eldiario.es

Menú

El Congreso aprueba la ley que regula el 'desahucio express'

MADRID

El Pleno del Congreso de los Diputados aprobó este jueves definitivamente la ley de medidas de fomento y agilización procesal del alquiler y la eficiencia energética de los edificios, que plantea el desahucio en un plazo "no superior a 15 días y sin ulteriores trámites", en el caso de que los inquilinos no cumplan con el plazo pactado para el desalojo voluntario tras la sentencia judicial pertinente.

- PUBLICIDAD -

MADRID, 29 (EUROPA PRESS)

Plano general de una vivienda

Plano general de una vivienda

El Pleno del Congreso de los Diputados aprobó este jueves definitivamente la ley de medidas de fomento y agilización procesal del alquiler y la eficiencia energética de los edificios, que plantea el desahucio en un plazo "no superior a 15 días y sin ulteriores trámites", en el caso de que los inquilinos no cumplan con el plazo pactado para el desalojo voluntario tras la sentencia judicial pertinente.

No obstante, no se establece ningún plazo máximo para el desalojo voluntario, que puede prolongarse incluso a un año, desde un plazo mínimo de 15 días. Además, si con anterioridad de la fecha fijada para el lanzamiento se entrega la cantidad debida al demandante, se dictará auto declarando ejecutada la sentencia, a no ser que el demandante decida lo contrario.

Este texto refundido integra el proyecto de ley de fomento del alquiler de viviendas aprobada por el Gobierno a finales de 2008 y la proposición de ley de CiU de modificación de la Ley Orgánica de Enjuiciamiento Civil.

Así, modifica la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU) extendiendo los supuestos en los que no procede la prórroga obligatoria del contrato de alquiler, siempre que no hayan transcurrido más de cinco años desde la firma. Además de los casos en los que el arrendador necesite la vivienda para los padres e hijos, también se contempla a los ex cónyuges como "familiares directos".

Si antes de tres meses no se produjera esta ocupación, el arrendador estará obligado a reponer al arrendatario el uso de la vivienda, e indemnizarle por los gastos del desalojo. Al tiempo, en garantía de la seguridad jurídica, se prevé que tal circunstancia deberá hacerse constar expresamente en el contrato de arrendamiento inicial.

PP: "NO SIRVE PARA NADA"

El portavoz 'popular' de Vivienda, Pablo Matos, calificó de ridícula la reforma impulsada por el Gobierno, y aseguró que su contenido "no es lo que lleva pidiendo el PP desde hace cuatro años". En este sentido, aunque admitió que se mejora el proceso de desahucio, pero no tendrá ninguna eficacia ante el colapso que vive la Justicia en España. "Para proyectos que no van a servir para nada, jamás vamos a darle nuestro apoyo", remachó.

El diputado de ICV, Joan Herrara, señaló que "hoy es un día triste" porque la ley supone un "atentado a la sensibilidad social", precisamente en el "peor de los momentos". A su juicio, las garantías para los arrendatarios se deben prestar a través de más fondos públicos y no mediante una reforma judicial. "Esta medida puede dejar en la calle a mucha gente y sin colchón social", advirtió.

El representante el PNV, Emilio Olabarria, lamentó las "lúgubres reflexiones del diputado ecosocialista" y defendió que la nueva ley contribuye a eliminar los problemas que "inhiben" a los propietarios a poner en alquiler sus inmuebles, al tiempo que se vincula a la lucha contra el cambio climático y el impulso a las energías renovables.

"EL OBJETIVO ERA DAR MÁS AGILIDAD AL DESAHUCIO"

El diputado de CiU Jordi Jané insistió en reivindicar la autoría de la iniciativa, a la que posteriormente se ha sumado el Gobierno. A su juicio, es una necesidad de los propietarios agilizar los desahucios en casos de falta de pago, lo que contribuirá a impulsar los alquileres. "En nada es negativa esta nueva iniciativa", reclamó.

Por último, la portavoz de Vivienda del PSOE, Ana Mª Fuentes, destacó que es una "reforma necesaria y coherente" que fomentará el alquiler, mejorará su calidad y reducirá los precios, y permitirá "proteger" a los arrendadores "de abusos y demoras" salvaguardando los derechos de los inquilinos de buena fe". "Estoy satisfecha porque hemos hecho nuestro trabajo y lo hemos hecho bien", aseguró Fuentes, quien incidió en que el objetivo de la ley "era dar más agilidad al desahucio".

POSIBILIDAD DE PACTO ENTRE ARRENDADOR Y ARRENDATARIO

La norma admite que todas las acciones relativas al desalojo de los inquilinos, tanto de desahucio como de reclamación de rentas, se tramiten en juicio verbal, un procedimiento más rápido y sencillo, que permitirá al Tribunal dictar sentencia en cinco días en los casos de desahucio de la finca urbana.

El proyecto prevé además la posibilidad de que las partes puedan llegar a un pacto durante el proceso, de modo que el propietario puede asumir el compromiso de condonar al inquilino total o parcialmente la deuda, a cambio del desalojo voluntario del inmueble.

De la misma forma, se reduce de dos meses a un mes el plazo que debe transcurrir entre el momento en que el arrendador interpone un requerimiento al inquilino por el impago de rentas y la presentación de la demanda.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha