eldiario.es

Menú

Blair amenaza con pasar a una ''nueva fase'' si Irán no libera a los militares

TEHERÁN RECORTA HASTA EL 20% SUS RESERVAS EN DÓLARES

- PUBLICIDAD -

El primer ministro del Reino Unido, Tony Blair, endureció este martes el tono ante Irán y amenazó con pasar a una "nueva fase" si fracasa la vía diplomática para liberar a los quince militares británicos retenidos por Teherán desde el pasado 23 de marzo.

"Nuestra principal preocupación es su bienestar (la de los militares) y que se les deje en libertad tan pronto como sea posible", afirmó Blair en declaraciones hechas a la cadena GMTV. "Lo que estamos intentando, de momento, es abordar esto por los canales diplomáticos y hacer que el Gobierno iraní entienda que esta gente debe ser liberada y que no hay justificación alguna para retenerlos", insistió el primer ministro.

"Espero -prosiguió- que (Irán) se dé cuenta de que tiene que ponerlos en libertad. Si no, entonces pasaremos a una nueva fase". Preguntado sobre el significado de esa "nueva fase", el jefe de Gobierno laborista respondió: "Bueno, habrá que verlo (...)".

Poco después, el portavoz oficial del primer ministro aclaró que Blair se refería a una "manera diferente" de abordar el conflicto y a una actitud "más explícita" por parte del Ejecutivo de Londres.

"Desafortunada y difícil"

Desde Ankara, la ministra británica de Asuntos Exteriores, Margaret Beckett, calificó de "desafortunada y difícil" la situación entre Londres y Teherán, y presionó para que diplomáticos del Reino Unido puedan tener "acceso consular" a los cautivos.

Asimismo, Beckett manifestó su deseo de que la crisis se resuelva "de forma rápida y pacífica", pues "está en interés de todos". Los quince militares, ocho marinos y siete infantes de Marina, fueron capturados el 23 de marzo por la fuerza naval iraní mientras patrullaban aparentemente en aguas iraquíes del Golfo Pérsico, aunque Teherán acusa a los uniformados de invadir su territorio.

Sin embargo, Blair subrayó este martes que los quince efectivos de la Royal Navy (Armada británica) navegaban por "aguas iraquíes bajo mandato de la ONU, patrullando de forma correcta y de acuerdo con ese mandato". Además, el Gobierno británico reveló que podría divulgar pruebas con el fin de demostrar que los militares, integrantes de la fragata HMS Cornwall y entre los que figura una mujer, no se adentraron en aguas iraníes.

El primer ministro también fue preguntado si el apresamiento de los británicos se había producido en respuesta a la detención en Irak, a comienzos de año, de cinco "guardianes de la revolución de Irán" por parte de tropas de EEUU, que aún retiene a esos iraníes. El mandatario laborista contestó que "las dos situaciones son completamente distintas".

"Cualquier fuerza iraní que entra en Irak -argumentó Blair- está violando el mandato de la ONU y socavando el Gobierno democráticamente elegido de Irak, así que no tenían ningún motivo para estar allí".

"Un momento muy angustioso"

Mientras sigue el tira y afloja diplomático, la familia de la única mujer entre los cautivos, Faye Turney, de 26 años y madre de una niña de tres, dijo este martes de que está soportando "un momento muy angustioso" y pidió a la prensa que respete su intimidad.

El régimen de los ayatolás aseguró al Gobierno de Londres que los quince militares se encuentran "bien", según informó este lunes el Ministerio de Asuntos Exteriores del Reino Unido. El viceministro iraní de Exteriores, Mehdi Mostafavi, por su parte, precisó el lunes que los detenidos están siendo interrogados y "deberán responder" por violar las aguas territoriales de su país.

El contencioso coincide con un momento de gran tensión entre Irán y la comunidad internacional, especialmente EEUU y el Reino Unido, por el polémico programa nuclear iraní. Londres y Teherán ya tuvieron un encontronazo similar en el 2004, cuando el régimen de los ayatolás detuvo durante tres días a ocho militares británicos acusados de penetrar ilegalmente en aguas jurisdiccionales de Irán en el Golfo Pérsico

Las sanciones "no suponen una gran amenaza"

El gobernador del banco central iraní, Ebrahim Sheibani, declaró hoy que su país ha decidido reducir hasta el 20 por ciento sus reservas de divisas en dólares estadounidenses en "respuesta a la hostilidad" de Estados Unidos contra Irán.

Sheibani, citado por las agencias iraníes, indicó que la economía del país puede soportar las sanciones aprobadas el pasado sábado por el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas y recalcó que dispone de suficientes reservas de divisas para hacer frente a cualquier contingencia.

"En dólares ahora tenemos un nivel mínimo en torno al 20 por ciento porque necesitamos mantener eso", dijo el gobernador que asiste a una conferencia financiera islámica en Malasia.

Sheibani calificó de "simbólicas" las nuevas sanciones de la ONU y dijo que "no suponen una gran amenaza" para la economía petrolera iraní.

"No creo que tengan o puedan tener ningún efecto adverso en la economía iraní porque las nuevas sanciones están limitadas a algunas áreas, que no están muy relacionadas con nuestra economía", aseveró.

Aunque no facilitó datos sobre la cantidad de reservas de divisas de que dispone Irán, dijo que se encuentran en un nivel máximo y que permiten afrontar perfectamente operaciones de deuda.

En los últimos tiempos Irán ha ido reduciendo progresivamente la proporción de dólares en sus reservas de divisas convirtiéndolas en otras monedas extranjeras como euros.

"En el futuro, por supuesto, dependerá. Nosotros estamos diversificando nuestras reservas en diferentes monedas", explicó el gobernador en referencia a las reservas a largo plazo en la moneda estadounidense.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha