eldiario.es

Menú

González-Páramo: "El BCE no es prestamista en última instancia de los gobiernos"

MADRID

El miembro español del consejo ejecutivo del BCE, José Manuel González-Parámo, ha asegurado que los problemas de deuda de España e Italia "son suyos", y ha recalcado que la función del BCE "no es ser prestamista en última instancia de los gobiernos".

- PUBLICIDAD -

MADRID, 18 (EUROPA PRESS)

González-Páramo, Del BCE

González-Páramo, Del BCE

El miembro español del consejo ejecutivo del BCE, José Manuel González-Parámo, ha asegurado que los problemas de deuda de España e Italia "son suyos", y ha recalcado que la función del BCE "no es ser prestamista en última instancia de los gobiernos".

En el marco de una jornada organizada por el IESE, Gónzález Páramo ha contestado así a las voces, entre ellas las del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que demandan un actuación decidida por parte del BCE para rebajar las tensiones en los mercados.

González-Páramo ha subrayado que "la crisis de deuda es responsabilidad de los gobiernos a nivel individual y en su conjunto", al no haber actuado con rapidez para atajarla. "El BCE puede actuar hasta el límite de sus funciones y es lo que está haciendo", ha añadido, para apostillar que comprar deuda de los países "no es la solución mágica".

Por el contrario, ha considerado necesaria una actuación "rápida y coordinada" de la UE y ha recordado que ya se ha ideado un fondo de rescate que debe ponerse en marcha cuanto antes, mientras el BCE cumple con sus objetivos, entre los que sí está la compra de bonos del sistema financiero con una "liquidez ilimitada".

ACTUACIÓN RÁPIDA CONTRA EL "TRIÁNGULO DIABÓLICO"

En su opinión, Europa vive en estos momentos "un triángulo diabólico" de bajo crecimiento, descontrol de las financias públicas y problemas en el sistema bancario, que es necesario romper desde la actuación conjunta. Además, advirtió de la necesidad de no crear un euro de dos velocidades: "El euro es uno o no es", ha subrayado.

En este sentido, ha apuntado que "es hora de pedir a los líderes europeos decisiones urgentes", y ha señalado a renglón seguido que en el caso de España es preciso atajar tres problemas fundamentales: las finanzas públicas, la reestructuración bancaria y, sobre todo, las altas tasas de paro.

En este punto, ha criticado la reforma laboral emprendida por el Gobierno socialista, con la que ha dicho que "se ha hecho trampas en el solitario". Según ha señalado, se ha seguido la "táctica del salami", esto es, "recortar cada día un poquito para que no se note", cuando lo que requiere el mercado laboral español es "flexibilidad de verdad". En este sentido, ha defendido, entre otros cambios, la descentralización de la negociación colectiva.

CONTRATO CON EL BCE HASTA MAYO

En cuanto al proceso de recapitalización bancaria, González-Páramo, ha considerado que no debería perjudicar excesivamente la concesión de créditos, puesto que el negocio de las entidades financieras es prestar. "Los médicos curan, los bancos prestan", ha ejemplificado, para rematar: "Es probable que el grueso de la recapitalización bancaria no proceda de cerrar el grifo del crédito, sino de los fondos propios de los bancos".

Asimismo, preguntado por la posibilidad de una nueva bajada de tipos, González-Páramo ha defendido que "los riesgos están equilibrados tras la bajada de noviembre".

Por último, inquirido por su posible nombramiento como ministro de Economía en un eventual Gobierno del PP, González-Páramo ha dicho: "Solo soy un economista comprometido y con contrato hasta el 31 de mayo de 2012".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha