Opinión y blogs

eldiario.es

Menos pana y más canas

BERMEJO, COMO AMIGO (DE ARCADIO)

Muy interesante y variada la humanidad que se dio cita en el Bodegón del Pueblo Canario por convocatoria cuasi espontánea. Nada de parafernalia; ni una pancarta con logotipo de nadie; ni un cartón pluma, ni una pluma siquiera mal colocada; nada de

- PUBLICIDAD -

Muy interesante y variada la humanidad que se dio cita en el Bodegón del Pueblo Canario por convocatoria cuasi espontánea. Nada de parafernalia; ni una pancarta con logotipo de nadie; ni un cartón pluma, ni una pluma siquiera mal colocada; nada de folletos, ni himnos ni azatafas. El acto político en estado puro, como si se tratara de una asamblea universitaria de los setenta. Muchas canas y ropa de corte más suave que el que permite la pana (inigualable suéter de Operación Triunfo el de Paco Rodríguez Santana, de los graduados sociales), pero no faltó casi nadie de lo que se ha dado en llamar el mester de Progresía, incluido Adrián Déniz [lo sentimos Nardy, no iba en tu lista]. Sindicalistas, universitarios (profesores, alumnos y personal no docente), funcionarios, empleados, empleadores, periodistas, abogados, artistas, culturetas, diseñadores, desempleados... Militantes socialistas y antimilitantes socialistas, como Manuel Bermejo, presentado con mucho orgullo por Arcadio, que dejó claro que acudía como amigo, "no como político" [los demás estaban como jugadores de Trivial, seguramente], sin aclarar el porqué de sus furibundos ataques a don Juan y su equipo. "Nunca es tarde...", decían los condescendientes. "Duele verlo en esa mesa presidencial", decían los socialistas ilusionados con el nuevo candidato pero respetuosos y orgullosos de su tradición y sus muchos años de sacrificio, de éxitos y de roldanes.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha