eldiario.es

Menú

La COAG alerta de posibles plagas a raíz de la línea marítima con Tarfaya

ANTE LA INEXISTENCIA DE UN PUESTO DE CONTROL FITOSANITARIO

- PUBLICIDAD -

La COAG Canarias mostró este viernes su preocupación por las graves consecuencias previsibles que traerá el funcionamiento de la nueva línea marítima que unirá Puerto del Rosario, en Fuerteventura, con el puerto marroquí de Tarfaya, dado que estas instalaciones no cuentan con un PIF (Puesto de Inspección Fronteriza). Esta carencia supone una nueva oportunidad para aquellos que, incumpliendo la normativa existente para el control fitosanitario en el Archipiélago, introduzcan en Canarias nuevas plagas y enfermedades para los cultivos.

La COAG Canarias se ha dirigido por carta a la ministra de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación, -Elena Espinosa- y al secretario de Agricultura del MAPA ?Josep Puxeu-, por un lado, y a la Consejería del ramo del Gobierno de Canarias, por otro, en las que se insta a ambas instituciones a que provean de medios ?el Gobierno estatal, haciendo valer sus competencias en la frontera, y el regional, en el interior del territorio- para garantizar el control fitosanitario de los productos que lleguen a Puerto del Rosario.

En la carta remitida a la consejera, Pilar Merino, puede leerse que "teniendo en cuenta las competencias asignadas al gobierno de Canarias deseamos solicitarle que refuerce los sistemas de inspección y control propios, y asigne personal y recursos suficientes para el desarrollo de esta labor de control fitosanitario. Igualmente ?continúa la carta-, deseamos pedirle que inste al Gobierno central que haga lo propio, y dote de medios humanos y materiales al mecanismo de control en el puerto de Fuerteventura".

Así mismo, la Coordinadora recuerda que la entrada de material vegetal de fuera de Canarias, sin un control eficaz en fronteras e incumpliendo de forma impune lo recogido en la Orden de 12 de marzo de 1987, que regula el control fitosanitario en la importación de vegetales y productos vegetales, ha motivado en los últimos la propagación de más de 70 nuevas plagas (caso del virus de la cuchara o la polilla guatemalteca) con efectos devastadores para el campo canario y cuantiosas pérdidas para sus agricultores.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha