eldiario.es

Menú

Con el fin de cuestionar la honorabilidad del juez

Y LEVANTAR LA SOSPECHA DE COMPORTAMIENTOS DELICTIVOS

La sentencia de la Audiencia Provincial, de la que fue ponente la magistrada Mónica García de Yzaguirre, es durísima con el periodista Francisco Javier Chavanel, al que no le admite ninguna de sus explicaciones para tratar de

- PUBLICIDAD -

La sentencia de la Audiencia Provincial, de la que fue ponente la magistrada Mónica García de Yzaguirre, es durísima con el periodista Francisco Javier Chavanel, al que no le admite ninguna de sus explicaciones para tratar de justificar aquellos exabruptos, pronunciados en pleno fragor del caso Tebeto, con una parte del Gobierno (con Paulino Rivero a la cabeza) tratando de frenar la quiebra de la Comunidad Autónoma ante un pago así, y con la otra parte (con José Manuel Soria preparando el talonario) deseando pagarle a Rafael Bittini para mejor proveer. Chavanel se situó en este grupo de hooligans, quizás porque en una indemnización de aquel calibre, 103 millones de euros sin haber movido una puñetera piedra en la montaña contigua a Tindaya, podrían ganar muchos pescadores en busca de financiación. Entre otros reproches, la magistrada dice que "el comentario radiofónico (?) tiene como único hilo conductor, no la crítica de una resolución judicial en un caso relevante como el caso Tebeto, o de la actuación del órgano, o de la politización de la justicia, sino el socavar la honorabilidad profesional del demandante, expresar tajantemente su falta de independencia del poder político, su función de desestabilizar intencionadamente la correcta marcha del órgano jurisdiccional colegiado, y levantar además la sospecha en su actuación de comportamientos delictivos tales como la prevaricación y el cohecho". Demasiado para encontrar una excusa.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha