eldiario.es

Menú

El Cabildo de Gran Canaria envía a la Fiscalía la gestión del anterior gerente del Club Baloncesto Gran Canaria

El Patronato de la Fundación Canaria del Deporte cree que Alberto Miranda realizó compras irregulares de mobiliarios que ascendieron hasta los 20.000 euros

- PUBLICIDAD -
El expresidente del Club Baloncesto Gran Canaria Joaquín Costa, y el exgerente del club Alberto Miranda

El expresidente del Club Baloncesto Gran Canaria Joaquín Costa, y el exgerente del club Alberto Miranda CB Gran Canaria

El Cabildo de Gran Canaria enviará en los próximos días varias actuaciones del exdirector y gerente del Club Baloncesto Gran Canaria, Alberto Miranda a la Fiscalía Provincial de Las Palmas, al considerar que ha podido cometer delitos o graves irregularidades administrativas en la compra de materiales para el club, defraudando más de 20.000 euros con esta práctica, según adelanta este miércoles La Provincia.

En el informe jurídico que se entregará al Ministerio Público se detectan irregularidades en los procedimientos administrativos durante la etapa en la que Alberto Miranda gestionó el club. En concreto se hace hincapié en que el exgerente pudo cometer uno o varios delitos en la compra de mobiliario para las instalaciones del Club Baloncesto Gran Canaria ya que Miranda presuntamente adquirió muebles a familiares directos, e incluso a sí mismo, para decorar las dependencias de la Fundación Canaria del Deporte.

Así, se estima que una de estas compraventas pudo ascender hasta los 6.400 euros, pero el Cabildo tiene indicios de que en total Miranda pudo cometer irregularidades por más de 20.000 euros.

La decisión de acudir al Ministerio Fiscal fue tomada el pasado lunes por el Patronato de la Fundación Canaria del Deporte durante su sesión ordinaria. En ella se detallaron, por parte de los servicios jurídicos del club,  las presuntas ilegalidades cometidas por el anterior director de la entidad, por lo que los miembros del patronato acordaron remitir toda esta documentación a la Fiscalía de Las Palmas para que abra diligencias informativas y determine si existen indicios de malversación de caudales públicos, estafa u otros delitos.

La propuesta contó con los votos a favor de los representantes de Nueva Canarias, PSOE, Podemos y Coalición Canaria, mientras que el anterior vicepresidente del club, el popular Lucas Bravo de Laguna, y el anterior presidente del Cabildo, José Miguel Bravo de Laguna (Unidos por Gran Canaria), se abstuvieron.

Canarias Ahora había contactado con el vicepresidente del club, Óliver Armas, quien se mostró sorprendido porque estos temas internos trascendieran a la luz pública, pero no quiso hacer más declaraciones.

Alberto Miranda estuvo en el club hasta octubre de 2015,  cuando la actual directiva lo destituyó de su cargo. Antes del cambio de gobierno, a pocos días de las elecciones,  fue renovado por los anteriores gestores del club, un hecho muy criticado por el por entonces candidato de Nueva Canarias, Antonio Morales,  quien llegó a decir que esta decisión hipotecaba a la nueva corporación. El por entonces consejero de Deportes, Lucas Bravo de Laguna, achacó a la renovación de Miranda a que el Gran Canaria "no podía parar ni esperar a la llegada de una próxima corporación, sea cual sea, para seguir funcionando".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha