eldiario.es

Menú

'Cayucos', una mirada a la inmigración irregular ''desde las dos orillas''

EL PERIODISTA JOSÉ NARANJO REPASA EL FENÓMENO DESDE LA LLEGADA DE LA PRIMERA PATERA A LAS ISLAS

- PUBLICIDAD -

José Naranjo, periodista de 35 años que actualmente trabaja en el periódico La Provincia/DLP, ha presentado su primer libro, Cayucos, un trabajo que, en sus palabras, hace un repaso del fenómeno de la inmigración irregular en Canarias desde la llegada de la primera patera el 28 de agosto de 1994 hasta la actualidad, con la aún constante llegada de cayucos.

El libro, que ya puede encontrarse en las librerías del Archipiélago, ha sido editado por la editorial Debate, al ser el trabajo de Naranjo galardonado con el segundo premio de la primera convocatoria del Premio Debate que persigue la estimulación de la creación periodística en España. Según explica José Naranjo, el libro "da voz a los inmigrantes con los testimonios de centenares de personas que han hecho este viaje y cuentan su visión desde las dos orillas".

Naranjo lleva ocho años especializado en el fenómeno de la llegada de inmigración irregular por vía marítima a las Islas. Su diagnóstico de la situación es claro: "el desequilibrio existente entre las dos orillas no tiene solución a corto plazo", por lo que augura que, pese a las medidas que los Gobiernos van imponiendo para reducir el flujo, "no parece que el ansia de los africanos por venir pueda descender".

Así, Canarias seguirá viendo cómo llegan cayucos y pateras, "aunque está claro que cada vez lo tienen más difícil para venir", con medidas como el refuerzo de la vigilancia en las costas canarias (SIVE) o en las costas africanas (Frontex) o refuerzo policial en países como Marruecos, Mauritania. Las medidas disuasorias de los gobiernos, como las repatriaciones o incluso las inversiones en los países africanos permiten anticipar, según la visión de este periodista, que no va a haber repuntes en la llegada de personas como la llamada crisis de los cayucos de este pasado verano.

Para Naranjo, la situación en verano "fue dantesca", al desbordarse no sólo la capacidad de acogida en las Islas, sino porque "también se desbordó el sistema de derivaciones, que estaba funcionando bien".

El papel de Marruecos y el Sáhara

En uno de los capítulos del libro, Naranjo reflexiona sobre el papel que para la llegada de inmigrantes a Canarias ha tenido el conflicto por el Sáhara Occidental. En opinión de este periodista, la decisión de Marruecos "de abrir o cerrar la valla" hacia Canarias ha condicionado todo el fenómeno. Y para muestra, dos ejemplos: En primer lugar, Naranjo recuerda que el punto álgido de la llegada de inmigrantes a Canarias fue en el año 2002, cuando llegaron a las Islas cerca de 10.000 personas en patera, principalmente a la isla de Fuerteventura.

Esa llegada constante en las frágiles pateras, recuerda Naranjo, coincidió con el enfrentamiento diplomático más duro entre España y Marruecos, con la invasión del islote de Perejil como clímax de la relación y con el trasfondo de la negativa del Gobierno de Aznar de apoyar el plan de autonomía para el Sáhara y la posición del Gobierno español de mantener la necesidad de celebrar el referéndum.

Con la llegada de Zapatero al Gobierno, y la vuelta a la normalidad en las relaciones diplomáticas al suavizar España su postura sobre el Sáhara, en opinión de Naranjo, Mohamed VI ordena el control exhaustivo de las costas marroquíes, lo que obliga a los inmigrantes y a las mafias que los traían a las Islas a ir hacia el sur, hacia Mauritania y Senegal, lo que da luz verde al fenómeno de los cayucos, que por fin acabó llamando la atención de toda España, y todo el mundo.

En el libro, Naranjo explica sus recuerdos de una noche en El Aaiún (Sáhara Occidental), en el mes de mayo de 2005, cuando en plena intifada saharaui (las revueltas fueron muy intensas esos días), Naranjo trató de contactar con los responsables de la Minurso, algo que le impidieron los responsables marroquíes. En el mismo hotel en que se hospedaba Naranjo, los miembros de la Minurso celebraban una fiesta del llamado Peacekeepers Day ( El día de los mantenedores de la paz), a la que le fue prohibido el acceso.

"En esos instantes, desde las ventanas del hotel se podía ver la fuerza brutal con que los soldados y policías marroquíes se empleaban para sofocar las manifestaciones de los saharauis, mientras los de la Minurso seguían de fiesta", recuerda. Para Naranjo, eso es una muestra de "la ironía que supone ver cómo pueden vivir el fenómeno tan de espaldas a la realidad", algo que se traslada al campo de la inmigración y permite pensar la facilidad con que Marruecos "abre y cierra" en función de sus intereses.

José Naranjo Noble empezó su carrera periodística en 1994 en el periódico La Provincia. Tras eso, Naranjo ha trabajado en diversos medios como La Gaceta de Las Palmas o Canarias 7, además de ejercer un tiempo como autónomo y como responsable de prensa de Cruz Roja, lo que le permitió conocer la realidad de la inmigración desde esta ONG que atiende directamente a los recién llegados.

En la actualidad, Naranjo ejerce en La Provincia/DLP, el mismo medio en que empezó, en donde se ha consolidado como especialista en la inmigración irregular, lo que le ha llevado a viajar por todos los países del África Occidental de los que parten los inmigrantes hacia las Islas.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha