíz del gran éxito que cosechó el escritor en su ciudad natal con el estreno de Electra en 1901, lo que provocó que se propusiera dar su nombre al edificio como acto de homenaje.

Transcurridos cinco años como teatro municipal, el Pérez Galdós sufrió el 28 de junio de 1918 un incendio que destruyó su estructura de madera casi por completo y obligó a someterlo a una primera gran rehabilitación, dirigida entre 1925 y 1928 por el arquitecto Miguel Martín Fernández de la Torre, que contó con la ayuda de su hermano, el pintor Néstor, para decorar los salones interiores.

Reinaugurado el 28 de mayo de 1928 de nuevo con una ópera de Verdi, Aida, el teatro siguió en funcionamiento en las décadas posteriores y en 1994 fue reconocido como bien de interés cultural, con la categoría de monumento, por el Gobierno de Canarias.

El director de la fundación municipal que hoy lo gestiona recuerda que el Teatro Pérez Galdós se construyó originalmente por iniciativa popular, con dinero aportado por varias de las grandes fortunas de Las Palmas de Gran Canaria, pero también mediante donativos de numerosos vecinos de origen humilde.

"Por ello, queremos que la sociedad reconozca en el Pérez Galdós ese Teatro creado en 1890 por el pueblo", resalta Kuttenkeuler.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha