eldiario.es

Menú

ACS pide a Iberdrola que excluya a la BBK de su consejo

BILBAO

Acusa al consejo de dar a Galán "poderes exorbitantes y casi omnímodos" para "limitar sin cuento los derechos de los accionistas"

- PUBLICIDAD -

Acusa al consejo de dar a Galán "poderes exorbitantes y casi omnímodos" para "limitar sin cuento los derechos de los accionistas"

ACS

ACS

BILBAO, 27 (EUROPA PRESS)

ACS, principal accionista de Iberdrola, con un 19,02% de los títulos, ha instado al consejo de la eléctrica a aplicar a la BBK el mismo criterio de "incompatibilidad" y "por congruencia" la excluya del consejo de la eléctrica en el que se sienta, mientras mantiene otro puesto en el de Repsol.

Además, se ha opuesto a las modificaciones estatutarias con las que se pretende dar al presidente de la compañía vasca, Ignacio Sánchez Galán, "poderes exorbitantes y casi omnímodos" para "limitar sin cuento los derechos de los accionistas".

La constructora que preside Florentino López ha realizado estas afirmaciones en el transcurso de la junta general de accionistas celebrada este viernes en Bilbao, con representantes de 148.683 accionistas (82,34% del capital) y en la que estuvo presente el 29% del accionariado. El otro 53% estuvo representado.

La junta ha aprobado, con la oposición de su accionista mayoritario, ACS, la reducción a 14 de los integrantes del consejo de administración, al que se impidió entrar a la constructora en la junta del pasado año. Además, ha dado el visto bueno a la fusión, por absorción, de su filial Renovables.

También ha aprobado el resto de cambios estatutarios y la potestad del órgano rector para realizar nuevas ampliaciones de capital y emisiones de bonos en una sesión a la que, por vez primera, han asistido los representantes de Qatar Holding, que ha entrado recientemente en el capital con un 6,1%.

La junta ha servido para que tanto el consejo, con su presidente a la cabeza, y el accionista mayoritario, ACS, hayan escenificado una vez más sus diferencias, que les ha llevado a enfrentarse en los Tribunales, después de que el pasado año se impidiera a la constructora tomar asiento en el órgano.

En esta ocasión, el acceso del presidente de BBK al consejo de Repsol, mientras Xabier de Irala es consejero dominical en Iberdrola, ha servido para que ACS haya reclamado al consejo de la eléctrica que se aplique a la caja vasca los mismos criterios de incompatibilidad que impiden su incorporación al consejo de la compañía vasca.

En el turno previo a la votación en la asamblea, el secretario general de ACS, José Luis del Valle, que ha recordado que la constructora es la accionista mayoritaria, ha tomado la palabra para explicar su voto negativo a varias de las propuestas del consejo de administración de la eléctrica.

Del Valle ha anunciado, en primer lugar, su oposición a la gestión del órgano rector durante el pasado ejercicio, porque "una vez más, y persistiendo en su actitud, ha desarrollado una gran parte de su actuación" para "evitar la presencia del mayor accionista de la compañía" en el consejo. También se ha opuesto a "las directrices y bases estratégicas de actuación" para 2011, porque "no son explícitas" y equivaldría a "un voto de confianza en blanco y anticipado".

Tras enumerar las discrepancias con los cambios propuestos, se ha mostrado convencido de que las modificaciones estatutarias pretenden "algo muy grave, como es subvertir los principios rectores de toda sociedad anónima".

Ha recordado, en este sentido, que tanto el consejo como su presidente "deben estar sometidos" a la junta "y no al contrario", y ha advertido de que la reforma de los Estatutos busca "colocar en la cúspide social al consejo de administración y, singularmente, a su presidente". "Se pretende, entendemos que ilegítimamente, dar al presidente poderes exorbitantes y casi omnímodos para limitar sin cuento los derechos de los accionistas", ha explicado.

Para Del valle, gracias a las modificaciones, Galán estaría "facultado" para "privar a los accionistas de su derecho a obtener información, si la considera inoportuna o inconveniente o de su derecho de propuesta a la junta". También ha advertido al presidente de la eléctrica que "los únicos conflictos de interés de los que tiene que ocuparse un consejo de administración son de los que afectan a sus miembros frente a la sociedad". "Señor presidente, señores consejeros, son ustedes los que están al servicio de los accionistas de la sociedad, que son los propietarios de la empresa y no al contrario", ha censurado.

Como era previsible, ACS ha votado en contra de la reducción del número máximo de representantes del Consejo a 14, frente a los 15 precedentes, que ha interpretado como "una muestra más de la obsesión" el órgano rector de la compañía "de intentar impedir la presencia de su principal accionista en su seno". En este punto, ha recordado que, pese a la decisión judicial que ratificó su exclusión del consejo, "está pendiente la resolución judicial definitiva y firme" del Tribunal Supremo.

El secretario general de ACS ha rechazado modificaciones de determinados artículos de los estatutos sociales y, por último, ha aprovechado su intervención para abordar la presencia de BBK en el Consejo, a través de su ex presidente Xabier de Irala, mientras el actual presidente, Mario Fernández, se sienta en el consejo de Repsol.

Del Valle ha recordado que Repsol realiza actividades en el sector energético no sólo de forma directa, "en competencia con la actividad principalísima, casi única, de Iberdrola", sino a través del "correspondiente pacto parasocial con La Caixa", propietaria junto a la petrolera del 66% del accionariado de Gas Natural Fenosa, "operadora principal y dominante, en los mercados de gas y de electricidad".

Ha rechazado que la justificación pueda ser la de que Fernández se ha incorporado al consejo de Repsol a título personal, y ha recordado que para oponerse, en juicio, a su presencia en el consejo de la eléctrica, Iberdrola se basó en que "la incompatibilidad surge por la posibilidad de tener acceso a informaciones confidenciales que pudieran ser utilizadas por una compañía competidora".

"Desde este punto de vista, el actual presidente de BBK respecto de Repsol y su anterior presidente respecto de Iberdrola, van a estar en dos compañías directamente competidoras", ha señalado.

A su juicio, "salvo que se aplique distinta vara de medir, o soluciones diferentes allá donde se producen los mismos problemas", el consejo de Iberdrola "si quiere ser congruente, debe aplicar" a BBK el criterio esgrimido para excluir de su consejo a ACS. "Si esto fuera así, no tendría más remedio que excluir también de su consejo a cualquier consejero que actúe como consejero dominical de la BBK, mientras un representante de esta entidad esté presente en el Consejo de Repsol", ha dicho.

GALÁN.

Galán ha eludido responder al emplazamiento realizado por José Luis del Valle respecto a BBK, aunque ha dicho "respetar" las decisiones de los "competidores" de Iberdrola y ha rechazado "hacer comentarios públicos" sobre "planes o estrategias que llevan a cabo otras compañías".

Por otra parte, ha respondido a los reproches de la constructora por su 'veto' en el Consejo, para insistir en que ya la sentencia del Juzgado de lo Mercantil de Bilbao dejó claro que "la protección del interés social debe prevalecer sobre el sistema que permite a un accionista designar a un consejero por representación proporcional" por los "posibles perjuicios que podría suponer para Iberdrola" permitir la entrada a su consejo a un accionista que es "a su vez, un competidor".

Para Galán, la resolución judicial establece que la decisión de la Junta general de Iberdrola celebrada el pasado año "estuvo plenamente justificada".

Por otra parte, durante su exposición de los resultados de 2010 a los accionistas, Galán ha reivindicado la validez de su modelo de negocio, con el que la compañía ha cosechado en 2010 un total de 2.871 millones de beneficio, y ha superado los 1.000 millones en el primer trimestre.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha