eldiario.es

Menú

El consejo de administración será quien acuerde los nombramientos o ceses

HASTA AHORA ESTABA EN MANOS DEL PRESIDENTE DEL PUERTO

- PUBLICIDAD -

Las competencias en materia de contratación, nombramientos y ceses del personal directivo de la Autoridad Portuaria de Las Palmas, hasta ahora en manos del presidente, volverán a recaer en los miembros del consejo de administración, aunque podrán delegar en él estos asuntos si lo consideran.

Este fue uno de los acuerdos aprobados este jueves, a propuesta de su presidente, Emilio Mayoral, y con el voto en contra del único representante del Ejecutivo regional nombrado hasta el momento, José Manuel Molina, en la reunión del consejo de administración de la Autoridad Portuaria de Las Palmas.

Mayoral destacó, en la rueda de prensa posterior al encuentro, que a él sólo asistieron 14 representantes de los 25 que lo conforman debido a que el Gobierno canario "no ha tenido a bien" ratificar las propuestas de nombramientos formuladas hace semanas e incluso un mes, como es el caso de la de Jerónimo Saavedra, por las instituciones públicas con representación en el órgano de gobierno.

Así, el presidente detalló que no se han tramitado los nombramientos de los representantes de los cabildos de las tres islas de la provincia, el de Las Palmas de Gran Canaria y Puerto del Rosario, además de los correspondientes a los vocales del Gobierno canario, que, hasta este jueves, sólo está representado por Molina.

Emilio Mayoral informó que con el acuerdo adoptado este jueves en materia de contratación del personal directivo, su sucesor en el cargo, que previsiblemente será Javier Sánchez Simón, tendrá que solicitar a los miembros del consejo de administración la delegación de estas competencias, en el caso de que quiera tenerlas.

Si el consejo no acordara esta delegación de competencias, dijo, "cualquier cambio que se pueda producir a nivel de personal directivo tendrá que proponerlo al consejo y ser el consejo quien acuerde los nombramientos o ceses".

Mayoral explicó que aunque hasta ahora esta capacidad para nombrar al personal directivo estaba en sus manos, "nunca" ha decidido "nada" relacionado con estas "contrataciones".

"Traje al consejo el organigrama que presentó el director del Puerto, que es el que se ha aprobado. Podría haber hecho ahora cambios, pero no lo he hecho", aseveró.

En su opinión, hasta ahora "no ha habido ningún problema" con estas competencias, que recaían en el presidente de la Autoridad Portuaria, porque tanto quien ha ostentado esta responsabilidad como "el consejo y los gobiernos de Canarias o del Estado siempre han estado en sintonía con mayorías claras".

"Lo que se da por primera vez es una composición muy plural en el consejo de administración, con cambios muy importantes en algunas instituciones, sobre todo locales" a lo que se suma " que no hay el mismo color político entre el Gobierno del Estado y de Canarias", agregó.

Emilio Mayoral admitió que al presidente de la Autoridad Portuaria "lo puede cambiar el Gobierno de Canarias aún teniendo un consejo de administración absolutamente contrario a sus intereses" y dijo que "también es verdad que el consejo, junto con el presidente, es un órgano de gobierno cuya voluntad la generan los representantes que en él se sientan".

Arnáiz, "no"

Por ello, subrayó, "ese consejo tiene el derecho a decirle al presidente si le cede por su voluntad esas competencias para que pueda volver a traer al señor Arnáiz o Cervantes y sentarlos de nuevo en puestos directivos o no".

Mayoral aludió a las "conspiraciones" que, según dijo, se han producido en las últimas semanas en relación al reparto de cargos de cara a la nueva etapa que inaugurará Sánchez Simón cuando sea nombrado, previsiblemente a final de mes.

Emilio Mayoral afirmó que esas conspiraciones provienen "de determinados grupos que internamente se van a tomar café con éste o con el otro y van configurando una voluntad de a ver qué me toca y dónde voy a estar colocado yo cuando cambie la Presidencia".

Además de rechazar que el acuerdo adoptado suponga un "blindaje", Mayoral destacó, por contra, que permitirá "que el nuevo consejo de administración tenga el derecho a decir si está o no de acuerdo con que puedan volver determinados directivos que provocaron un lío aquí".

Si a mí -como miembro del consejo-, dijo, "me preguntaran si aceptaría que en la dirección nombrasen a Arnáiz, muy probablemente diría que no porque creo que no sería bueno para la Autoridad Portuaria", refirió.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha