eldiario.es

Menú

Un hermano de Guangcheng denuncia que China ha destruido pruebas de abusos

PEKÍN

Chen Guangfu, hermano mayor del disidente chino ciego Chen Guangcheng, ha denunciado este viernes que las autoridades de la provincia de Shandong, en el este de China, han destruido pruebas que demostrarían los abusos que se han cometido en su localidad natal.

- PUBLICIDAD -

PEKÍN, 8 (Reuters/EP)

Chen Guangfu, hermano mayor del disidente chino ciego Chen Guangcheng, ha denunciado este viernes que las autoridades de la provincia de Shandong, en el este de China, han destruido pruebas que demostrarían los abusos que se han cometido en su localidad natal.

Chen Guangfu ha declarado por teléfono a la agencia Reuters que el sábado pasado las autoridades de Shandong destruyeron las "casas negras", que ha descrito como un símbolo de "la barbarie y la tiranía" porque allí han sido golpeados un gran número de simpatizantes de su hermano.

Chen Guangcheng estaba bajo arresto domiciliario en la localidad de Dongshigu pero el pasado abril logró escapar y se refugió en la Embajada de Estados Unidos, desencadenando una crisis diplomática entre Pekín y Washington. Después el Gobierno chino le permitió ir a Estados Unidos para estudiar.

"No ha quedado ni una sola prueba porque han destruido todo", ha afirmado Chen Guangfu. "Los dos puestos de guardia que se construyeron expresamente a la entrada del pueblo para que Guangcheng estuviese bajo arresto domiciliario", ha precisado.

El hermano del activista opositor ha señalado que "en los últimos dos años, innumerables internautas" que han apoyado a Chen Guangcheng "han sufrido violentas palizas en esas casas".

Ahora la gente puede entrar y salir libremente de la localidad, según Chen Guangfu, que ha recordado que, durante años, a su familia le estaba prohibido salir. Las autoridades convirtieron el domicilio de Chen Guangcheng en una fortaleza con muros, cámaras y guardias.

ABUSOS

El disidente ha pedido repetidamente al Gobierno central que investigue los abusos cometidos contra él y su familia. Chen Guangcheng pasó cuatro años en prisión tras ser acusado en falso, según sus partidarios, y en 2010 fue liberado y puesto bajo arresto domiciliario.

En 2005 había acusado a las autoridades de Shandong de obligar a varias mujeres a abortar al final del periodo de gestación y a esterilizarse para cumplir las estrictas normas de planificación familiar chinas.

Chen Guangfu huyó de su pueblo para encontrar un abogado que ayudase a su hijo, acusado de "homicidio intencionado" por utilizar cuchillos para ahuyentar a unos representantes de las autoridades que entraron en su casa tras la fuga de Chen Guangcheng. El hermano mayor de éste asegura haber sufrido torturas y represalias.

Chen Guangfu ha dicho a Reuters que las autoridades locales le han recomendado que mantenga "un perfil bajo" y le han dejado claro que no puede conceder entrevistas, contactar con abogados ni reunirse con internautas activistas.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha