eldiario.es

Menú

''Dos o tres diputados se aprovechan, el resto trabaja''

FRANCISCA LUENGO DICE QUE LA ACTIVIDAD ES ''FRENÉTICA''

La secretaria segunda de la Mesa del Parlamento de Canarias señala que esos pocos miembros de la Cámara se aferran a la inmunidad.

- PUBLICIDAD -

La diputada del PSC y secretaria segunda de la Mesa del Parlamento de Canarias, Francisca Luengo, plantea que la mayoría de los 60 miembros de la cámara autonómica "trabajan y cumplen con sus deberes", aunque reconoce que "hay dos o tres excepciones". En una entrevista concedida a ACN Press, Luengo apunta a que estos diputados "están en el Parlamento para aprovecharse de determinadas garantías que da el poder legislativo, como la impunidad o la inviolabilidad parlamentaria".

Paquita Luengo, diputada del Partido socialista. (CANARIAS AHORA)

Paquita Luengo, diputada del Partido socialista. (CANARIAS AHORA)

Cuestionada a tal respecto, la número cinco del órgano del gobierno del Parlamento afirmó que, "salvo estas excepciones, el resto de los parlamentarios de todos los grupos políticos trabajan y cumplen con sus deberes".

Para ello realizan un "trabajo frenético en las comisiones y los debates en pleno". Además, según apunta, el grueso de este trabajo se produce "en sede parlamentaria, pero también fuera de ella".

Respecto a los sueldos que los cargos políticos obtienen por su actividad, la diputada grancanaria no considera que éstos supongan un problema. "El enemigo del gasto público no está en los sueldos de los parlamentarios, ni de los empleados públicos; está en la corrupción política", afirma.

Inferiores a la empresa privada

Francisca Luengo compara los salarios de quienes se dedican a la función pública con los que paga la empresa privada, "respecto a los cuales son muy inferiores".

La secretaria segunda de la Mesa explica que le "escandalizan" los sueldos que se pagan en determinadas entidades privadas, "que incluso hasta quintuplican lo que cobra el presidente del Gobierno".

De todas formas, señala a la corrupción política como la causante de problemas en las arcas públicas. Sobre todo, señala a la corrupción "que se produce en determinados partidos políticos".

En esos casos, explica, "los que están al frente de esos partidos no tienen un comportamiento acorde con lo que exige la ciudadanía y lo que exige en estos momentos la democracia y la política: tolerancia cero frente a la corrupción".

Como ejemplos de esto, indica, estarían "los casos de corrupción del PP: Faycán, Góndola o Unión, donde el señor Soria mira para otro lado". "Eso es lo que hace daño a la política", sostiene. Según Francisca Luengo, "ése es el verdadero cáncer que tiene la política, no los sueldos".

Más democracia

Desde un puesto como el de secretaria segunda de la mesa, Francisca Luengo reclama que "debe haber más democracia y de mayor calidad". En ese sentido, advierte del riesgo que supone "la desaceptación hacia la política y los políticos".

El aumento de ésta viene dado "por aquellos a los que no les interesa la política porque se ven controlados por ésta". Luengo pide "apostar más que nunca por la política, dignificándola".

Una de las cuestiones que necesitaría reformar la cámara son las barreras mínimas para que un partido entre a formar parte del mismo. Bajo la premisa de que "el Parlamento está necesitado de un mayor pluralismo político", pide que se apoye la proposición de ley del sistema electoral canario que presentó Santiago Pérez.

La también miembro de la ejecutiva federal del PSC asegura que "CC y el PP tienen miedo al pluralismo político porque saben que se les acabaría el régimen que tienen instalado en Canarias".

Entre otras medidas que se podrían tomar para conseguir más democracia estaría hacer algo por acercar el Parlamento al resto de las islas. Lo dispuesto en el Estatuto de Autonomía, que sitúa el Parlamento de Canarias en Tenerife y la Delegación del Gobierno de España en Gran Canaria, no sería obstáculo a que la cámara "salga de Tenerife, sin que deje de ser esta Isla su sede".

No obstante, critica el "atrincheramiento que hay en Tenerife, curiosamente, con un gobierno nacionalista". Luengo asegura que lo idóneo sería que el Parlamento "respondiera a la realidad que tenemos en nuestro ordenamiento jurídico, profundamente descentralizado".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha