eldiario.es

Menú

España baja cuatro puestos en el índice de los mejores países para ser madre, según un informe de Save the Children

MADRID

La desnutrición es la causa subyacente de más de 2,6 millones de muertes infantiles al año

- PUBLICIDAD -

La desnutrición es la causa subyacente de más de 2,6 millones de muertes infantiles al año

Madre con sus hijas

Madre con sus hijas

MADRID, 8 (EUROPA PRESS)

España baja cuatro puestos en el ranking de los mejores países para ser madre con respecto al año pasado, y se sitúa en el decimosexto lugar, por debajo de Francia y Portugal y por encima de Estonia y Suiza, según el informe 'Estado Mundial de las Madres 2012' de Save the Children.

Noruega, Islandia y Suecia son los mejores países para ser madre, según el decimotercer editado por la ONG, donde una vez más se analizan los mejores y peores países para ser madre en función de factores como el estatus educativo, económico, de salud y político de las madres, así como el bienestar básico de sus hijos e hijas.

El cuarto mejor país para ser madre es Nueva Zelanda, seguido de Dinamarca, Finlandia, Australia, Bélgica, Irlanda y Holanda y Reino Unido, que comparten décimo lugar. Llama la atención que ocho de los diez países que encabezan el ranking se encuentran en Europa, mientras que ocho de los diez peores países para ser madre se encuentran en África Subsahariana.

Así, a la cola, Níger es el último de una lista de 165 países analizados, reemplazando a Afganistán, que quedó a la cola del ranking los dos últimos años y ahora es el penúltimo. Por delante, yemen, Guinea-Bissau, Mali, Eritrea, Chad, Sudán, Sudán del Sur y República del Congo.

La desnutrición es la causa subyacente de más de 2,6 millones de muertes infantiles al año. Entre los que sobreviven, uno de cada cuatro niños y niñas en el mundo sufre desnutrición crónica, es decir, no tienen los nutrientes que necesitan, por lo que sus cuerpos y cerebros no se desarrollan como deberían.

Un tercio de los niños y niñas en Asia, unos 100 millones, sufren desnutrición crónica. En África casi 2 de cada 5, unos 60 millones en total. Y, concretamente, en Níger un millón de vidas de niños y niñas están en peligro.

El estado de salud de las madres, que muchas veces padecen desnutrición, influye directamente en la salud de su hijo. En África subsahariana, hasta el 20 por ciento de las mujeres están excesivamente delgadas, en Asia meridional esta cifra llega al 35 por ciento. Además, en los países en desarrollo un 49 por ciento de las mujeres embarazadas tienen anemia, una causa significativa de mortalidad materna que puede causar partos prematuros y bajo peso en el recién nacido.

Según Save the Children, una correcta nutrición durante el comienzo del embarazo es crucial para proteger tanto a madres como a hijos. Para la ONG de infancia hay 6 medidas esenciales que actúan como salvavidas en los 1.000 días del bebé y que pueden llegar a cualquier madre del mundo: lactancia materna, alimentación suplementaria, vitamina A, hierro, zinc y buenas prácticas de higiene.

La responsable de Incidencia Política de Save the Children, Yolanda Román, destaca que "la leche materna puede salvar vidas", hasta un millón de niños al año, sin embargo menos del 40 por ciento de los niños y niñas en países en desarrollo se benefician de la lactancia materna exclusiva debido a la falta de compromiso político y de programas concretos.

"Todos los países deben implantar políticas y programas que faciliten la lactancia materna", advierte. Entre otras recomendaciones, el informe recomienda que todos los países hagan de la lucha contra la desnutrición una prioridad, tanto dentro como fuera de su país.

Además, piden a Gobiernos, donantes y agencias internacionales que prioricen la inversión en trabajadores sanitarios y en la educación de las niñas, "dos aspectos clave para romper el ciclo de la desnutrición".

Asimismo, a los gobiernos de países en desarrollo les recuerda que deben comprometerse a implantar planes de nutrición integrados en los planes de salud materno-infantil; mientras que a los países donantes y agencias internacionales que deben cumplir sus compromisos de financiación para alcanzar los Objetivos del Milenio 4 y 5, relacionados con salud materno-infantil.

OTROS DATOS

En cuanto a la duración de la baja por maternidad, que en España dura 16 semanas, sitúa al país muy por debajo de otros vecinos europeos como Reino Unido o Dinamarca, que disfrutan de 52 semanas. Por eso, Ramos señala que desde la organización se pide al Gobierno que "tome nota de los vecinos del norte y amplíe las bajas por maternidad y que todos los hospitales cuenten con personal cualificado que informe y enseñe a las madres cómo dar el pecho y promueva esta práctica".

El informe muestra también que España presenta una elevada esperanza de vida, de 85 años, similar a la de Francia o Suiza y sólo superada por Japón y una tasa de mortalidad de menores de cinco años de 5 por cada 1.000. En cuanto a la participación política, con datos de 2011, un 35 por ciento de los escaños están ocupados por mujeres, un punto más que en el informe anterior.

Asimismo, mientras que en Noruega una mujer recibe de media 18 años de educación, tiene una esperanza de vida de 82 años, el 82 por ciento usa métodos anticonceptivos y tan sólo 1 de cada 175 madres está en riesgo de perder a un hijo antes de que cumpla los cinco años, en Níger la esperanza de vida de las mujeres es de 56 años, reciben de media 4 años de educación, tan sólo el 5% usa métodos anticonceptivos y 1 de cada 7 niños muere antes de su quinto cumpleaños.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha