eldiario.es

9

Catalunya: ¿del mártir al muerto?

Cuando una revolución logra mártires, se cohesiona y se hace mucho más fuerte. Hasta convertirse en imparable. Los iconos humanos son tan fundamentales como las banderas. Después ya sólo vienen los muertos y tiempos que no podemos detener

Josep Lluis Trapero, Jordi Sànchez, Jordi Cuixart.

Josep Lluis Trapero, Jordi Sànchez, Jordi Cuixart. Canarias Ahora

Y Asterix llegó a Iberia, esta vez en línea low cost, y advirtió que Hispania estaba en llamas por los cuatro costados. Al oeste, la frondosa Galicia ardía presa de piromaniacas acciones criminales. Al Este, en Catalunya, el fuego habitaba en corazones y almas, no se sabe si dejados de la mano de Dios o cogidos del brazo del odio. Y vio Asterix que el Estado mandaba requerimientos y la Generalitat contestaba con circunloquios, evasivas, perífrasis, ambages, rodeos e insinuaciones y déjame unos días para mirármelo, aunque hemos proclamado la independencia sin llegar a proclamarla del todo, al efecto de dialogar cómo podemos lograr coger puerta con la negociación sin necesidad de que acabemos al toletazo limpio o en la trena / talego. Porque la independencia es independiente del diálogo, ya que éste sólo la persigue a ella. Es innegociable, aunque sólo lo afirman claramente los más radicales, las izquierdas atomizadas y voces con eco, que insisten en que las Fuerzas del Orden fueron desproporcionadas al tratar de impedir que el 1-O se constituyera ya para siempre en el 1-O como símbolo de la libertad. Un referéndum con todas las de la ley pero sin cumplir ninguna. Quedose el galo revolucionario como si hubiera impactado contra una farola en Les Champs-Élysées o se hubiera soplado una botella de absenta – la fée verte – en el mejor estilo de Rusinyol, Modigliani, Degas o Van Gogh. Con la cabeza dando tumbos, es decir, girando como un trompo, llamó Asterix a Obelix con la intención de obtener información de la crisis catalana, que el arder vegetal – Os bosques en chamas – no tiene ciencia alguna. Ni conciencia. Nada pudo lograr, porque su potente amigo de menhir que te crió sólo había llegado hasta el personaje de Lluis Companys en el estudio de la Historia. No le quedó otra opción que marcar el número del druida Panoramix, quien sí supo explicarle la cuestión del 155 – Asterix, en su candidez, ni siquiera conocía el 69 – y le dibujó un panorama nada halagüeño acerca de la situación que se iba a vivir allende Les Pyrénées tirando para el sur. Que el sur también existe. Y, triangulando como sobre una carta náutica, más al sur del sur que no es ultrasur sino ultraperiferia, está Canarias, también afectada por la calentura del siroco, que se bebe el agua del viento y deja de ocre el cabello y coloca el polvo en suspensión. Como el famoso 155, según Panoramix, deja a una autonomía sin serlo con la intención de volverla a constituir como originariamente fue. Y es el calor desconsiderado e impertinente quien convierte el nacer en un dolor a temperatura ambiente. A 40º centígrados en el Hospital Materno de Las Palmas de Gran Canaria, a donde las familias de las embarazadas en tan embarazosa situación llevan ventiladores domésticos, de cara a conseguir que los bebés no nazcan sudorosos y encabronados, cosas que ya procura el vivir a posteriori y no hay por qué adelantar.

Advierte una cosa Asterix, dijo Panoramix mientras soportaba interferencias de Radio Pirenáica: ya los secesionistas tienen dos mártires, dos Jordis de 23 de Abril, y en breve tal vez también al más mosso de los Mossos, el major de los Mossos d’Esquadra, Josep Lluis Trapero, a quien la Fiscalía busca las cosquillas para apretarle clavijas con barrotes de hierro.

Cuando una revolución logra mártires, amigo, se cohesiona y se hace mucho más revolución. Hasta convertirse en imparable. Los iconos humanos son tan fundamentales y utilizables como las banderas. Después ya sólo vienen los muertos y tiempos que no podemos detener y nada sobre ellos sabemos.

Thomas Jefferson

Thomas Jefferson

– El árbol de la libertad debe ser vigorizado de vez en cuando con la sangre de patriotas y tiranos:
es su fertilizante natural.

– Cuando la injusticia se convierte en ley, la rebelión se convierte en deber.

– La vieja práctica de los tiranos es usar una parte del pueblo para tener sometida a la otra parte.

– Me gustan más los sueños del futuro que la historia del pasado.

– No son las riquezas ni el esplendor, sino la tranquilidad y el trabajo, los que proporcionan la felicidad.

– No hay talento más valioso que el de no usar dos palabras cuando basta una.

Catalunya es ya 'facto' independiente

Harto ya de escuchar las simplonas llamadas al diálogo de analistas, columnistas, tertulianos y gentes de buena voluntad, pero más que seguro de que las cartas están echadas y las posturas son irreconciliables, esperaba encontrar a alguien que pensara, como yo, que Catalunya es ya de facto independiente. Si durante muchos años se ha estado trabajando para definir un enemigo exterior que sea digerible por la sociedad civil – incluyendo el decálogo de Goebbels – los últimos acontecimientos han tensado tanto la cuerda, que no parece que el escenario a intuir pueda ser otro que el de la represión – contestación. Cierto que el Estado no puede admitir, al amparo de la Constitución de 1978, la siniestra chulería del señor Puigdemont. Pero cierto es también que el ejercicio de esa política, a la que se ve obligado por ley Rajoy, no conduce a la eliminación del problema secesionista. Al contrario, la aplicación del celebérrimo artículo 155 conseguirá limar las diferencias entre la atomizada izquierda radical, aumentará el odio de los independentistas hacia los que no abracen su fe y hasta es posible que, si esa lucha se desarrolla en la calle, aparezca evidentemente la violencia. No sería ninguna locura admitir la posibilidad de que surjan grupos terroristas o filoterroristas. El saco de la lucha por la libertad admite de todo. No sólo lo dice la Historia sino también lo evidencian otros muchos problemas que vive en estos momentos el planeta tierra.

Es muy difícil hacer pronósticos de futuro cuando todo va tan rápido pero, aunque hasta el mismo Artur Mas ha admitido que un Estado no se construye de la noche a la mañana, está más que claro que, en caso de haber diálogo – dudo mucho que Puigdemont vaya al Congreso -, el último fin de éste no va a variar un ápice: la construcción de una república catalana y su separación de España. Más cuando el Tribunal Constitucional ha dicho nones.

Obviamente, la sociedad civil lo va a pasar muy mal. Las empresas abandonan Cataluña, las previsiones de crecimiento bajan (las catalanas y las de España), aumentará el desempleo, disminuirá la afluencia turística fundamentalmente a Barcelona, caerá la inversión, el pago de la deuda externa será un muro inabordable … En cuanto a lo que se refiere a la postura de la UE, ni me creo ni me dejo de creer. Ahora no pueden llevarle la contraria al Gobierno Español; sin embargo, no parece que, de cara al futuro y si Cataluña queda como república independiente, vaya a ser marginada por una Europa que, a pesar de llevar Unida en las siglas, ha dejado más que claro que es imposible eliminar lo que se conoce como “las dos velocidades”.

Decía que no había encontrado a ningún analista que fuera un poco más allá de la ya cargante petición plañidera de diálogo. No obstante, finalmente, me di de bruces con un artículo de Arcadi Espada que, a mi juicio, no dice ninguna tontería: “La declaración de independencia abandonó la ficción para instalarse técnicamente en el dominio de los hechos. Porque si el presidente del gobierno te pregunta si has declarado la independencia, y añade que cualquier cosa diferente del no que contestes será un sí, es lógicamente indiscutible que ayer a las 10 de la mañana Cataluña era un país independiente (…) la única revocación posible será por la fuerza”.

Un siglo de la muerte de Mata Hari

Obelix se había pasado con la pócima de Panoramix, de modo que, cuando Asterix caminaba Ramblas abajo, éste recibió la llamada del amigo del alma a la que no se le había muerto nada, puesto que la separación era solamente coyuntural. Obelix, gran amante de las ceremonias esotéricas, se había dado a pensar en la posibilidad de que el espíritu de Mata Hari fuera el culpable de una especie de vudú lanzado contra la patria hispana. ¿Y en qué te basas para ello?, le preguntó Asterix mientras miraba las cristaleras del Café de la Ópera. Fíjate en el nombre: Mata … seguro que por ello han caído dos cazabombarderos, añadiendo su fuego al fuego de Galicia, al de Cataluña, al del Materno de Gran Canaria y, ¡se me olvidaba!, al de Huelva, que ha calcinado totalmente a Platero y yo. Bueno, a mi, no … ¡Ay amigo Obelix, cólera contra el romano, repartidor de mamporros, defensor de la Galia, amigo de Rick, el del café de Casablanca, ojalá hubieras dedicado más tiempo a la lectura y menos a los brebajes ensoñadores! Ni Mata de matar ni Hari de Krishna. Mata Hari significa en el idioma malayo Ojo del Día. Fue la antecedente de las vamps que llenaron el cine negro norteamericano. ¡Qué cosas dices Obelix! Cuelgo, que se me está acabando la batería … ¡Oh, qué hombre! ¡Oh, my sweet lord!

El tema de George Harrison es un canto opuesto al odio que todos señalan como conductor de la crisis catalana y la rotura de Cataluña como sociedad de respeto y convivencia. Precisamente, Fernando Aramburu, ganador del Premio Nacional de Narrativa 2017, ha señalado con respecto al problema catalán que “Lo vivo con tristeza, porque veo mucha bandera, mucho odio, lo peor del ser humano. Y también con temor a que esto conduzca a una tragedia colectiva, y estamos en el borde. Es triste ver cómo las personas dedican el poco cupo de tiempo que tienen a cuestiones violentas, negativas, crispantes”. El odio, más allá de la moral o la religión, está perfectamente calificado como delito en el Código Penal:

Incitación a la discriminación, el odio y la violencia

Código Penal 2.4.2

El artículo 510 del Código Penal castiga con prisión de uno a tres años y multa de seis a doce meses a aquellos que provocaren a la discriminación, al odio o a la violencia contra grupos o asociaciones, por motivos racistas, antisemitas u otros referentes a la ideología, religión o creencias, situación familiar, la pertenencia de sus miembros a una etnia o raza, su origen nacional, su sexo, orientación sexual, enfermedad o minusvalía. Serán castigados con la misma pena los que, con conocimiento de su falsedad o temerario desprecio hacia la verdad, difundieren informaciones injuriosas sobre grupos o asociaciones en relación a su ideología, religión o creencias, la pertenencia de sus miembros a una etnia o raza, su origen nacional, su sexo, orientación sexual, enfermedad o minusvalía.

El presidente del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo, durante una de sus intervenciones en el Pleno del Parlamento de Canarias.

El presidente del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo, durante una de sus intervenciones en el Pleno del Parlamento de Canarias. EFE/Ramón de la Rocha / Santa Cruz de Tenerife.

¿Y Canarias sigue en su sitio?

Pues sí. En la ultraperiferia y en el limbo de la pobreza. Que leo por aquí cerca que el presidente Clavijo ha degenerado desde el independentismo a ultranza hacia el nacionalismo dócil, pedigüeño, que tú me das eso que te dice Oramas y yo sólo abro la boca para besar a Antona, que está empeñado en que los Presupuestos para 2018 “lleven el ADN del PP”. Y bien que me lo estoy montando, porque hasta Podemos quiere apoyarme. Son buenos chicos, aunque hayan llevado La Ley del Suelo al Tribunal Constitucional.

Y nuestra sociedad se lo toma tan fantásticamente. Estoy encantado. Ni ideologías ni historias: CC, PP, PSOE, NC y Podemos al alimón mi limonero entero me gusta más. Consenso y consenso, que eso es la democracia. Es evidente que la soberanía popular está en la Cámara. De gas.

Efectivamente, la sociedad canaria se lo toma muy bien. Debería pedir a Clavijo que viajara a Sao Paulo, se entrevistara con su alcalde y le pidiera ese pienso que ha inventado para los pobres. Parecido al de las gallinas o los perros.

Porque los datos son terroríficos: Canarias es la autonomía que encabeza el camino hacia la pobreza y la exclusión social.

Cáritas confirma la tesis que llevo defendiendo desde hace años: la pobreza en las Islas no se debe a crisis alguna, aunque ha incidido negativamente, claro. La pobreza de los canarios es estructural.

Epílogo

Y yo que creí que el asunto ese de las guaguas ideológicas y folloneras era cosa del pasado. Pues no. El que no puede con una guagua, tira de furgoneta para comunicar a la opinión pública, callejeando, callejeando, que el goce carnal es posible y, para mayor gloria, a precios de crisis. Que ya hay sesiones express de un cuarto de hora. Como el bienestar social está jodido, hay quienes apuestan directamente por la jodienda tradicional. “Llámame a cualquier hora. Simplemente llama al 36 24 36, eh. Llevo una vida criminal. Trabajos sucios a precio barato. Es hora de plantar cara por una minuta. Me alegro de ser tu matón. Trabajos sucios a precio de saldo. Botas de hormigón, cianuro ,TNT. A precio de saldo. Corbatas, encargos, alto voltaje. A precio de saldo”. AC/DC.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha