eldiario.es

Menú

El rompecabezas de Podemos para acceder a los ayuntamientos

Podemos Canarias no cede su nombre para presentarse a los comicios locales, pero sí apoya a las candidaturas de unidad popular que respetan los principios de la formación

La mayoría de las plataformas de la Isla se presentan como partidos instrumentales y cuentan con el respaldo de los círculos oficiales de Podemos

En la capital grancanaria surgieron escollos, como el cese de la militancia de los miembros de Izquierda Unida por “no representar a la formación”

- PUBLICIDAD -
Logos de los partidos de Gran Canaria que cuentan en su formación con miembros de Podemos.

Logos de los partidos de Gran Canaria que cuentan en su formación con miembros de Podemos.

La irrupción de Podemos en el mapa político español no solo ha golpeado a las formaciones tradicionales y, por consiguiente, al sistema bipartidista, sino que ha supuesto la incorporación recurrente de mecanismos con los que algunos grupos aspiran a confluir en los comicios, como son las coaliciones, las agrupaciones de electores o los partidos instrumentales. Aunque estas formas no son nuevas, la formación liderada por Pablo Iglesias las ha normalizado dentro del vocabulario electoral.

El propio Iglesias anunció el año pasado la decisión del partido de no concurrir con la sigla Podemos a las elecciones municipales del 24 de mayo con la intención de “preservar la marca”. Pero sí que ofrecería su apoyo a aquellas candidaturas de unidad popular que respetaran los principios de la formación, como la elaboración de listas abiertas o el rechazo a la suma de siglas. 

Siguiendo las reglas del juego, Podemos Canarias recalca que la formación no cederá su nombre para presentarse a los comicios. “Nosotros no nos presentamos a las municipales”, sentencia Meri Pita, secretaria de la organización en Canarias. Del mismo modo, el grupo ha avalado ciertas candidaturas compuestas por sectores de Podemos. 

En el municipio de Agüimes, Canarias Decide se presenta como una coalición de partidos,  una alianza entre varias formaciones que se unen para concurrir a unas elecciones. Está integrada por militantes de Podemos, de Izquierda Unida, Unidad del Pueblo, Alternativa Republicana y Los Verdes. La cabeza de lista, Beatriz Mejías, es secretaría general del Círculo de Podemos en Agüimes y la formación de Iglesias le ha abierto un expediente por “no hacer correctamente la coalición”.

La mayoría de las plataformas de la Isla se presentan como partidos instrumentales y cuentan con el respaldo de los círculos oficiales de Podemos. Esta figura supone la unión de personas afiliadas a partidos políticos y de otras que no están en ninguna formación, pero que tienen intereses comunes. En la capital grancanaria, después de superar varios escollos - como el cese de la militancia de los miembros de Izquierda Unida por “no representar a la formación” y el rechazo final del Partido Verde -  se constituyó Las Palmas de Gran Canaria Puede. Sus miembros lo definen como un partido abierto integrado por Equo, Ganemos, militantes de IUC, Partido Humanista y Podemos y está liderada por Javier Doreste, exmilitante del IUC y afiliado al sindicato Cobas.

Como partidos instrumentales

Santa Brígida Puede se nutre de los círculos de Podemos en la localidad a la que se sumaron movimientos sociales y vecinos. Claudio Cabrera es el cabeza de lista de una organización que, entre las principales líneas de su programa político mantiene la creación de cinco concejalías, la participación ciudadana y la existencia de unos presupuestos consensuados con todos los vecinos.

Guía Puede ha reunido a un alto porcentaje de militantes de Podemos, afiliados a Izquierda Unida y Equo -que se desligan del partido durante los comicios- ecologistas, movimientos sociales y vecinos. La conformación de este partido instrumental, que comenzó como una agrupación de electores, ha tardado aproximadamente un año en alcanzar un acuerdo. Lucía Rodríguez, de 40 años y que en la actualidad se encuentra en paro, es la candidata a la Alcaldía, desde donde pretende desarrollar una economía sostenible, acabar con el “caciquismo” y romper acuerdos con aquellos bancos que desahucien.

Moya Puede aglutina no solo a afiliados de Podemos, sino además a miembros de Izquierda Unida y Equo, que confluyen de manera individual, y a movimientos sociales y ecologistas. El cabeza de lista es Javier Marrero, que ha sido coordinador de Cruz Roja en Canarias. "Trabajaremos por el transporte público, los yacimientos hidráulicos y por los barrios", proclama Marrero.

Con las siglas Si Se Puede se presentan dos municipios: Arucas y Teror. Rafael Segura, trabajador de la Administración Pública, es el candidato a la Alcaldía aruquense, que presenta una plataforma que agrupa en un 70% a miembros de Podemos y a diferentes asociaciones. Segura sostiene que en un principio pretendía alcanzar una confluencia con diferentes partidos de la izquierda que finalmente no tuvo sus frutos. Las propuestas de Si Se Puede Arucas se centran en realizar una auditoría de los gastos de la Alcaldía, la recuperación del sector primario y del empleo y la dinamización del turismo rural. Francisco León lidera la plancha al Ayuntamiento de Teror, que está conformada por sectores de Podemos,  ex militantes de Izquierda Unida y Equo- de esta dos formación sus integrantes se presentan de manera independiente- y por vecinos del municipio. Sus prepuestas rondan la regeneración democrática y la realización de una auditoria que contemple los verdaderos gastos de la corporación. 

Se Puede Ganar es otra de las estructuras sintácticas con las que determinados grupos confluirán el 24 de mayo. Telde, Santa Lucía e Ingenio cuentan con una presencia mayoritaria de afiliados de Podemos y de diferentes movimientos sociales, ecologistas, culturales y vecinales. En Telde, el aspirante a primer edil, Guillermo Eugenio, defiende la creación de un convenio con las diferentes asociaciones educativas y la transparencia de las instituciones. El cabeza de lista por Santa Lucía, Ramón González, aboga por reducir las partidas económicas de los salarios de los cargos públicos y un modelo económico basado en materias primas renovables; y por Ingenio, Fayna González, apuesta por eliminar la pobreza del municipio y por potenciar la formación en hostelería y agricultura.

Como agrupación de electores

San Bartolomé También Puede se ha constituído como agrupación de electores, una forma jurídica que necesita el aval de un número de firmas en función de la población y que solo puede presentarse en unas elecciones concretas.  Está intregrada un 40% por afiliados de Podemos y por vecinos o personas pertenecientes a diferentes movimientos. Cirilio Pérez, miembro de la agrupación apunta que fue complicado alcanzar las 1.500 firmas exigidas para poder legalizar la organización pero que consiguieron finalmente 1.700. Pérez mantiene que se trata de una candidatura desvinculada de Podemos aunque respeta los principios de la formación. La aspirante es Davinia Arvelo, una estudiante de Ciencias Políticas que defiende un programa centrado en recuperar los servicios sociales y el sector primario y en desarrollar políticas relacionadas con el medio ambiente y la ecología.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha