eldiario.es

Menú

Brufau se desata

EL PRESIDENTE DE REPSOL PROVOCA A LOS CONTRARIOS Y RIDICULIZA A LOS PROPIOS

- PUBLICIDAD -
El presidente de Repsol, Antonio Brufau, durante la rueda de prensa que ofreció hoy en Las Palmas de Gran Canaria para explicar los proyectos de la compañía para buscar yacimientos de hidrocarburos en aguas cercanas a las islas de Lanzarote y Fuerteventura, a los que se oponen las principales instituciones de Canarias. EFE/Elvira Urquijo A.

El presidente de Repsol, Antonio Brufau, durante la rueda de prensa que ofreció hoy en Las Palmas de Gran Canaria para explicar los proyectos de la compañía para buscar yacimientos de hidrocarburos en aguas cercanas a las islas de Lanzarote y Fuerteventura, a los que se oponen las principales instituciones de Canarias. EFE/Elvira Urquijo A.

Si la intención era provocar a las instituciones, políticos, partidos y ciudadanos contrarios a las prospecciones petrolíferas en Canarias, Antonio Brufau, presidente de Repsol puede sentirse orgulloso. Lo ha conseguido. S u rueda de prensa de este jueves en Las Palmas de Gran Canaria logró cabrear de manera supina a los sectores más combativos de Coalición Canaria, con el presidente del Cabildo de Fuerteventura al frente. Su mensaje central, como impecable comunicador que es, lo soltó al principio, a la mitad y al final de su intervención: vengo a proponer a Lanzarote y a Fuerteventura que sean las bases logísticas de nuestras prospecciones, que acepten el dinero del petróleo en nombre de los parados de Canarias y que no sigan abochornando al mundo, que "mira atónito" al Archipiélago. Se desató por momentos, y si no fuera por su directora general de Comunicación y Presidencia, sentada a su izquierda, que le llegó a pedir en al menos una ocasión que callara, su discurso habría sido aún más incendiario contra los contrarios a su negocio. Despreció con mucha elegancia a las instituciones canarias, al presidente del Gobierno y de los cabildos orientales, y hasta ridiculizó a sus propios hooligans del PP al desmentir categóricamente la memez de que el petróleo que no se saque a este lado de la mediana imaginaria lo sacará Marruecos; o al sostener que, en la hipótesis más optimista, el empleo directo que genere la explotación petrolífera a pleno rendimiento no superará las 5.000 personas. Y eso "si los canarios y las empresas se ponen las pilas". No eludió ninguna pregunta y sin pretenderlo en absoluto confirmó, por si había alguna duda, la estrecha relación y connivencia que existe entre la compañía que preside y el Ministerio de Industria y Energía. Brufau rechaza enérgicamente esa acusación por relacionarla directamente, y sin que apenas nadie lo haya hecho, con el cohecho, con la remota posibilidad por él negada de que el PP o el ministro Soria hayan sido untados por Repsol. "Quien diga eso tiene que ir al juzgado o meterse directamente en prisión", enfatizó en el momento más tenso de su encuentro con la prensa isleña. No consta ninguna acción penal en cualquiera de esas direcciones.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha