Canarias Ahora Opinión y blogs

Sobre este blog

Espacio de opinión de Canarias Ahora

Mitos religiosos, la caja de Pandora y los Pandora Papers

0

Estos días de Octubre vienen acompañados de novedades políticas con sentencias condenatorias y destituciones de altos dirigentes europeos de la derecha y nuevas revelaciones de los Pandora Papers. Ante determinados actos se advierte: ¡Cuidado, no sea que con tus actos abras la Caja de Pandora! Es advertencia contra posibles consecuencias graves, negativas y no controlables. En tiempos remotos se fabricaban leyendas con las que trataban de "educar" o disciplinar a las nuevas generaciones. Las leyendas ayudaban a perpetuar el dominio de las jerarquías establecidas. Y las leyendas de los distintos pueblos tienen entre sí bastantes similitudes lo que indica que las psicologías de los pueblos tienen fondos comunes. Ayer y hoy.

Así como la Biblia hebrea señala a Eva como culpable de la pérdida del Paraíso, la mitología griega coloca también a una mujer en un papel parecido en el origen de los males humanos. Esa mujer es Pandora.

Pandora fue la primera mujer creada por Hefesto, dios del Fuego, por orden de Zeus como una trampa para los hombres. La historia de Pandora nace del conflicto entre Zeus  y Prometeo por dar éste el fuego a los humanos, pese al castigo del rey del Olimpo. Zeus decidió vengarse de los humanos y así también de Prometeo ordenando a Hefesto que modelara con barro a una joven tan bella como las inmortales y que le diera la vida. Afrodita, Atenea, las Gracias y las Horas, le concedieron todo tipo de virtudes, pero Hermes le otorgó un carácter inconstante y sembró en ella curiosidad, mentira y poder de seducción.

Prometeo era considerado padre y protector de los seres humanos y les había regalado el secreto del fuego, lo que despertó la cólera de Zeus y aumentó su odio a Prometeo. Así, es el propio Zeus quien da a Pandora una caja (originalmente un ánfora) cuyo contenido (todos los males existentes) desconocía la encantadora doncella, y la envió a casa de Epimeteo, que era hermano de Prometeo. El joven Epimeteo se enamoró de Pandora y ésta le regaló su caja que él, gustoso, aceptó pese a las advertencias de Prometeo de no aceptar ningún regalo del Olimpo.

Los dos jóvenes enamorados no resistieron la tentación de descubrir el secreto encerrado en la caja y la abrieron, siendo así que los males allí encerrados se esparcieron sobre toda la Tierra: dolor, vejez, maldad, sufrimiento, tristeza y enfermedades, o sea, todos los males que los mortales hasta entonces desconocían. Sorprendida y aterrada, Pandora cerró la caja, quedando sólo la esperanza en el fondo. Por eso se dice que la esperanza es lo último que se pierde.

Se ha hablado en estos días de un Facebook destripado en el Senado de los EE.UU, dado que la empresa estaba escondiendo información vital al público, a sus accionistas, al Gobierno de EEUU, y a los gobiernos de todo el mundo. Todo gracias a la honestidad de Frances Haugen, autora de la filtración sobre el impacto tóxico de Facebook en la sociedad y sus intentos de ocultarlo.

Paralelamente algunos secretos de los millonarios del mundo capitalista, empiezan a ver la luz pública gracias a los llamados Pandora Papers. Lo interesante es que, junto a los millonarios ya conocidos de las grandes compañías financieras y monopolios, aparecen otros que formaban parte de las élites gobernantes de diversos países, occidentales y orientales. Y no pocos con apellidos españoles.

Estos hechos delictivos los clasifican algunos entre los "robos de guante blanco", de guante blanco o de cuello blanco por ser crímenes no violentos cometidos por profesionales de negocios y gobierno con motivos financieros, delitos que se realizan sin derramar directamente sangre, aunque la sangre suele ser derramada por sicarios empleados.  La sangre es espectacular y visible, pero la miseria, la desesperación de familias enteras afectadas no son menos dramáticas y dolorosas, como resultado del cierre arbitrario de fábricas o el desalojo de sus hogares. Los Pandora Papers no han esparcidos males en el mundo actual, sino que han descubierto a los causantes de gran cantidad de males que afectan a las economías nacionales y a las personas.

La religión griega es anterior a la religión cristiana y su diferencia está en que la griega carece de profetas, no tiene mesías salvador además de no tener un libro sagrado. Hoy el significado de mito es el de “narración fabulosa e imaginaria que intenta dar una explicación no racional a la realidad, es el conjunto de creencias e imágenes idealizadas alrededor de personas o fenómenos sociales“. Por ejemplo, para muchos americanos Trump es un semidiós y para otros un poderoso demonio. Otro ejemplo es la palabra “comunismo“ usada como arma contra adversarios, como si el comunismo fuera el peor mal de todos los males sociales y políticos. Así, Trump acusó a Obama primero y a Biden después de ser "comunistas“. En España, la oposición parlamentaria del PP y VOX acusa (o insulta) al Gobierno constitucional de "ilegítimo", “comunista totalitario“, de "golpista“ y de “traidor“.

Mientras los viejos mitos y leyendas fueron elaborados a través de siglos, los modernos son acelerados mediante fuerzas propagandísticas que se apoyan en sectores poderosos de la sociedad como millonarios o aristócratas. Así, mediante “cadenas“ de radio y televisión, de periódicos, etc., difunden mentiras que acaban pareciendo verdades a los ojos del público que sin darse cuenta las consume o traga sin análisis crítico de las desinformaciones recibidas. Resulta eficaz la receta del propagandista nazi Goebbels de que una "mentira repetida mil veces acaba siendo verdad“, al menos en la mente de los que lo tragan todo sin pensamiento critico. La propaganda sistemática crea nuevos mitos.

Este tipo de "desinformación“ es todo lo contrario al comportamiento ético de Frances Haugen arriesgándose a enfrentarse al poderoso consorcio de Facebook.

MITO PREFABRICADO Y RELIGIÓN MONETARIA

Por otro lado como religión se entiende el conjunto de dogmas, normas y prácticas relativas y para una divinidad. Según Ernst Cassirer, el mito y la religión primitiva son de algún modo casi idénticos. Lo que Cassirer no podía sospechar en sus análisis sobre el mito era que con los inventos (que él no llego a conocer durante el tiempo que vivió) de la televisión, del Internet y la digitalización de la información se podía crear en corto tiempo, mediante difamación continuada y masiva, nuevos mitos y creencias cuya pervivencia no está asegurada, pero que tienen un tremenda influencia política y económica a corto plazo. O sea, nos encontramos con una pseudo-mitología prefabricada. Y la religión practicada en secreto se basa en la creencia de que el sistema capitalista es eterno y de que el único dios es el Dinero que, como cualquier antropólogo sabe, no ha existido siempre en la historia de la Humanidad, y ni siquiera en el Génesis de la Biblia aparecen un Adán o una Eva comprando manzanas a la serpiente. Las formas del "dinero" o medio de pago han cambiado y siguen cambiando. No son eternas. De las monedas de metal se pasó al dinero de papel, billetes, luego se han inventado las tarjetas de crédito, etc.

La REA (Real Academia Española) dice tanto sobre el mito como la religión: "Mito: Narración maravillosa situada fuera del tiempo histórico y protagonizada por personajes de carácter divino o heroico. Con frecuencia, interpreta el origen del mundo o grandes acontecimientos de la humanidad." "Religión: Conjunto de creencias o dogmas acerca de la divinidad, de sentimientos de veneración y temor hacia ella, de normas morales para la conducta individual...

Lo que sacamos en claro del complicado tejemaneje de los poderosos, desenmascarado por los Pandora Papers, es que, todos ellos sin excepción tienen una religión que es el Capitalismo Financiero y un Dios que adoran que es el Dinero, independiente de ser ortodoxos como los adeptos a Putin, musulmanes como el presidente de Azerbadyan Ilham Aliyev o el rey de Jordania Abdulah II, de la iglesia anglicana como el laborista Tony Blair, ucranianos como Volodymir Zelensky, que se puede ser africano como Uhuru Kenyatta, presidente de Kenia, hispanomericano como Sebastián Piñera, presidente de Chile, apostólicos católicos como el Emérito. El International Consortium of Investigative Journalists (ICIJ) es un network global de casi 300 periodistas investigadores de más de 100 países que cooperan en la investigación en profundidad. Y han sacado a la luz los secretos (financieros) de los poderosos. Hay un periodismo independiente y valeroso.

Hay una lista, visible en Wikipedia, que es una lista parcial de las personas nombradas en los Pandora Papers como accionistas, directores y beneficiarios de empresas extraterritoriales. Esta lista parcial nombra en total a 35 líderes nacionales (Jefes de estado, Presidentes) actuales y anteriores y aparecen en la filtración, junto con 400 funcionarios de casi 100 países. Más de 100 multimillonarios, 29,000 cuentas en el extranjero, 30 líderes actuales y anteriores y 300 funcionarios públicos han sido nombrados en las Primeras filtraciones en octubre de 2021. Se estima, según los informes, que se ocultaron $32 billones de impuestos.

Mario Vargas Llosa aparece también. El premio Nobel de Literatura, afincado y españolizado en Madrid, habría gestionado sus derechos de autor a través de una sociedad en las Islas Vírgenes Británicas, valorada en 1,1 millones de dólares. Vargas Llosa, que ya apareció en los Papeles de Panamá en 2016, se desvinculó entonces de cualquier responsabilidad respecto de una sociedad llamada Talome Services Corp, culpando a sus gestores. Ahora, sin embargo, el autor aparece vinculado a Melek Investing INC, en la que consta como director y accionista, de acuerdo con la documentación obtenida por laSexta El País dentro de los Pandora Papers. El talento inventivo literario del escritor seguramente le ayudará a dibujar un nuevo retrato de sí mismo, con un perfil no corrupto.

A otro nivel, sea más bajo o más alto, según se mire, se repite el nombre del Rey Emérito. Los Pandora Papers ponen en el foco del fraude fiscal a numerosas personalidades que tendrían sociedades offshore o cuentas en paraísos fiscales. El exmiembro de Podemos, Ramón Espinar, considera que la "clave" de muchos estos casos "son los ejemplos" que dejan algunos representantes a sus ciudadanos. "El problema es que un país en el que el rey evade no se sostiene. No se sostiene así ética y moralmente una patria", dice.

Según Espinar las informaciones apuntan a que la señora Corinna Larsen creó un fondo llamado "Amado" para que en el caso de fallecer ella, parte de su fortuna offshore fuese para el rey Juan Carlos I. Y Espinar añade: "Si se pagan impuestos es porque se tiene que hacer porque si no te pillan, pero la filosofía es la de me escapo porque se escapa hasta el rey". Espinar expone la siguiente conclusión: "Hemos tenido unas élites que durante décadas han construido normas que no aplicaban para ellos".                    

Por otro lado, Fernando Savater escribe que Juan Carlos I dice que le gustaría volver a España. Está dispuesto a subirse al primer avión que pueda hacia el país en el que reinó entre 1975 y 2014. Pero, investigado por la Fiscalía del Tribunal Supremo español por el supuesto cobro de comisiones en el extranjero, el Emérito ignora si volverá, así como el cómo y el cuándo. “Algunos están muy contentos de que me haya marchado”, ha declarado, enigmáticamente, a la escritora Laurence Debray, autora del ensayo Mon roi déchu (”Mi rey caído”, en francés). Laurence Debray entrevistó en la primavera pasada a Juan Carlos de Borbón en Abu Dabi, donde reside desde el verano del 2020. El semanario Paris Match adelanta, en la edición del pasado jueves, extractos del libro de la historiadora francesa, buena conocedora de la monarquía española y autora de una biografía de Juan Carlos I y de un documental televisivo grabado poco antes de su abdicación en el 2014.

Fernando Savater, también emérito (en lo que se refiere al filosofar), nos recuerda que la autora del libro Mon roi déchu (”Mi rey caído”, publicado en estos días en Francia) , Laurence Debray, siendo niña había colgado un póster del entonces rey Juan Carlos I al que entonces admiraba. Su padre, el famoso intelectual de izquierdas Regis Debray, lo retiró colocando en su lugar un retrato del presidente socialista François Mitterrand. Eso se puede leer en su libro Hija de revolucionarios (Anagrama), donde Laurence Debray recordaba el episodio del poster  de Juan Carlos I.

Savater parece asombrado de la actitud “insensible“ de Regis Debray, pero “olvida“ decir que Debray fue condenado el 17 de noviembre de 1967 a la pena máxima de 30 años de prisión militar, escapando por los pelos de la pena de muerte. Y sólo gracias a la campaña iniciada por Jean Paul Sartre sería puesto en libertad el 23 de diciembre de 1970, por un general moderado de la Junta Militar que había ostentaba el poder en Bolivia.

Los que no hemos leido todavía el libro de Laurence Debray sobre el “rey caído“ no podemos saber qué juicio nos merece pero sabemos que Laurence ya entrada en la cuarentena es contraria y contrariante a todo lo que venga de su padre, así odia a Mitterrand mientras adora al conservador general De Gaulle. Y ella se posiciona en todo lo que sea exactamente lo contrario de sus padres. Según el periodista Luc Le Vaillant en Libération Laurence se encuentra en la contradicción política así como en la controversia afectiva con sus padres. Y añade Le Vaillant que Laurence toma el contrapié permanente con sus genitores tras lo que parece una demanda d´attention perpétuelle. Laurence Debray pasó una adolescencia de sueño en Sevilla en los años de la Movida y eligió entonces a Juan Carlos como “el rey del corazón, bello como un actor de Hollywood“, y según ella, el „más republicano de los soberanos“.  Como se ve, para gustos se hicieron colores.

Otro “ejemplo“ de gustos afrancesados ha sido, sin necesidad de recurrir a los Pandora Papers, el que ha puesto el periódico La Monde en sus titulares con la invitación de Casado y el PP a Nicolás Sarkozy como invitado “de honor“ a la Convención del PP como "ejemple“. Tal acción de Casado tuvo lugar la víspera de la condena por corrupción de Sarkozy en el „affaire Bygmalion“. Corrupción no es pecado exclusivo de las jerarquías políticas españolas del PP o francesas como se puede comprobar en el caso del Canciller austriaco Kurz (también invitado de "honor“ a la convención del PP) que está acusado por la Fiscalía General de soborno e instigación a diversos delitos políticos  y ha sido depuesto de su trono de Canciller.

¿Se trata de „mala suerte“ o se trata de un rasgo común a todas las derechas, sean europeas, americanas, asiáticas o africanas? El caso es que otro „gran invitado de honor“ haya sido el recientemente depuesto canciller austriaco. Si sumamos de la lista de corruptos y corrompibles que pasaron por la reciente Convención del Partido Popular, las opiniones se dividen entre los que afirman que no es mala suerte sino característica de la Derecha aristocrática española su corruptibilidad y los que opinan que el poder corrompe siempre.

Mientras tanto, el derechista Carlos Herrera desde la COPE habla de una España con “una superpoblación de tontos“ y que el gobierno Sánchez tiene „especialistas en mamandurrias“, es curioso que use su “libertad de expresión“ ahora mientras con Rajoy tenía la cremallera bien cerrada en su boca liberticida. Y Herrera en COPE anuncia que el caso de Juan Carlos de Borbón se puede archivar ya que “la investigación no ha llegado a ninguna parte". Es así como el director de 'Herrera en COPE' se ha mostrado tajante con aquellos representantes de Unidas Podemos, como Pablo Echenique, que sostuvieron en su día que el monarca era "el mayor ladrón de la Democracia". "Esto debería costarte una buena querella", dice el copeista Herrera. Tras este comentario, se ha centrado en los bonos para jóvenes anunciados por Pedro Sánchez. Por esta razón, el comunicador subraya que "Este es el país de las tonterías... regalar el dinero de los demás".

No sé si Carlos Herrera habla de su propia experiencia por haber recibido regalos del dinero de otros, supongo que millonarios adinerados, claro, pero yo no he recibido tales regalos. Es más ni siquiera he ganado a las quinielas las escasas veces que he jugado. En fin, uno podría tener la impresión que condenar a gente de izquierda es más fácil en España que en Europa y que resulta complicado sentenciar a los derechistas. Y eso a pesar de las reveladoras páginas de los Pandora Papers.

Sobre este blog

Espacio de opinión de Canarias Ahora

    Autores

Etiquetas
Publicado el
12 de octubre de 2021 - 17:39 h

Descubre nuestras apps

stats