“La Palma sigue sin reconocer a Tanausú como se merece”

Jorge Pais.

En julio de 2015, hace ya un lustro, el doctor en arqueología Jorge Pais, jefe de la Unidad de Patrimonio Histórico del Cabildo y director del Museo Arqueológico Benahoarita de Los Llanos de Aridane, escribió tres artículos en este digital bajo el título Tanausú en el olvido. “Tanausú, capitán del cantón de Aceró, defendió hasta la extenuación su tierra de la invasión protagonizada por unos personajes que llegaron allende los mares. Tras tenaz y heroica defensa de sus impresionantes dominios fue capturado, mediante una vil traición, en la Fuente del Pino (Barranco del Riachuelo, en El Paso). Tras ser conducido a la desembocadura del Barranco de Las Angustias, fue cargado de cadenas y embarcado en una carabela hacia la Península Ibérica para ser mostrado, como trofeo, a quienes financiaron y promovieron la conquista de Benahoare. Pero Tanausú no estaba dispuesto a ser exhibido como si de una alimaña se tratase y tuvo un último gesto de valor y coraje dejándose morir de inanición durante la travesía”, recordaba Pais en su primer artículo, y añadía: “Este episodio trágico de la historia de La Palma, y en contra de lo que muchos puedan pensar, no es una leyenda, puesto que aparece fielmente relatado en los escritos que dejaron los cronistas de la conquista. Su sacrificio voluntario no tiene parangón en la anexión de Canarias a la Corona de Castilla. Además, defendió a su gente, protegida por los precipicios de Aceró, hasta la extenuación. Pues bien, a pesar de todo ello, Tanausú ha sido absolutamente olvidado por sus paisanos. Y este desprecio, a nuestro juicio totalmente injustificable, no es nuevo, sino que se ha mantenido durante los últimos 500 años, salvo por escasos ejemplos (…). Parece como si los palmeros quisiésemos renegar de su memoria, recluyéndola al más oscuro de los ostracismos”.

El pasado 5 de julio, Jorge Pais, en su perfil de Facebook, volvía a insistir en ese olvido: “Benahoare sigue, desde nuestro punto de vista, sin reconocer, como se merece, a Tanausú. Y todo ello a pesar de ser una de las figuras indígenas más ensalzadas y recordadas en todo el Archipiélago canario. Al fin y al cabo, nadie fue capaz de entregar su vida, como él, en la defensa de los suyos ante los conquistadores y llevar a cabo el sacrificio supremo de dejarse morir de pena e inanición cuando lo alejaban de su amada tierra”. “Pero han transcurrido más de 500 años y no hemos sido capaces de perpetuar su memoria. Qué triste. En La Palma solo existen dos recordatorios, y gracias, dignos de tal mención: un gran mural, realizado por Sabotaje al Montaje en la Casa de la Cultura Braulio Martín de El Paso, promovido por el Ayuntamiento, y el Mirador de Tanausú de Garafía, gracias a la iniciativa y el empeño de un particular”. Comenta, con cierta ironía: “Igual habría que recurrir a una suscripción popular, y estamos convencidos de que más de uno se sorprendería”. “Y esto nos duele porque en otras islas sí han sabido reconocer y honrar a sus héroes indígenas que, dicho sea de paso, no sé a quiénes pueda ofender este tipo de homenajes”.

Etiquetas
Publicado el
7 de julio de 2020 - 14:21 h

Descubre nuestras apps

stats