eldiario.es

9
Menú

Derechos y derechas

- PUBLICIDAD -

La política es truculenta y subjetiva mientras que la economía es fría y objetiva. La política confunde como a Dinio, aquel cubano amigo de Marujita Díaz que le confundía la noche española.  

Tras el asesinato del periodista saudí Jamal Khashoggi en el consulado de su país en Turquía, Alemania ha liderado el boicot a la monarquía sátrapa y medieval. En cambio España no ha secundado la invitación de Angela Merkel y ayer mismo votó en contra de paralizar la venta de armamento a Arabia Saudí.  

Curiosamente el PSOE votó lo mismo que el PP en el Congreso mientras que Ciudadanos se abstuvo y Podemos lo hizo en contra. Cualquier ciudadano puede perfectamente pensar que el PP y el PSOE siguen representando lo mismo, o sea, la casta de toda la vida. Da igual que gobierne uno o lo haga el otro en temas de cierto calado nacional porque casi siempre suelen votar unidos. Mucho más que Unidos Podemos.  

Desde fuera resulta extraño que el gobierno alemán de derechas anteponga los derechos humanos a la economía y que en cambio el Gobierno español de izquierda prefiera mantener los contratos con los saudíes a pesar de la flagrante conculcación de los derechos humanos.  

Eso puede parecer en primera instancia pero si se rasca un poco nos daremos cuenta de que Alemania apenas vende armamento a Arabia Saudí y el petróleo lo compra principalmente a Rusia. Digamos que Alemania se lo puede permitir. igual que Francia se puede permitir no vender aviones de guerra  a los saudíes porque  su gran comprador es Egipto  otra dictadura  árabe militar.  

España, en cambio, tiene una relación especial con el sátrapa saudí, apuntalada desde las respectivas casas reales. Empresas españolas construyen el AVE a la Meca y otras obras de ingeniería integral, además de los contratos multimillonarios con Navantia y otros astilleros.  

Cádiz está gobernado por Podemos y por eso tiene más mérito que Pablo Iglesias esté en contra de la venta de fragatas y armamentos a la dictadura árabe. La izquierda siempre se ha caracterizado por la defensa de los derechos humanos y por eso choca tanto la postura del gobierno de Pedro Sánchez frente a la conservadora alemana Angela Merkel. 

La economía es la economía y el euro es el euro.  Y eso lo sabe hasta el Gobierno de Canarias, que ha restado carga fiscal al pan, al aceite y a la pasta. Fernando Clavijo sabe que con las cosas de comer no se juega. Pan y circo para entretener y contentar al electorado. Como ya tenía la Televisión Canaria, solo le faltaba abaratarnos la comida.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha