eldiario.es

Menú

El vallado de la Zona Franca en la Dársena Pesquera recibe críticas de vecinos

La actuación se encuadra en las acciones del Nuevo Código Aduanero y trata de delimitar cada una de las parcelas en las que irán ubicadas las empresas 

- PUBLICIDAD -
Entorno de la Dársena Pesquera del puerto de Santa Cruz de Tenerife

Entorno de la Dársena Pesquera del puerto de Santa Cruz de Tenerife

Las obras de vallado de la Zona Franca de Tenerife (ZFT) del puerto de Santa Cruz, situada en la Dársena Pesquera, han sido criticadas por un grupo de vecinos que suele utilizar este espacio como lugar de paseo, para hacer deporte o para pasear a su perro.Y es que en estos momentos se interrumpe el paso en prácticamente toda el área. "Al parecer están protegidos los lugares donde ha aparecido el rabo de gato", indica con ironía una vecina que suele acudir todos los días a este lugar para pasear a su perro.

Hace poco esta era una de las zonas más utilizadas por los chicharreros para caminar con tranquilidad. Sin embargo, desde hace unas fechas estos vecinos ven como se están cerrando todas y cada una de las parcelas y se impide el paso por las aceras.

Y es que la Autoridad Portuaria está llevando a cabo las obras de vallado de la Zona Franca. Desde el pasado 1 de mayo la Unión Europea (UE) ha impuesto esta obligación dentro de lo que se denomina Nuevo Código Aduanero. Fuentes del organismo estatal confirmaron que se trata de delimitar cada una de las parcelas en las que irán ubicadas y operarán la distintas empresas.

En este momento, la Autoridad Portuaria intenta acceder a la certificación de Operador Económico Autorizado (OEA), lo que convertiría a la ZFT en una de las primeras zonas francas que obtienen esta denominación en el marco de la UE.

En este sentido a principios de este mes firmó un convenio por medio del cual se apuesta por introducir en el recinto de la ZFT todas las medidas que resulten necesarias para cumplir con los altos estándares de seguridad que se exigen internacionalmente para garantizar la cadena de suministro a través del OEA.

Precisamente, uno de los ejes del proyecto del Corredor Atlántico consiste en asegurar que los intercambios comerciales que se produzcan entre las zonas francas de tres continentes se lleven a cabo en las mejores condiciones posibles. Por ello, la obtención de la certificación como OEA por parte de las empresas y zonas francas que participan en él resulta esencial para el éxito del proyecto.

Este auge de la figura del OEA como garantía de operador fiable, encuentra su máximo exponente en el Nuevo Código Aduanero de la Unión Europea, cuya normativa los sitúa como la piedra angular para agilizar cualquier tipo de trámite.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha