eldiario.es

Menú

El petróleo incendia el Parlamento

El PP acusa a PSC y CC de "financiar" a grupos  "fascistas e intolerantes" para fomentar el "terrorismo social".

Rivero asegura que "Canarias se siente abandonada" por Felipe VI mientras el Gobierno del PP "patrocina" los intereses de Repsol

Ignacio González se posiciona en contra del presidente durante el debate y vía Twitter

Román Rodríguez pide "una consulta si el Gobierno de Canarias se empeña en poner el gas en Gran Canaria"

- PUBLICIDAD -
 El presidente del Gobierno de Canarias, Paulino Rivero, responde a una de las preguntas de la portavoz del Grupo Popular, María Australia Navarro, durante la sesión plenaria del Parlamento regional. EFE/Cristóbal García

El presidente del Gobierno de Canarias, Paulino Rivero, responde a una de las preguntas de la portavoz del Grupo Popular, María Australia Navarro, durante la sesión plenaria del Parlamento regional. EFE/Cristóbal García

La cuarta comunicación que el Gobierno de Canarias ha remitido al Parlamento en contra de las prospecciones de Repsol ha elevado la temperatura de los anteriores debates hasta el punto de crear un auténtico incendio dialéctico entre el Ejecutivo y el principal partido de la oposición, que ha acusado a los socios del Pacto de "financiar" a "asesores y mercenarios" que fomentan "el terrorismo social". 

"Soy testigo y víctima de cómo en un pleno del Cabildo de Lanzarote un grupo de asesores pagados por CC y el PSOE practicaron el terrorismo social e insultaron y amenazaron a los consejeros del PP", ha afirmado Astrid Pérez.

Pero no fue la diputada por Lanzarote, que fue la designada para intervenir en este cuarto debate sobre las prospecciones, la única que criticó la actuación del Ejecutivo, pues en la propia bancada nacionalista se alzó una voz discrepante a través de las redes sociales: Ignacio González.

A través de su cuenta de Twitter, el presidente del Centro Canario Nacionalista (CCN) y diputado del Grupo Nacionalista aseguraba durante la intervención del presidente Paulino Rivero que este "arremete agresivamente en el Parlamento contra el Gobierno central por la prospecciones. Se equivoca".

Además, González en esa misma cuenta insistía en que "oponerse a las prospecciones cuando la mitad de la población pasa hambre es no querer saber si somos ricos".

"Petróleo y gas natural son compatibles con el turismo en Noruega, Inglaterra e Irlanda, y lo serán en Canarias", insistía González, usando un argumento similar al que la diputada del PP hizo en la tribuna de oradores.

Sin embargo, la agresividad de Pérez se centró en sus acusaciones de que "este Gobierno paga y financia conductas antidemocráticas y fascistas en nuestra tierra". 

Pérez se refería al pleno celebrado el pasado 20 de noviembre para condenar el ataque de la Armada al buque Artic Sunrise de Greenpeace y en el que ha asegurado que "un mercenario se refirió a mí con palabras sexuales que no voy a repetir".

La diputada no quiso retirar las "injurias" que, en opinión del presidente del Grupo Nacionalista, José Miguel Ruano, había proferido sino que se ratificó e insistió en las mismas.

"Tengo miedo de las actitudes fascistas e intolerantes que fomentan y financian", insistió Pérez después de asegurar que "los cabildos de Fuerteventura y Lanzarote se han gastado dos millones de euros, que han robado a los canarios, en campañas antipetróleo que han servido para beneficiar a empresas vinculadas a CC".

"Nos amenazarán, pero no nos callarán" 

"Quien intenta robar a los canarios es Repsol con el patrocinio del Gobierno del PP", replicó Rivero a la diputada conservadora.

"Nos insultarán, nos amenazarán, nos maltratarán, pero al PP no nos van a callar e incitar a la rebelión, como usted hace, además de un delito le inhabilita como presidente", espetó Pérez a Rivero.

Por su parte, el presidente acusó al PP de "enfangar el debate" y aseguró que "tengo la conciencia tranquila" porque "este no es un problema del presidente de Canarias con el Gobierno de España, es un problema de la sociedad canaria".

"Si el PP sigue desoyendo a esta tierra, qué duda cabe que se va a generar un problema. No alerto de convulsiones, y el que debiera de estar preocupado por lo que ocurra es el Gobierno del PP", afirmó Rivero.

Para el presidente, "el cabreo generalizado va a aumentar" cuando desveló que ni CaixaBank ni Repsol consideran "estratégicas" las prospecciones en Canarias, "sino una imposición del regulador", como le confirmó Antonio Brufau en la coronación de Felipe VI.

"Cuando me acusan de incendiar, aviso de que no vamos a tolerar arbitrariedades con respecto a Málaga y Baleares", afirmó.

"Ante una falta de lealtad y respeto del Gobierno de España ante las instituciones canarias, los canarios no podemos estar de brazos cruzados y pondremos un sistema de vigilancia y control de todo lo que está sucediendo en la zona de prospecciones", anunció Rivero.

Y ante los ataques del PP Rivero insistió en que "la batalla jurídica la continuaremos en todos los frentes, la batalla política la intensificaremos para que las altas instancias del Estado no miren para otro lado".

"Canarias se siente abandonada por quien representa las más altas instancias del Estado", enfatizó en referencia al Rey Felipe VI.

Sí al petróleo, si es canario 

Pero hubo una advertencia más: "que el Gobierno de España no crea que si no para este disparate y al final hay petróleo, esto se va a acabar, porque la siguiente batalla será conseguir que el crudo sea de Canarias, porque será un recurso natural nuestro".

"No aceptará la sociedad canaria más expolios, y deberá decidir que hace con ese petróleo si es encontrado", insistió.

Rivero contó con el apoyo del resto de los portavoces del arco parlamentario, que reprocharon la actitud del Grupo Popular de haber intentado fomentar la "provocación" para evitar el debate de fondo sobre el petróleo.

"Se van a enrocar en ese discurso victimista", dijo el socialista Manuel Fajardo, "pues nunca ampararemos ninguna actividad que quiera cercenar la libertad de los ciudadanos, pero tampoco nos callaremos cuando el Gobierno de Madrid intente imponer los intereses de Repsol por encima del de los canarios".

Tanto Fajardo como Ruano centraron sus intervenciones en la "violencia" de la intervención de la Armada contra el buque de Greenpeace y agradecieron a "todos los movimientos pacifistas y medioambientalistas su apoyo".

"¿Cuánto le ha costado al Estado proteger a un barco de Repsol, con bandera de Islas Marshall, de unos pacifistas de Greenpeace?", se preguntó el socialista en un intento de cortocircuitar el discurso del PP sobre el dispendio del erario público en campañas antipetróleo.

Consulta sobre el gas 

Por su parte, Román Rodríguez resaltó que "este es un problema eminentemente político" que el PP ha querido desviar al terreno judicial evitando la consulta ciudadana.

"Es intolerable que el Gobierno de España no haya ni siquiera respondido a la petición de este Parlamento de realizar una consulta y haya ido directamente a los tribunales", afirmó.

Para el portavoz de Nueva Canarias (NC) en el Grupo Mixto, "la democracia canaria tiene que incorporar las consultas para recuperar la confianza de la ciudadanía"

"Vamos a exigir una consulta si el Gobierno de Canarias se empeña en poner el gas en Gran Canaria, porque la mayoría social está en contra", concluyó.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha