El CD Tenerife se encuentra a un Real Oviedo en pie de guerra

Aitor Sanz en el Tenerife-Rayo de hace unas semanas.

EFE

Santa Cruz de Tenerife —

0

El Real Oviedo recibe este domingo al Tenerife (17.15 horas), en situación crítica, penúltimo y a cuatro puntos de la permanencia, por lo que los del Cuco Ziganda, que se estrena como técnico azul en el Tartiere, tienen que ganar si no quieren descolgarse de la batalla por mantener la categoría.

Rubén Baraja espera romper su “mala racha” en el Carlos Tartiere

Rubén Baraja espera romper su “mala racha” en el Carlos Tartiere

Las dos últimas derrotas ante Alcorcón (1-2) y Lugo (1-0) han hundido en la tabla a un Real Oviedo que esperaba una reacción diferente en el Anxo Carro tras la destitución de Rozada y la llegada del Cuco Ziganda, el tercer técnico de la temporada, pero que cae al fondo (21º, con 29 puntos) a trece jornadas del final.

Pese a no lograr la reacción esperada en cuanto a imagen en la primera mitad ni en cuanto a resultado, el entrenador navarro si vio mejoras en su equipo, con el que tuvo esta semana la primera completa de trabajo y al que trató de "quitar basura" de la cabeza tras el varapalo a domicilio.

Para Ziganda, que no hará grandes cambios en el esquema con el que se estrenó, lo importante es que el equipo deje de pensar en qué se está jugando o en la tabla para ganar soltura en su juego, tal y como ocurrió en la segunda mitad ante el Lugo aunque no encontró el premio del gol.

Los oviedistas llegan con dos bajas notables en la defensa, las de Simone Grippo y Christian Fernández por sanción, razón por la que vuelve a la lista -y al once- Alejandro Arribas, único central disponible junto con Carlos Hernández.

La segunda novedad es el regreso de Borja Sánchez, descarte de Ziganda para viajar a Lugo y que entra en lugar de uno de los dos defensas sancionados para dar más opciones al ataque carbayón, donde podría incluso ser de la partida junto a Rodri si el Cuco opta por meter un mediapunta en vez de a Ortuño como segundo punta.

El CD Tenerife afronta la visita con el objetivo de prolongar su racha de seis partidos consecutivos sin perder, con un balance de cuatro victorias y dos empates, para continuar despegándose de los puestos bajos de la clasificación y alimentar la ilusión en la afición.

Los blanquiazules, que son uno de los mejores equipos de la segunda vuelta del campeonato, llegan al choque en el mejor momento de la temporada y con la posibilidad de dejar a diez puntos a un rival directo por la permanencia.

Rubén Baraja deberá recomponer su ataque para cubrir la baja del exoviedista Joselu, que no podrá jugar el partido como consecuencia del acuerdo de cesión por el que el delantero onubense llegó a la isla en el mes de enero.

La opción más probable es que ocupe su plaza en el once inicial el mediapunta Javi Muñoz, quien ha entrado en sustitución de Joselu en las segundas partes de los tres últimos partidos, aunque también tiene opciones Ramón Miérez, con el que se mantendría el esquema de dos delanteros.

Etiquetas
Publicado el
1 de marzo de 2020 - 10:59 h

Descubre nuestras apps

stats