eldiario.es

Menú

Los Llanos y Tijarafe se suman a la petición de honorabilidad para la Masonería

El Ayuntamiento de Santa Cruz de La Palma y el Cabildo Insular ya han aprobado una moción institucional en ese sentido.

- PUBLICIDAD -
La Logia Abora número 87 de Santa Cruz de La Palma ha iniciado el nuevo curso masónico con un acto realizado en la casona capitalina de la Quinta Verde, lugar en el que en el primer cuarto del siglo XVIII tuvo germen la masonería en La Palma.

La Logia Abora número 87 de Santa Cruz de La Palma inició recientemente el nuevo curso masónico con un acto realizado en la casona capitalina de la Quinta Verde.

Los ayuntamientos de Los Llanos de Aridane y de Tijarafe han aprobado recientemente sendas declaraciones institucionales en las que solicitan el restablecimiento de la honorabilidad de la Masonería, señala el departamento de Comunicación de la Logia Abora número 87  de Santa Cruz de La Palma en una nota de prensa

Estos dos consistorios se suman a las propuestas aprobadas con anterioridad por el Ayuntamiento de Santa Cruz de La Palma y el Cabildo Insular en Sesión Plenaria.

Con esta declaración, se indica en la nota, en  se persigue “la superación definitiva del trato discriminatorio para quienes sufrieron persecución, sanciones, condenas penales o el exilio durante la dictadura franquista por el simple hecho de ser masón”.

Esta iniciativa, añade, “tiene en cuenta muchos aspectos que han relacionado a la Isla con la actividad masónica a lo largo de los últimos siglos”.

Dado que en la historia de La Palma “han existido ineludiblemente personas e instituciones cuya vida, obra y acción fueron directamente decisivas y trascendentes para su devenir y el de sus ciudadanos, para la materialización de la identidad urbana de sus distintas poblaciones y para asentar muchos de los capítulos que hoy conforman las historias local e insular de las mismas, la masonería, cuya presencia, sus trabajos y el de las muchas personas que la integraron en muy diversas épocas, tuvo una enorme incidencia y trascendencia en el desarrollo y transformación urbana, económica, social y cultural, a través de las distintas logias aquí existentes a lo largo del siglo XIX y las tres primeras décadas del siglo XX, o de personalidades vinculadas a la misma desde fechas muy anteriores y que hoy son verdaderos símbolos del progreso de La Palma, por lo que se entiende que es en derecho y en justicia histórica reconocer pública, formal y oficialmente toda esta aportación de la que esta Isla y sus habitantes, tanto se beneficiaron”.

En definitiva, concluye, “las instituciones palmeras apoyan el restablecimiento por parte del Reino de España de la Honorabilidad de la Masonería y la superación definitiva del trato discriminatorio para quienes sufrieron de persecución, sanciones de cualquier clase, condenas penales, exilio o fueron ejecutados por razón de la defensa de la masonería y de los ideales democráticos; y, por otra parte, el restablecimiento de situaciones jurídicas ilegalmente extinguidas en los aspectos que afectan a la masonería en España”.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha