Opinión y blogs

eldiario.es

Defendiendo al pequeño empresario

GRAN BONCHO DE LAS CÁMARAS DE COMERCIO PAGADO POR LA CAJA PLATEADA

Somos unos desalmados, lo reconocemos. Criticar a José Miguel Suárez Gil, presidente de la Cámara de Comercio de Las Palmas, es una estulticia, una sinrazón, un abuso. Él se desvive, prácticamente ni duerme, en su afán por servir a los interes

- PUBLICIDAD -

Somos unos desalmados, lo reconocemos. Criticar a José Miguel Suárez Gil, presidente de la Cámara de Comercio de Las Palmas, es una estulticia, una sinrazón, un abuso. Él se desvive, prácticamente ni duerme, en su afán por servir a los intereses del pequeño y mediano empresario, del comerciante del que nadie se acuerda más que para cobrarle los impuestos, de ese pobre autónomo del taxi doce horas al volante, de la señora de la floristería del mercado del Puerto. Y nosotros, ¿cómo le pagamos nosotros esos desvelos? ¿criticándole? Mal, pero que muy mal. Un hombre que de no existir, debería inventarse para lanzar la marca Canarias al mundo, congeniar con Cabo Verde, Azores, Madeira y Suiza, Panamá, Islas Caimán. Una persona así no debe ser blanco de ataques tan despiadados, y mucho menos tras enterarnos de lo bien que trata a su personal y al de la Cámara de Comercio de Santa Cruz de Tenerife. Volverán a encontrarse en ocasión tan señalada, los que compartieron mesa el lunes, Palero, Rodríguez Betancor y Rodríguez. Les deseamos a todos feliz Navidad.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha