eldiario.es

Menú

Calamaro, un 10; organización, un suspenso

EL CONCIERTO DEL CANTANTE, EMPEÑADO POR EL CAOS

Parecía que habíamos regresado a aquellos tiempos en los que todos los conciertos empezaban con una hora de retraso, sin el menor respeto por el público y sin las elementales medidas para garantizar el éxito. Ocurrió

- PUBLICIDAD -

Parecía que habíamos regresado a aquellos tiempos en los que todos los conciertos empezaban con una hora de retraso, sin el menor respeto por el público y sin las elementales medidas para garantizar el éxito. Ocurrió este viernes en el Estadio de Gran Canaria con el concierto de Andrés Calamaro y su banda, reforzados en dos ocasiones por Jaime Urrutia (Gabinete Caligari). A pesar de que en las entradas se advertía de que las puertas se abrirían a las 20.00, sólo fue a las 21.40 cuando pudo entrar el primer espectador, escuchándose aún desde la calle las pruebas de sonido. Los teloneros empezaron con una hora de retraso y Calamaro subió al escenario a las 23.00. Los artistas salvaron el caos, acrecentado por unos precios disparatados en la barra del bar y una escasísima afluencia de público, posiblemente derivada de la mala campaña de comunicación llevada a cabo por los promotores de la gira.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha