eldiario.es

Menú

Ninguno de los dos principales partidos australianos logra la mayoría

MADRID

El Partido Laborista de la primera ministra australiana Julia Gillard y la coalición conservadora liderada por Tony Abbott están virtualmente empatados tras las elecciones legislativas celebradas este sábado.

- PUBLICIDAD -

SÍDNEY, 21 (EUROPA PRESS)

La primera ministra de Australia, Julia Gillard

La primera ministra de Australia, Julia Gillard

El Partido Laborista de la primera ministra australiana Julia Gillard y la coalición conservadora liderada por Tony Abbott están virtualmente empatados tras las elecciones legislativas celebradas este sábado.

Una vez escrutado el 77,84 por ciento de los votos, los laboristas obtendrían 71 escaños, frente a los 72 que suman los seguidores de Abbott. En total, el Parlamento australiano cuenta con 150 asientos.

En votos, los laboristas serían los vencedores, ya que obtuvieron el 50,69 por ciento de los votos, pero la distribución de escaños beneficia al Partido Liberal de Abbott y a sus aliados, que lograron el 49,31 por ciento de los votos. Así, los independientes, que lograrían tres diputados, y Los Verdes otro más, con lo que obligan a los dos grandes partidos a negociar.

"La coalición está de vuelta (...) estamos listos para gobernar", afirmó Abbott, quien prometió "un gobierno estable, predecible y competente". Así, dijo que las elecciones han sido "un referéndum sobre el asesinato político de un primer ministro", en referencia a Gillard.

Sin embargo, advirtió a sus enaltecidos seguidores que "no debe haber un triunfalismo prematuro". El líder pudo escuchar gritos de "Tony, tú eres el rey".

Por su parte, Gillard manifestó su voluntad de seguir al frente del Gobierno, de "un Gobierno fuerte y estable". "Seguiré luchando. Seguiremos luchando para formar un gobierno en este país", apostilló.

"Para vosotros, quienes han mantenido la fe, aún hay días de ansiedad por delante. La lucha por nuestro plan positivo aún no ha terminado", agregó. La líder laborista también recordó la frase del ex presidente estadounidense Bill Clinton. "Amigos, Bill Clinton una vez dijo que el pueblo ha hablado, pero se tardará un poco en saber exactamente lo que ha dicho", dijo.

Gillard comenzó asimismo el cortejo a los independientes. "Lo que sabemos de los resultados es que habrá varios independientes en la Cámara de Representantes que jugarán un papel cuando se forme el próximo gobierno de Australia", apostilló.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha