eldiario.es

Menú

La plataforma de afectados por la ITE pide que su aplicación se retrase dos años

La organización, que agrupa a medio centenar de colectivos, espera reunirse con el concejal de Urbanismo de Santa Cruz para platearle que incorpore las ayudas para las inspecciones.

- PUBLICIDAD -
Vista general de Santa Cruz de Tenerife.

Vista general de Santa Cruz de Tenerife.

La plataforma de afectados por la Inspección Técnica de Edificios (ITE) de Santa Cruz de Tenerife, conformada por ciudadanos a título particular y medio centenar de colectivos, entre asociaciones de vecinos y diferentes organizaciones de la ciudad, ha reclamado tras el nuevo anuncio de paralización de la aplicación de la ordenanza por espacio de dos meses para su revisión, que “la medida más adecuada y acertada, sería retrasar su ejecución al menos dos años”.

David Carballo, portavoz de esta organización, celebró el aplazamiento anunciado recientemente por la Concejalía de Urbanismo, con el fin de aplicar las mejoras que los ciudadanos han puesto de relieve, aunque señaló que, “tal vez no sea este el momento de su entrada en vigor, por las dificultades que atraviesan muchas familias”, ya que considera que no está del todo definido cuál sería el modelo de subvención para hacer frente a estas actuaciones.

Este representante vecinal remarcó que la nueva hoja de ruta de Urbanismo “es positiva, ya que nuestra principal reivindicación era paralizar la ITE hasta que se definieran los protocolos de ayudas y subvenciones”, al margen de que anunció que la plataforma “estará muy pendiente de que realmente se escuche a los vecinos”.

Carballo dijo, no obstante, que por parte de la Concejalía “aún no se nos ha invitado a ningún encuentro”, y que esperan, dijo, “sea en marzo y que cuenten con nosotros, dentro del talante dialogante que siempre ha tenido el concejal José Ángel Martín con los colectivos vecinales”.

Sin embargo, precisó que “la paralización de dos meses anunciada es del todo insuficiente, ya que esta es una norma que para obtener un consenso y clarificar las necesidades concretas de la ciudad, requerirá de muchos meses de diálogo”.

Por la situación económica que atraviesa la ciudad, “el plazo más justo de paralización de la ordenanza de inspección sería de unos dos años, para abrir un proceso participativo de verdad y poder incorporar parámetros que no se han tenido en cuenta”, pues según el portavoz de la plataforma de afectados por la ITE, “hasta ahora no se ha escuchado al número suficiente de colectivos o se ha abordado la realidad de todas las zonas”.

Además, indicó que entre los aspectos que ahora se quieren modificar, repartidos entre nueve ejes principales, “los valoramos de manera positiva, pero faltan cosas que queremos aportar, con puntos de vista menos técnicos, pero si con la realidad como la autoconstrucción o la antigüedad de las viviendas de Anaga”, a lo que incorporarían también, como elemento trascendental, “establecer las ayudas y definir bien los protocolos”, porque describió procedimientos realmente complejos en los casos de las comunidades y las realidades de sus habitantes, con muchas dudas que hasta ahora no se han constatado”.

Asimismo, señaló que, presupuestariamente, “no se reflejan las ayudas anunciadas para la ITE, cuyo importe rondaría los 100.000 euros, algo que es fundamental que se lleve a pleno para su aprobación”, conforme a la legislación.

Por último, David Carballo comentó que con el inicio del nuevo proceso de diálogo el lunes 16 de febrero, la plataforma espera ahora que en pocas semanas se pueda mantener un encuentro, ya que precisó que “en la ciudad hay 52 barrios repartidos entre cinco distritos con realidades muy diferentes”.

 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha