eldiario.es

Menú

Mikati dice que podría dimitir si el Gobierno no aprueba el pago al TEL

BEIRUT

El primer ministro de Líbano, Najib Mikati, ha afirmado este jueves que podría dimitir si su Gobierno no aprueba el pago del 49 por ciento de los fondos del Tribunal Especial para Líbano --respaldado por la ONU y cuya misión es enjuiciar a los responsables del atentado de 14 de febrero de 2005 que causó la muerte al entonces primer ministro Rafik Hariri--, tal y como figura en el acuerdo de formación del tribunal.

- PUBLICIDAD -

BEIRUT, 25 (EUROPA PRESS)

El primer ministro de Líbano, Najib Mikati, ha afirmado este jueves que podría dimitir si su Gobierno no aprueba el pago del 49 por ciento de los fondos del Tribunal Especial para Líbano --respaldado por la ONU y cuya misión es enjuiciar a los responsables del atentado de 14 de febrero de 2005 que causó la muerte al entonces primer ministro Rafik Hariri--, tal y como figura en el acuerdo de formación del tribunal.

"Tomaré una decisión (adecuada) en caso de que el Gobierno fracaso en la financiación del TEL, pero espero que no llegue al nivel de tener que presentar mi renuncia", ha dicho Mikati en una entrevista concedida al canal de televisión libanés LBC.

"El presidente del TEL, David Baragwanath, me ha dicho que deberíamos pagar la parte correspondiente en diciembre como tarde", ha señalado Mikati. "Líbano está comprometido con las resoluciones internacionales y yo mismo me he comprometido a garantizar la financiación de manera constitucional, por lo que he informado a las partes involucradas, incluyendo el presidente del Parlamento, Nabih Berri", ha agregado.

"¿Es concebible que un primer ministro se desentienda de cualquier proceso destinado a hacer justicia y desvelar la verdad sobre el asesinato de un ex 'premier'? Por supuesto que no. Solicité ayer a todos los ministros que asuman sus responsabilidades", ha especificado.

Asimismo, Mikati ha enumerado los posibles beneficios de cumplir con el pago de los fondos del TEL, entre los que ha destacado "cumplir con sus obligaciones y preservar su imagen ante la comunidad internacional, así como su zona económica (marítima) exclusiva".

"Estaríamos abriendo las puertas a la cooperación con los países occidentales y estaríamos comprometiéndonos con la justicia, que es lo más importante. Tendríamos estabilidad y protegeríamos a la Resistencia, porque la Resistencia será fuerte si Líbano es fuerte y viceversa", ha apuntado.

Beirut tiene que pagar los 32 millones de dólares (23 millones de euros) correspondientes a la financiación del TEL para 2011. El fiscal del tribunal acusó a cuatro miembros del partido-milicia chií libanés Hezbolá de participar en el atentado, algo que el grupo ha desmentido. Tras hacerse públicas las acusaciones, solicitó al Gobierno que cortara sus vínculos con el tribunal. Hezbolá ha afirmado en múltiples ocasiones que el TEL está politizado y que persigue los intereses de Israel en la zona.

POSTURA DE HEZBOLÁ

Sobre la postura del partido milicia chií libanés Hezbolá sobre el TEL, Mikati ha puntualizado que no espera su apoyo en la financiación del mismo. "Sin embargo, espero que los ministros muestren el patriotismo necesario", ha agregado.

"No aceptaré durante mi mandato que Líbano sea un Estado paria en la comunidad internacional o que no cumpla con sus obligaciones. Cuando el problema es financiar o no financiar, en ese punto Líbano debe ser protegido, y ya he avisado a los ministros y bloques políticos que han de enfrentarse al asunto de manera seria", ha subrayado Mikati.

"Dejemos que consideren la financiación como una política aseguradora para proteger Líbano de los vientos que se aproximan", ha manifestado, según recoge el diario libanés 'An Nahar'.

PROTESTAS DEL MUSTAQBAL

Preguntado acerca de la manifestación que tendrá lugar el domingo y que recorrerá la ciudad de Trípoli (norte), convocada por el Movimiento Mustaqbal bajo el lema 'El día de la Independencia', ha señalado que "todo el mundo es bienvenido a Trípoli, un lugar para todos que tolera a todo el mundo".

En este sentido, el 'premier' ha dicho que sus rivales políticos tienen derecho a organizar una manifestación en Trípoli, pero ha advertido de que el evento podría tener objetivos "malintencionados" y ha destacado que la "filosofía" del Movimiento Mustaqbal está basada en el rechazo al otro.

"Respeto todas las opiniones, pero mi posición es clara y nadie puede cuestionar mi patriotismo. No estoy traicionando a mi país o mi secta, y la secta suní es uno de los pilares de Líbano y la única garantía de este país", ha añadido.

"Mi conciencia está clara y lo que está haciendo vela por los intereses de Líbano y estoy convencido de ello. Sólo renunciaré si los intereses del país lo requieren", ha apostillado Mikati.

(EUROPA PRESS INTERNACIONAL)

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha