eldiario.es

9

Pactos, ¿qué pactos?

El momento multipartidista del sistema político canario está mostrando la complejidad para encajar todas las piezas del puzle y no fracasar en el intento. Las decisiones para formar los gobiernos municipales que se han tomado durante esta última semana han marcado los pactos del gobierno autonómico. El lunes se daba por hecho un pacto de progreso y el viernes volvía a emerger después de que descarrilara el pacto de las derechas por el factor Clavijo.

Las tensiones han destapado las costuras de los partidos, dejando entrever que la organicidad y la disciplina de éstos está mutando hacia una nueva cultura política. Y aunque es evidente que la lógica de los pactos en cascada sigue presente, esta vez la máxima de que Coalición Canaria siempre sale victoriosa pase lo que pase, se ha quebrado por completo. La sorpresa del de Santa Cruz de Tenerife después de 40 años de dominio absoluto de los nacionalistas contiene todos estos ingredientes. Sin embargo, el fracaso de Santa Lucía de Tirajana para cerrar un pacto de progreso, que a priori no debería haber representado ninguna dificultad, es un aviso a navegantes que pone de relieve la necesidad en este tiempo de corregir el tacticismo por la estrategia. De pacto a pacto, ahora toca mover ficha para construir la oportunidad del tripartito progresista, que ya tiene su traducción política en las ciudades de La Laguna y Las Palmas de Gran Canaria.

El PSOE, que lidera las negociaciones por su condición de fuerza más votada, debería dejar atrás las jugadas de partido/poder territorial/hegemonía en la izquierda, si no quiere volver a salir por lana y volver trasquilado. Además, para firmar un acuerdo que requiere tejer confianzas y alianzas, una lentitud y pasividad pasmosa, no es que sea lo más adecuado para avanzar posiciones como se ha visto.

Nueva Canarias tendría que volver al cauce de la izquierda después de su cortejo con las derechas motivado por el miedo y el deseo a resarcirse por la pérdida de sus bastiones en sureste de Gran Canaria. Su presencia el viernes en las negociaciones junto a CC, PP, C’s y ASG en la residencia presidencial de Ciudad Jardín y la firma apresurada con Coalición Canaria para no perder la alcaldía de Telde, sólo ha servido para que Coalición sacara ganancias en la ciudad de los faycanes. Con haber sostenido el argumento de la necesidad de construir confianza para poder pactar un gobierno de progreso hubiera sido suficiente como elemento de presión para los socialistas. Como destacan los italianos, la fiducia en política no es cosa menor y por tanto estaría más que justificada su posición.

La confluencia Sí Podemos tiene que superar el shock de sus malos resultados electorales, la política tiene estas paradojas. En el paradigmático caso portugués, el Bloco de Esquerda propuso tres medidas concretas que fueron bien acogidas por la opinión pública. Al igual que en los estadios de fútbol influye el factor campo, la gente también participa de alguna manera en las negociaciones, especialmente hoy en tiempos de lucha de relatos. La disposición de los cuatro diputados para desalojar a Coalición Canaria tiene que seguir presente como acto de altura de miras. Porque no se trata de entrar a toda costa en un gobierno que no ofrece todas las garantías para el cambio, formar una sopa de siglas a lo largo de toda una legislatura generaría con seguridad situaciones grotescas, especialmente con socios como Ciudadanos y/o ASG. Es importante tener en cuenta que, tras la caída del pacto de derechas, la llave de ASG se ha duplicado en formato naranja y ya no sirve para los gobiernos de ambos bloques, por lo que su política de mercadeo corre riesgo de quedarse en nada.

Esta semana, los Cabildos también estarán presentes en las negociaciones del gobierno regional. La Gran Coalición PSOE-PP entrará seguramente en escena y tendrá el intercambio de cromos de Lanzarote como espejo. No obstante, en Tenerife estarán todos los focos, pero no conviene perder de vista Gran Canaria, porque ahí puede evidenciarse la ruptura total del pacto de progreso y por ende malograrse el principio de acuerdo en Fuerteventura. De pacto a pacto estamos otra vez en la casilla de salida, pero el factor Clavijo ha alzado el vuelo al tripartito.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha