eldiario.es

Menú

Fiscalía compara a los 3 acusados de asesinar a un joven en la capital grancanaria con "una manada de lobos"

MADRID

"Le arrancaron la cabeza de su sitio", asegura el fiscal La acusación alude al caso de Marta del Castillo en Andalucía

- PUBLICIDAD -

"Le arrancaron la cabeza de su sitio", asegura el fiscal

La acusación alude al caso de Marta del Castillo en Andalucía

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 4 (EUROPA PRESS)

El fiscal Demetrio Pintado comparó este lunes a tres jóvenes acusados de presuntamente asesinar a Iván Robaina, de 19 años de edad y que falleció en la noche del 6 de diciembre de 2008 en la zona de ocio de la calle Franchy y Roca, en la capital grancanaria, con "una manada de lobos". "Le arrancaron la cabeza de su sitio y no hubo posibilidad de resucitarle", aseveró.

La Sección Primera de la Audiencia Provincial de Las Palmas celebró el juicio por sistema de jurado contra Oliverio H.G., Acaymo A.S.T., y Benjamín G.A., acusados de un presunto delito de asesinato y para quienes el Ministerio Público pide 18 años de prisión.

Los procesados prestarán declaración durante la tarde de este lunes debido al retraso de más de cuatro horas en el inicio del juicio como consecuencia del retraso en la elección de los miembros del jurado. Más de un centenar de personas han asistido a la primera sesión, que ha creado una gran expectación mediática.

El representante del Ministerio Público subrayó la importancia de este juicio por "un asunto especialmente grave" y destacó que subyace en él "una enorme crisis de valores de la sociedad, donde no hay valores de solidaridad ni de diálogo".

"EL ÚLTIMO DEL REBAÑO"

En su opinión, la actuación de los tres acusados "es igual a la de una manada de lobos, que atacan en grupo donde hay un jefe". "Los lobos llegan sigilosamente donde hay ciervos pastando, les observan y les atacan", añadió.

"El primero que llega ataca al último el rebaño, le suele morder en la pata trasera y consigue que pierda el equilibrio. A continuación llegan los demás compañeros y le muerden en el cuello. Todos golpearon con la intención de causar el máximo daño posible", aseveró Pintado.

Según su relato, la intención de los acusados de acercarse a dicha zona de ocio era procurarse mediante la actitud mendicante de dinero para, entre otros fines, satisfacer sus vicios y entre ellos el de abastecerse para comprar hachís. En esta actitud, los acusados no dudaban en exigir la donación de alguna cantidad de dinero, aunque para ello fuera necesario provocar al requerido para que éste aceptara el enfrentamiento y, en su caso, llegar a la agresión física.

De este modo, avanzada la madrugada del 7 de diciembre, Oliverio se acercó a un grupo de seis jóvenes (entre ellos Iván Robaina) y les solicitó un euro, pero ellos no accedieron y él insistió buscando pelea con un chico llamado Ismael.

Comoquiera que el grupo rehusaba el enfrentamiento físico, el acusado hizo un penúltimo esfuerzo y advirtió de que llamaría inmediatamente a sus amigos. Eso hizo, avisó a Acaymo S. y a Benjamín G.A., que acudieron. El fiscal sostiene que Acaymo animó a Ismael a pelearse con Oliverio, sin conseguirlo debido a la actitud conciliadora de Iván Robaina Rodríguez, que evitó el altercado y donó 30 céntimos a Oliverio.

Sin embargo, los tres acusados esperaron que el grupo de los otros seis jóvenes empezaran a retirarse y les dieran la espalda. Fue ése el momento elegido por Oliverio para, "de manera traicionera escoger al último del grupo, Iván Robaina, y le propinó una brutal patada en el muslo izquierdo", según el fiscal.

SU CABEZA, "UN BALÓN DE FÚTBOL"

Inmediatamente, según el fiscal, los otros dos acusados llegaron hasta donde Iván había caído al suelo y desde donde "en ese momento aún aturdido pretendía levantarse apoyándose en sus codos con el resto del cuerpo tendido y comenzando a alzar la cabeza".

De esta manera, "sin posibilidad alguna de defensa, le asestaron al menos dos brutales y feroces patadas, una cada uno de ellos, que apuntaron y dirigieron, cada uno de los agresores desde distintos ángulos y posiciones a la cabeza" de Iván, consiguiendo pues el óbito de la víctima, hijo único, estudiante de traducción e intérprete de idiomas.

"Su cabeza era un balón de fútbol y el estruendo fue tan imponente que le arrancaron la cabeza, se la sacaron de sitio y eso fue determinante para matarlo", remarcó Pintado, que desea que los acusados "rehagan sus vidas y sean felices cuando salden su deuda con la Administración de Justicia".

No obstante, pidió al jurado que se ponga en lugar de la víctima, a quien describió como "un ángel que tenía un saco lleno de ilusiones". "Le arrebataron la vida por una tontería, una auténtica idiotez, por nada", aseveró.

Por su parte, el letrado de la acusación particular, José María Palomino, que representa a los padres de Iván Robaina, reclama 20 años de prisión para los tres procesados y alegó defender "una causa justa".

"MITO FRENTE A LA VIOLENCIA CALLEJERA"

Incidió en "qué duro es sobrevivir a la muerte de un hijo" y que supone "morir en vida". Asimismo, recordó que los padres querían "un juicio justo y ese día ha llegado" tras dos años de investigación. A su juicio, el motivo de la muerte de Iván ha sido "la violencia inútil de quienes quieren sembrar el pánico en esta ciudad".

"Le patearon cobardemente hasta tirarle al suelo, le desnucaron, lo hicieron a traición y sin posibilidad de defensa", reiteró Palomino, que aludió a las "constantes excusas y contradicciones de los acusados" y lo equiparó al caso de Marta del Casillo, la joven asesinada en Andalucía.

El letrado criticó que "han cambiado sus declaraciones cuantas veces han querido, a conveniencia y sin el menor sonrojo". Vaticinó que "dirán que estaban drogados y bebidos".

Palomino, emocionado, recordó que en el primer año de la muerte de Iván Robaina constató que este joven es "un mito frente a la violencia callejera", al ser una persona "solidaria, optimista y con grandes proyectos para un futuro truncado".

"FUERTES INDICIOS CONTRA ISIDRO"

Por su parte, el abogado Israel de los Reyes, que defiende a Oliverio H.G., solicitó la libre absolución para su cliente y argumentó que él "no comenzó ninguna pelea, no pegó a Iván; fue Ismael quien comenzó la pelea".

Asimismo, apuntó "fuertes indicios de que quien dio la patada en el muslo al joven fue Isidro B.", un chico que estuvo imputado en esta causa y en prisión, pero posteriormente Fiscalía y acusación particular pidieron su sobreseimiento por considerar que no participó en la agresión.

De ahí que insistió en que "es más grave un inocente en prisión que cien culpables en la calle" y pidió al jurado que estudien las pruebas y no se dejen "manipular" por los medios de comunicación.

En los mismos términos se expresó la abogada Verónica Calvo, que defiende a Benjamín G.A., el "único que admite haber golpeado" a Iván Robaina. No obstante, alega que "fue en el contexto de una pelea, no una paliza", y fue después de que Benjamín recibiera también un golpe, por lo que estima que actuó en defensa propia.

Por ello, pide para su representado desde un año y medio a dos años de prisión por un presunto delito de lesiones o cuatro años de cárcel por un supuesto delito de lesiones y de homicidio imprudente.

La abogada Josefina Cruz, que representa a Acaymo A.S.T. hizo hincapié en que él "no estaba ni siquiera junto a Iván Robaina, sino en la acera de enfrente" y reclamó su libre absolución por ser "inocente".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha