eldiario.es

9

Gran Canaria es talismán para España

Senegal claudicó desde el primer segundo y acabó cediendo por un inapelable 88-49 ante un público entusiasta con las estrellas de la cancha y crítico con las del palco

- PUBLICIDAD -
Pau Gasol durante el encuentro que enfrentó a la selección española de baloncesto contra Senegal en el Gran Canaria Arena. Efe.

Pau Gasol durante el encuentro que enfrentó a la selección española de baloncesto contra Senegal en el Gran Canaria Arena. Efe.

Por su desarrollo hasta la fecha, la preparación de la Selección Española de Baloncesto, lesión de Abrines aparte, cumple el guion establecido. Tras ir superando con solvencia, sin brillo, haciendo lo justo pero siempre con oficio ante Canadá (82-70), Angola (70-70) y Turquía (77-55 y 63-70), el equipo de Juan Antonio Orenga se desmelenó este domingo en su primera visita al Gran Canaria Arena. Como asumiendo a la perfección su papel de invitado estelar a la fiesta del baloncesto, Senegal claudicó desde el primer segundo y acabó cediendo por un inapelable 88-49 ante un público entusiasta con las estrellas de la cancha y crítico con las del palco, especialmente con José Manuel Soria, que se llevó una sonora pitada cuanto hizo acto de presencia.

No se dudaba del favoritismo de España ante su 'hermano' africano, tanta es la cooperación nacional con el país africano. Pero más allá del triunfo y lo abultado del marcador, lo importante son las sensaciones que desprende un "grupo de amigos", como se hacen llamar las propias estrellas del equipo español, ante la cada vez más cercana disputa de la Copa del Mundo. Ellos, además, entienden como nadie la obligación de dar el mejor espectáculo posible en una gira que mezcla a partes iguales deporte, promoción y negocio. Además, la rotación exterior sigue volviendo loco a cualquier rival, sin importar categoría ni condición, y la cada vez más evidente compenetración de Ibaka con Pau y Marc Gasol ofrece a los suyos un plus inigualable para cualquiera.

Poco pudo hacer Senegal. Ni siquiera presentó oposición el buen hacer de Saer Sené, roca interior senegalesa con pasado en Fuenlabrada. Nada se le puede reprochar, pues desde el principio tuvo que lidiar con los 9 puntos de Pau Gasol en el primer acto, para 20 en total. Antes, Rudy le dio desde el triple la primera ventaja a España (3-2), situación de privilegio que mantuvo hasta el final del encuentro. Gasol estableció el 12-7 y, como no podía ser de otra forma, la primera ventaja psicológica llegó de los hercúleos brazos de Ibaka (23-13 para cerrar el cuarto inicial). Por parte de Senegal apenas se tenían noticias del propio Sené o Dieng, al que no conviene perderle la pista.

Las habituales rotaciones de Orenga, ahora que cualquier prueba es bienvenida, provocaron que Sergio Rodríguez inaugurara el segundo cuarto (25-13). El propio Sergio, Ibaka y Marc Gasol tomaron rápidamente el control de la situación, y una perfecta asistencia del pívot de Memphis al alapívot de los Thunder de Oklahoma City empezaba a sentenciar la contienda (33-17). Calderón, otro de los NBA de esta selección (flamante nuevo base de los Knicks) se sumó a la fiesta desde el triple (46-22), y al descanso ya estaba claro que la victoria se quedaba en Gran Canaria (46-24. Pau, 11 puntos).

Repartiendo caramelos. España se dedicó a regalar alegría a todos los presentes en las gradas. O, como diría Rijkaard de Iniesta, a "repartir caramelos". E imágenes de las que tanto gustan y a las que tan bien acostumbrados nos tiene el omnipresente Ibaka (espectacular mate para el 58-36). Senegal, lejos de querer maquillar el partido, parecía homenajear a Antonio Vega con aquello de "se dejaba llevar...". Así, la renta en el marcador crecía y crecí-. Y no había forma de pararla y los 30 puntos de diferencia, más un triple de Ricky Rubio (81-47), parecían pocos ante la voracidad ofensiva de España. Que con el viento a su favor juega como una perfecta sinfonía, poesía en movimiento, ante la que apenas se puede hacer salvo mirar y disfrutar. Fue un día completo. Una noche de fiesta en la que todos tenían cabida. Incluso Dani Díez, que jugó unos minutos y además anotó un triple. Gran Canaria, una vez más, fue talismán para la selección.

Ficha Técnica:

88- España (23+23+19+23): Rubio (8), Rudy (8), Navarro (9), Marc Gasol (6), Pau Gasol (20) -cinco inicial- Ibaka (15), Calderón (5), Reyes (2), Claver (-), Rodríguez (7), Llull (5) y Díez (3).

Seleccionador: Juan Antonio Orenga.

49- Senegal (13+11+12+13): D'Almeida (7), Maleye Ndoye (4), Faye (-), Ndiaye (2), Dieng (12) -cinco inicial-, Mamadou Ndoye (4), Niang (-), Diop (2), Thiam (-), Ndour (4), Badji (-), Thomas (5) y Sene (9).

Seleccionador: Cheikh Sarr.

Árbitros: Arteaga, Pérez Niz y Babacar Gueye. Sin eliminados.

Incidencias: Partido amistoso de la Ruta Ñ2014 de preparación de la Copa del Mundo celebrado en el Gran Canaria Arena ante unos 10.000 espectadores. La Federación Española de Baloncesto impuso su insignia de oro y brillantes al árbitro grancanario Juan Carlos Arteaga por su trayectoria internacional, que incluye su presencia en tres campeonatos del mundo.

- PUBLICIDAD -

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha