eldiario.es

9

Juan José Torres ‘El Gomero’: la historia del único torero nacido en la Isla Colombina

Radiografía de un personaje prácticamente desconocido que dejó La Gomera para lidiar novillos en tierras peninsulares

Juan José Torres / Foto: toreroscanarios

Juan José Torres / Foto: toreroscanarios

Es muy probable que su nombre no le suene. Hoy, nuestro protagonista vive en la isla de Menorca donde, ya jubilado, se ha vuelto un empresario vinculado al mar. Pero antes de esta vida en Baleares, Juan José Torres, apodado El Gomero, fue el primero y único –hasta donde sepamos- torero natural de la isla de La Gomera. Una historia que no se sabe muy bien de dónde viene, una afición antinatura en el sentido geográfico de su nacimiento, pero volcada desde muy joven en el camino de la lidia.

El torero tuvo su momento de gloria como matador de novillos a comienzos de los años 70 como nos recuerda el blog toreroscanarios. Nacido en La Gomera en 1955 y sin antecedentes familiares, hizo del toreo su profesión y recorrió casi por completo la Península con su mote, El Gomero, en los carteles de las duras capeas pueblerinas de media España.

Nos recuerda el autor de la entrada que Juan José Torres fue “valiente sin duda, y un tanto arrebatado; fue cogido y herido por una res en un tentadero, perdiendo un dedo del pie, que terminó arrancándose para seguir toreando. Pero nunca perdió su sonrisa llana que le abrió muchas puertas de gente de bien y taurinos importantes como fue Manolo Chopera, con quien le unía una buena amistad y aprecio. Juan José, no obstante, brilló con luz propia, toreando con arte cuando le inspiraban las musas, ganándose el respeto de los más exigentes”.

Su debut se produjo el 12 de febrero de 1972 en la plaza de toros de Santa Cruz de Tenerife y desde ahí saltó a diferentes plazas por lo ancho y largo de la geografía peninsular.

A modo de conclusión, el autor de la entrada recuerda que “Juan José Torres El Gomero, quizás para algunos fue un genio, para otros, posiblemente un loco romántico y apasionado, pero en definitiva, sí un canario torero que siempre se jugó la vida a su manera por un ideal y que, por tanto, también tiene ganado su sitio en la historia de la tauromaquia”.


Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha