eldiario.es

Menú

López Aguilar califica de ''pacto de perdedores'' la posible alianza CC-PP

EL PSC ANIMA A CASTIGAR EN LAS URNAS A LOS NACIONALISTAS POR ROMPER EL DIÁLOGO SIN MOTIVO

- PUBLICIDAD -

El candidato socialista a la Presidencia de Canarias, Juan Fernando López Aguilar, calificó este jueves de "pacto de perdedores en toda regla" la posibilidad de un acuerdo de gobierno en las Islas entre el Partido Popular y Coalición Canaria tras las elecciones autonómicas del pasado 27 de mayo después de que los nacionalistas anunciaran esta misma jornada la ruptura de negociaciones con el PSC.

López Aguilar acudió este jueves al Congreso de los Diputados para participar en un acto institucional con motivo del trigésimo aniversario de las primeras elecciones generales. En la recepción en el Palacio de la Carrera de San Jerónimo a la que asistieron los Reyes, coincidieron López Aguilar y el candidato de CC, Paulino Rivero, sin saludarse en ningún momento.

Rivero sí charló largo rato con el portavoz parlamentario del PSOE, Diego López Garrido, y saludó al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, mientras que López Aguilar hizo lo propio con el secretario de Organización del PSOE, José Blanco, y con el presidente de la Generalitat, José Montilla.

"Cuatro años de nuevos escándalos en Canarias"

El PSC considera "una broma de mal gusto" la ruputura por parte de CC de las negociaciones para un posible acuerdo de gobierno en Canarias porque "no hay ningún motivo" programático, por lo que anima a los votantes a castigar a los nacionalistas en las elecciones generales.

"No hay ninguna excusa para romper la negociación", declaró el vicesecretario general del PSC, Francisco Hernández Spínola, tras la decisión anunciada este jueves por los nacionalistas. A su juicio, la ruptura tiene "sólo un motivo: que CC, a toda costa, quiere seguir en el poder, incluso después de haber perdido las elecciones".

Además, Hernández Spínola vaticinó que CC pactará con el PP para formar "un gobierno de perdedores" que traerá "cuatro años, probablemente, de nuevos escándalos en Canarias". De este modo, el responsable socialista insistió en dar por hecho, como dirigentes políticos de distintos partidos y varios medios de comunicación anunciaron desde la misma noche del 27 de mayo, que los nacionalistas ya habían acordado de antemano con los populares que gobernarían juntos, fuera cual fuera el resultado de los comicios.

En esa línea, rechazó la sugerencia de tantear el PP por si quiere pactar con el PSC que los nacionalistas hicieron este jueves a los socialistas tras anunciar que rompían las negociaciones con ellos. "¿O creen que CC habría roto con el PSOE si no tuviese ya un acuerdo con el PP?", cuestionó el dirigente socialista.

Precisó, no obstante, que el PSC-PSOE aceptó entablar negociaciones con los nacionalistas pese a creer que ya habían pactado con el PP porque fue la fuerza más votada en Canarias el 27-M, una circunstancia que ponía a los socialistas en "la obligación, aun sabiendo eso, de intentar formar un gobierno". Por ello dialogaron con CC en dos reuniones en las que, según aseguró Hernández Spínola, se produjeron tantos "avances sustanciales sobre los grandes asuntos que interesan a los canarios" que "ha habido bases para que en Canarias se formara un gobierno en torno al PSC" con apoyo nacionalista.

"Piensan en ellos, sus intereses, sus prebendas y coches oficiales"

El pacto no se obtuvo finalmente, sin embargo, porque los negociadores de CC, según el socialista, no buscaban lo mejor para el Archipiélago, sino estaban "pensando en ellos, sus intereses, sus prebendas y coches oficiales", así como en "colocar a una legión de personal eventual" y "enchufarlos en cargos públicos".

Desde esos intereses, los nacionalistas aspiran sólo a lograr la Presidencia autonómica, que los socialistas exigían para su candidato, Juan Fernando López Aguilar, pese a que el PSC fue el más votado en las elecciones, hasta el punto de que consiguió una ventaja de siete escaños más respecto a la siguiente fuerza, CC, recalcó. Además, Hernández Spínola calificó de "insustaciales" los argumentos concretos esgrimidos por la coalición para justificar la incompatibilidad de gobernar con el PSC, tanto en lo referente a que los socialistas no garantizaban una completa reforma del Estatuto de Autonomía como a que rechazaban la persona de López Aguilar.

La conclusión del PSC es que la actuación de CC y PP "constituye un nuevo desprecio a la ciudadanía", dijo su vicesecretario general, que, en consecuencia, advirtió a los habitantes de Canarias, muchos de ellos, en su opinión, "indignados", que "tienen la oportunidad de censurar a estos dos partidos próximamente": negándoles su voto en las Elecciones Generales.

"Mantener el poder y su buena vida"

Anteriormente, el secretario general del PSC-PSOE, Juan Carlos Alemán, manifestó que los nacionalistas no rompen el diálogo "para mejorar la vida de los ciudadanos sino para mantener el poder y su buena vida".

Alemán sostuvo que la ruptura de las negociaciones entre CC y PSOE "no tiene ninguna razón de fondo", ya que "todo lo que se ha puesto sobre la mesa por parte de CC se ha aprobado y apoyado por los socialistas". Aseguró que la única cosa que el PSC-PSOE no puede darles "es lo que CC ha querido desde antes de las elecciones: la Presidencia del Gobierno y por eso quiere un preacuerdo con el PP".

Para Alemán, que los socialistas no estén en el Gobierno autonómico supone un "engaño" a los canarios y un "fraude electoral". Los canarios han votado cambio y han votado por Juan Fernando López Aguilar como presidente del Gobierno y ese resultado CC no lo acepta", dijo.

El líder socialista señaló que esta ruptura es "un hecho evidente" en el sistema democrático canario porque CC "no acepta el mensaje que los ciudadanos han enviado y apuesta sólo claramente por una cosa que se llama el poder".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha