eldiario.es

Menú

''Cuando volví de viaje, perdí mis derechos''

48.652 TARJETAS SANITARIAS MENOS EN CANARIAS

Denis, ciudadano francés, descubrió que le habían retirado la tarjeta sanitaria europea tras volver de un viaje de trabajo. Aún no sabe por qué.

- PUBLICIDAD -

Denis es del Congo pero tiene pasaporte francés. En 2007 se instaló en Gran Canaria y comenzó a trabajar en las plataneras. Luego llegaron los trabajos en la construcción.

Denis (en el centro de la imagen), acompañado por Jenny Sadhwani y Brahim.

Denis (en el centro de la imagen), acompañado por Jenny Sadhwani y Brahim.

El gran esfuerzo físico que requerían estos trabajos terminaron por pasarle factura. Denis sufre problemas muy graves de espalda y una lesión en el menisco que hace que tenga que andar con la ayuda de una muleta.

En 2011 le surgió una oportunidad de trabajar en África, "pero no me funcionó, y al volver, cuando quise tratarme de los fuertes dolores de espalda que sufro, me encontré con que me habían quitado la tarjeta sanitaria", asegura. Al ser ciudadano francés, Denis no entiende por qué le retiraron la tarjeta sanitaria europea que poseía.

Al regresar a Gran Canaria, nos cuenta que acudió a urgencias, donde se limitaron a suministrarle medicación para paliar los dolores y no le ofrecieron un diagnóstico claro, por lo que decidió probar suerte en su centro de salud, "una vez allí se negaron a atenderme", asegura.

Gracias a una administrativa sensibilizada con el problema de Denis, a la red de acompañamiento de la ONG Acción en Red Canarias y a un trabajador social del centro, consiguieron que una doctora le atendiera de vuelta en el hospital y donde le sometieron a un examen completo.

Tras las pruebas, procedieron a ingresarle. "La preocupación, tanto de la doctora como del trabajador social, era que me iban a cobrar por los servicios sanitarios", asegura. "Me aconsejaron que tramitara rápidamente la tarjeta, que si no me iban a cobrar".

Gracias al pasaporte francés, el Instituto Nacional de Salud pudo tramitar, en apenas 48 horas la tarjeta sanitaria europea para Denis.

Tras explicarnos su historia, Denis lanza una reflexión; "Haciendo cosas así, ¿se está ahorrando dinero? ¿O se va a gastar más? Porque todas estas personas enfermas que no están acudiendo a los hospitales por miedo o por desconocimiento están en contacto con otras personas, y eso, en ocasiones, puede resultar peligroso".

Actualmente, Denis sigue a la espera de una complicada operación de espalda.

Hoy tienes derechos, mañana no

La pérdida inexplicable de la tarjeta sanitaria de Denis no es un caso aislado, Jenny Sadhwani, responsable del área de inmigración de Acción en Red Canarias, asegura que de las personas que han perdido la tarjeta, no se sabe cuántas están en situación irregular, "Lo único que se sabe es que son extranjeros".

Tras la aprobación de la reforma, el Servicio Canario de Salud, dependiente de la Consejería de Sanidad, retiró durante los últimos seis meses del año pasado un total de 48.652 tarjetas sanitarias a ciudadanos extranjeros.

El argumento que esgrime el ejecutivo canario es que la mayoría de los afectados ya no residen en Canarias, aunque todo apunta a que ese dato no ha sido comprobado.

El Gobierno canario ha publicado la orden por la que se acuerda la puesta en marcha de las actuaciones en materia de promoción de la salud, la prevención de la enfermedad y la prestación de asistencia sanitaria, dirigidas a personas extranjeras no autorizadas.

No obstante, la consejera en la comparecencia solicitada por el grupo mixto sobre este asunto, no supo responder cuantas personas se han acogido a la misma.

"Han empezado con el colectivo inmigrante, ¿Cuál será el siguiente?", pregunta Jenny.

Falta de información

"Existe un desconocimiento altísimo. La Consejería de Sanidad no informa acerca de los cambios", asegura Jenny.

Desde Acción en Red Canarias denuncian que los trabajadores sociales que forman parte de la inspección médica del Servicio Canario de Salud no han sido informados debidamente acerca de la nueva normativa.

Un ejemplo del desconocimiento reinante es que no se sabe qué va a pasar con aquellos inmigrantes sin autorización de residencia que llevan más de un mes ingresados y que por su enfermedad necesitan continuar hospitalizados. "Actualmente se les deriva a los hospitales concertados. Ahora, al no tener tarjeta sanitaria no saben qué hacer con ellos", afirma Jenny.

La falta de información es uno de los problemas que ha traído consigo la reforma sanitaria, "nos estamos encontrando con trabajadores sociales que están muy sensibilizados, que intentan buscar soluciones como pueden y acaban buscando alguna ONG para poder informarse porque la Consejería no lo hace", nos cuenta Jenny.

Tarjeta especial sanitaria: misión imposible

Los requisitos que exige el Gobierno de Canarias para adquirir la tarjeta especial sanitaria son inalcanzables para la mayoría de los afectados.

Estar empadronado en un ayuntamiento canario con una antigüedad igual o mayor a un año, presentar un certificado acreditando carecer de recursos económicos en su país de origen, una copia de la declaración del impuesto sobre la renta de las personas físicas del último ejercicio fiscal del solicitante y de los miembros de la unidad familiar, son algunos de los requisitos para adquirir este tipo de tarjeta.

Además, deben acreditar no disponer de ingresos en España ni en su país de origen que superen los 532 euros al mes.

El principal obstáculo que se encuentran los solicitantes es que en sus países de origen no existen algunos de los documentos que exige la Consejería, además de tener que costear de su propio bolsillo el envío de la documentación.

Una vez superados todos los trámites obligatorios para obtener la tarjeta especial sanitaria, estas personas obtienen derechos sanitarios con limitaciones. Quizás, el ejemplo más ilustrativo sea que no tienen derecho a la prestación de Farmacia ambulatoria, por lo que deberán abonar el 100% de los medicamentos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha