eldiario.es

Menú

Qué baños en Las Canteras y qué desayunos

HISTORIAS DEL DERBI

- PUBLICIDAD -

Recuerdo muchos derbis, muchos partidos, todos han tenido un sabor especial, todOs han sido bonitos, unos alegres y otros más tristes, dependiendo del resultado, pero si puedo decir que siempre todos son especiales y lo que más me gusta es ir a Gran Canaria y sin peloteo a pasar el fin de semana.

Si hablo de un partido, son muchos a mis treinta y tres años, me viene a la mente al gol de Quique Medina, empate a dos, me viene a la mente el repaso que nos dio Las Palmas en Copa con el gato de Arucas, me viene a la mente Alexis Suárez, me viene a la mente el Estadio Insular, me viene a la mente el bobito de Víctor Fernández, que nunca entendió lo que significa un partido de este nivel, me viene a la mente mi madre y mi padre, canarios de pura cepa que gozan con un día de estos, en una y otra isla, me viene a la mente el gol de Marioni, me vienen a la mente mis abuelos, blanquiazules hasta la médula que en paz descansen, en fin para no hacer de esto un peñazo por mi mente pasan muchas cosas y la más fresca, el famoso "nos han robado" del año pasado.

Hoy sólo pido que sea un partido bonito, entretenido y que nos haga disfrutar a todos y que gane, para mí, el Tenerife, para los pío pío, Las Palmas, OK, una vez finalizado el encuentro, de nuevo, todos amigos y hermanos. Háganme el favor de ser felices.

Me pongo a pensar y recuerdo grandes mañanas en Las Canteras, baño y desayuno, qué lujo, recuerdo cenas largas y largas, en Casa Carmelo, qué buenas puntillas y de ahí a quemar la capital, siempre con moderación y recuerdo muchas cosas que se quedan conmigo y otras personas que si no, nos matan. Jejeje.

Dentro de las cosas que se puedan relatar, una vez, con el empate de Martín Posse, desde muy lejos, acabamos cenando en un japonés con mi amigo Sanjay, es de las Palmas y de ahí acabamos en el SOHO, previo paso por la Johnny, finalizamos hermanados con unos chicos y chicas canarios que nos regalaron sus camisas y bufandas que tenían esa noche y que hoy son parte del decorado de Radio Marca, a cambio de las nuestras, eran las del Tete.

Tengo una camisa, original de la Unión Deportiva Las Palmas, del año 1968, de Martín Marrero, me la regaló el mister en la previa del partido que dirigió en el Insular al Tete. Imaginen lo que daría mi suegro, que es de Moya o cualquier canario, por esa camisa. Estos recuerdos son siempre agradables y bonitos, siendo chicharrero, queriendo que siempre el Tenerife gane a Las Palmas y que la UD gane el resto de partidos.

(*) Iván Bonales es director de Radio Marca Tenerife

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha