eldiario.es

Menú

Abogado del acusado de golpear a novia en la cabeza con sartén en Gran Canaria cree "exagerado" 12 años de cárcel

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA

"Si esto es una tentativa de homicidio todas las violencias contra la mujer son tentativas de homicidio", afirma la defensa

- PUBLICIDAD -

"Si esto es una tentativa de homicidio todas las violencias contra la mujer son tentativas de homicidio", afirma la defensa

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 22 (EUROPA PRESS)

El abogado de un hombre acusado de presuntamente golpear "reiteradamente" en la cabeza y "por todo el cuerpo" a su novia durante una discusión en su vivienda en Santa Lucía de Tirajana (Gran Canaria) tildó hoy de "exagerado" la pena de 12 años de prisión solicitada por la Fiscalía.

La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Las Palmas ha aplazado para el 25 de noviembre (09.30 horas) el juicio previsto para hoy contra J.G.L., de 27 años de edad y sin antecedentes penales, acusado de un presunto delito de homicidio en grado de tentativa en concurso con un delito de lesiones. La Sala ha acordado dicha decisión ante la ausencia de los peritos médicos que asistieron a la víctima en los primeros momentos.

El letrado de la defensa, Francisco Mazorra, pide para su cliente la pena de un año y dos meses de prisión al considerar que se trata de un delito de lesiones en el ámbito familiar y no de tentativa de homicidio. "Si esto es una tentativa de homicidio todas las violencias contra la mujer son tentativas de homicidios", declaró a Europa Press el abogado, que atribuye la pena y el delito planteados "solamente porque es una mujer".

Según Mazorra, "no ha habido ni gravedad" en los hechos. "Me parece una exageración los 12 años que pide la Fiscalía", añadió.

Asimismo, apuntó que J.G.L. reconoce que "le golpeó una o dos veces con la sartén en la cabeza" durante "un altercado", en el que ella le comunicó su decisión de dejar la relación sentimental. Sin embargo, el varón niega que intentara asestarle una puñalada a su pareja "para matarla".

"En este tipo de delitos tiene que haber ánimo de matar y no sabemos de dónde lo sacan la Fiscalía y la acusación particular", agregó Mazorra, así como subrayó que el procesado se presentó ante la Guardia Civil tras lo ocurrido y confesó los hechos.

"PRESO DE GRAN EXCITACIÓN"

Por su parte, en su escrito de conclusiones provisionales al que ha tenido acceso Europa Press, el Ministerio Público detalla que la discusión se produjo sobre las 22.00 horas del día 23 de septiembre de 2008 en la casa de la pareja cuando la mujer le comunicó su decisión de dejarle. Entonces el procesado, "preso de gran excitación" comenzó a insultarla y, posteriormente, cerró con llave la puerta principal de la vivienda y se la guardó.

Así, la mujer "se dirigió a una de las ventanas con el fin de fumar un cigarrillo" y el varón se situó a su lado insultándola "de forma reiterada". Según el escrito del Ministerio Público, ella le imploraba que le diera la llave de la puerta y la dejara salir del domicilio. Ante la negativa del hombre, la mujer comenzó a gritar pidiendo auxilio, momento en el que el procesado la empujó y la tiró al suelo, acción que ella le recriminó.

"YA NO LO AMABA"

En ese instante, ella dijo que ya no lo amaba y que quería volver con el padre de su hijo, por lo que "provocó" en J.G.L. "una acción agresiva", de forma que se dirigió a la cocina del inmueble y cogió una sartén, con la que supuestamente, "con evidente ánimo de matar, la golpeó reiteradamente en la cabeza", agrega el escrito de la Fiscalía.

Como consecuencia de los golpes, la mujer cayó al suelo, donde el acusado supuestamente le "siguió propinando golpes en todo el cuerpo con el mismo recipiente metálico".

Tendida en el suelo la mujer gritaba: "Ayúdenme, socorro, que me mata, no me deja salir, me va a matar", dirigiéndose de nuevo el procesado a la cocina donde tomó un cuchillo de mesa que puso en el cuello de la mujer logrando lesionarla, añade el Ministerio Público.

La chica, "presa de terror", trataba de calmarlo diciéndole que pensara en su hijo, que ambos eran padres, mientras él le decía "esto se acabó", colocando de nuevo el cuchillo en la barbilla de ella y produciéndole varios cortes, precisa el escrito de conclusiones.

En cuanto el procesado vio cómo la víctima sangraba abundantemente trató de autolesionarse. En ese instante, la mujer aprovechó para acercarse a la ventana a pedir nuevamente auxilio, momento en el que el procesado abrió la puerta de la vivienda y la mujer logró huir hasta la calle, donde fue auxiliada por varios vecinos, quienes, al oír los gritos, dieron aviso a los dispositivos de emergencia.

Por todo ello, el Ministerio Fiscal reclama para J.G.L. la pena de 12 años de prisión y que se le imponga la prohibición de acudir al lugar de trabajo o domicilio de la víctima, así como aproximarse a ella a menos de mil metros o comunicarse con ella de cualquier modo durante 10 años. Por su parte, la acusación particular solicita la pena máxima de 15 años de cárcel.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha