eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Luis León Barreto

Luis León Barreto (Los Llanos de Aridane, 1949), licenciado en Periodismo por la Complutense, ha sido subdirector de La Provincia, director del Club Prensa Canaria, jefe de Prensa del Cabildo de Gran Canaria. Premio de novela Blasco Ibáñez por 'Las espiritistas de Telde' (1981), traducida al rumano, alemán, inglés, italiano y francés. Premio de novela Pérez Galdós por 'Ulrike tiene una cita a las 8' (1976), premio Julio Tovar de Poesía, Santa Cruz de Tenerife, 1970, por 'Crónica de todos nosotros', premios de periodismo Leoncio Rodríguez, Víctor Zurita, León y Castillo. Autor de casi 30 libros: novelas, relatos, novela negra, cuentos para niños, ensayo, poesía. Figura en importantes antologías, así en 'Cien años de cuentos (1898-1998). Antología del cuento en castellano', de José María Merino, Alfaguara, Madrid, 1898, y en 'Kanarska kratka prica', antología de narradores publicada en Zagreb, Croacia.

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 7

Navidades tropicales en el continente casi hermano

Se equivocó la paloma, se equivocaba. Por ir al norte fue al sur, creyó que el trigo era agua. Los versos de Alberti cantados  por Joan Manuel Serrat forman parte de la memoria sentimental de la juventud sesentera, del mismo modo que los temas de Paco Ibáñez que nos ponían en pie en aquel abigarrado paraninfo de La Laguna, hace casi 50 años. Ibáñez, que a sus 84, con su voz cansada se atrevió a repetir el 10 de diciembre algunos de sus éxitos en el Teatro Cuyás. La paloma no se equivocó sino que eligió volar al sur, las Navidades en el sur también son Navidades, aunque sea en un entorno cultural y religioso tan diferente que ni parece Navidad, salvo por el detalle de árboles con luces en los hoteles y restaurantes. Nos gusta cambiar el rumbo de vez en cuando, recibir el bofetón de calor de Dákar, la animación callejera, el recuerdo del amigo Amadou Ndoye, aquel gran valedor de las letras canarias y del idioma español en la mejor universidad de África Occidental, aquel amigo que estuvo en nuestra casa y le regaló a Rosario artesanía de su país. Allí hemos comprobado el colorido de los mercados populares, y la huella del tráfico de esclavos en La Gorée, también en su día vivimos la verdadera algarabía de la fiesta final del Ramadán, desde allí hacia el sur para atravesar grandes ríos hacia Barra, el otro lado de la ribera, el camino hacia la isla de Kunta Kinte, aquel muchacho inmortalizado en una serie de televisión, que fue apresado, como tantos, por los que hacían el próspero negocio de vender humanos. En Juffured hay un pequeño museo y las ruinas de un fuerte recuerdan al famoso protagonista de la serie Raíces, Senegal es más potente y en la isla de La Gorée está mejor documentado el tráfico de esclavos, el común denominador.

Al lado de sus hoteles y apartamentos, británicos y holandeses comparten la música en vivo en Senegambia Road, el reggae adquiere vigor cuando lo interpreta el grupo del bar Chosaan. Más al sur, en Guinea Bisau hay un territorio de saudade portuguesa y en Mali, tan lejos del mar, el calor aprieta. Lo peor no es eso, sino los mosquitos, que dan mordidas de serpiente, ulceraciones en las piernas. En Kololi lo que se aprecia es el poderío de los chinos, que han ocupado un extremo del parque de los monos para hacer un fastuoso centro de convenciones. Lo divertido es que todo ello va enmarcado en una operación denominada China Aid. Ves ingenieros y operarios orientales porque la gran potencia se manifiesta aquí y allá. También en Dákar regalaron un gigantesco monumento de dudoso gusto dedicado al renacimiento africano, la estrategia incluye la construcción de modernos estadios de fútbol, de carreteras y otras infraestructuras, que son donadas en distintos países, a cambio de preferentes acuerdos comerciales.

Seguir leyendo »

El teldense Armando Ravelo, una propuesta de cine canario

Nació en un municipio con historia, de hecho el que tiene más historia de las islas, no en vano fue la primera sede episcopal, año 1351, siendo obispo Clemente VI cuando un mallorquín fue el designado para ocupar una diócesis utópica en una isla que todavía no estaba conquistada. Es entusiasta y comanda un equipo de gente novel, actrices y actores amateurs que cuando actúan ante las cámaras son creíbles, la fotografía y el sonido consiguen el aprobado, las historias tienen ritmo y está empeñado en darnos una visión diferente sobre nosotros. Para empezar, en sus cortometrajes los protagonistas hablan en amazigh, la lengua bereber que se habló en el archipiélago con algunas variantes en cada isla, y, claro, hay subtítulos en español. Cree que Canarias vive mutilada cultural y socialmente, y tenemos una desmemoria terrible.

Acabamos de ver su reciente propuesta, La cueva de las mujeres, un cortometraje en el que explora en ese mundo de magia y superstición que es la brujería popular, tan vinculada a la cultura rural. Fue rodado en el barrio de San Francisco y en Santa Lucía de Tirajana. Telde, la ciudad de las brujas, podemos leer en los carteles institucionales por la Noche de San Juan, las fiestas fundacionales. Tras la proyección en la repleta sala del Cine Monopol establecimos un diálogo, no en vano destaca entre los realizadores empeñados en hacer un trabajo cinematográfico insular, gente joven sobre todo en Tenerife, Gran Canaria y La Palma. El riesgo de afrontar el mundo prehispánico puede consistir en definir al guanche como el buen salvaje de los libros de cuentos, pero Ravelo, consciente de esa tentación, ha dejado claro que aquellas comunidades tenían las mismas virtudes y los mismos defectos que el resto de los humanos. En ellas se daba la guerra, la venganza, la envidia, los incestos, los conflictos por los pastos, las aguas o la posesión de una mujer. Pero conozcamos sus opiniones.

Seguir leyendo »

Navidad acelerada

Vivimos tiempos apresurados en los cuales lo que servía para ayer ya no sirve para hoy. La Navidad, con toda su exteriorización de compras, luces, sensación de euforia y relativo bienestar, es un buen ejemplo para comprender que atravesamos un tiempo de aceleración. En esta época que vivimos todo va muy rápido, el cambio climático empeora y se acelera de año en año porque los grandes contaminadores –es decir Estados Unidos, China e India- no están muy interesados en frenar las circunstancias que repercuten en el deterioro medioambiental, las naciones en desarrollo argumentan que sus ciudadanos tienen el mismo derecho que los habitantes de los países industrializados a disfrutar del progreso, ¿cómo van a dejar de quemar petróleo, cómo van a dejar de consumir?. Por otra parte, las Navidades suelen ser época conflictiva para las parejas, ya que está comprobado que buena parte de las separaciones y divorcios se incoan en el mes de enero, es decir, en medio de la tan temida resaca navideña. Los psicólogos señalan que esta época suele ser crítica para quienes sufren ansiedad, y afecta más a las mujeres porque son ellas las que organizan las cenas, comidas, encuentros familiares, compras, etc. Estos días todo tiene que ser especial, perfecto, y se genera tensión añadida. Además es la época de hacer balance, uno se siente un año más viejo y se coincide con la familia, con lo cual a veces el alcohol y la desinhibición consiguiente hacen que estallen conflictos disimulados el resto del año.

Todo se acelera últimamente, pues si hace unos años las iluminaciones y los nacimientos se inauguraban ya bien avanzado diciembre, ahora está clara la tendencia a entender que la Navidad comienza el Viernes Negro, es decir, a veintitantos de noviembre, y esto sucede no solo en las grandes ciudades sino incluso en los pueblos apartados, en los lugares pequeños. Y ese es el momento en que los centros comerciales encienden sus luminarias, exhiben sus belenes que tanto fotografían los turistas y empieza la época frenética de las compras, muchas veces compulsivas. Como hemos copiado el Halloween y también el Black Friday solo nos queda imitar el Día de Acción de Gracias, aunque tenga muy poco que ver con nuestras tradiciones, y aunque comer pavo nos parezca ingerir una carne bastante sosa. Pero la publicidad hace milagros, y en ello entra, qué duda cabe, el cine, que tanto refleja toda la parafernalia navideña.

Seguir leyendo »

Ponga una muñeca (o un muñeco) en su vida

La soledad es la enfermedad característica de nuestra época y, ante esta realidad, los solitarios y las solitarias de este tiempo, los divorciados y las divorciadas, los que no desean relaciones estables pero sí quieren salir de la apatía de sus vidas, de su falta de motivación, requieren soluciones prácticas y eficientes. A pesar de que hoy es fácil tener una vida social muy rica con las nuevas tecnologías y las redes, lo cierto es que todo eso forma parte de una mera apariencia, de una realidad que solo es virtual, y acabamos echando de menos el contacto real con personas de carne y hueso, con sus emociones y sus conflictos. Parece que cada vez más nos encaminamos a un mundo de ciencia ficción, pero lo que está sucediendo es tan real como la vida misma. Por eso en EEUU, en China y en Japón ya se fabrican acompañantes de silicona para ambos sexos, con los que aliviar las noches vacías y se impone la tendencia a mejorarlos año tras año y para ello ya se está en plena operación de dotarlos de inteligencia artificial, convertirlos en verdaderos robots con los que puedas sostener una conversación, porque en sus programas informáticos les han introducido mucha información sobre el comprador o la compradora, por ello saben mucho de la persona que los adquiere, así podrán ser verdaderos amigos con los que casi puedas tomar un whisky mientras ves un partido de fútbol.

En el sur de California existe una fábrica peculiar, la empresa Abyss Creations, que fabrica muñecas de  tamaño natural, parece que la lista de pedidos es ya numerosa. En un reportaje de la BBC británica el fundador explica que empezó a fabricar estas muñecas en su garaje, todas siguiendo el gusto norteamericano, dotadas de unos senos muy voluminosos. Hubo una película de Berlanga, Tamaño natural, nada menos que estrenada en el año 1974, que ya planteaba con mucho éxito esta cuestión. Michel Piccoli, el protagonista,es un dentista parisino de 45 años con un matrimonio en decadencia. Michel, dentro de su creciente soledad, encuentra un maniquí del que se enamora y decide divorciarse de Isabelle, su mujer. Las personas cercanas a él asumen la realidad de diverso modo. Su madre, admite de buen grado la situación, vistiendo a la muñeca con sus trajes de cuando ella era joven mientras le habla, llegando a afirmar sarcásticamente que ya había pasado más tiempo con el maniquí que con Isabelle, con quien mantiene una mala relación. El protagonista se entregaba a la muñeca porque esta le parecía atractiva, no envejecía, no planteaba caprichos ni argumentaba dolor de cabeza a la hora de las relaciones íntimas, ni tenía depresiones ni argumentaba poco interés en el lecho. En su sinrazón escenificó una boda con ella y grabó en vídeo sus grandes momentos, pero al final sucumbía a los celos y la destruía.

Seguir leyendo »

Canarias, en cabeza de los divorcios

Desde hace tiempo sabemos que Canarias figura en los primeros puestos de índices sociales poco favorecedores, así el fracaso escolar y asimismo el hecho que, tras la crisis económica, tengamos muy probablemente la peor sanidad del Estado, una sanidad que de por sí ya era precaria y que ha ido siendo desmantelada año tras año por la falta de contrataciones y la fuga de profesionales al sector privado. Tenemos el dudoso honor de ser una de las regiones donde se da un importante porcentaje de madres adolescentes, y en cuanto a la adicción al juego  tampoco presentamos buenos números, con el incremento de la ludopatía juvenil. En el capítulo de separaciones y divorcios seguimos en cabeza, cada año las cifras lo confirman. Dicen los psicólogos que a los siete años de vida en común de una pareja suele producirse una crisis de dimensiones más o menos graves según las situaciones. El cansancio, la rutina, los factores económicos, el pago de la hipoteca, las posibles infidelidades, etc. son factores que contribuyen a esa crisis. De acuerdo con las estadísticas recién publicadas, el número de demandas de disolución matrimonial, esto es separaciones judiciales y divorcios, se ha incrementado en un 1,7 por ciento en el segundo trimestre de este año respecto al mismo periodo de 2017, y Canarias es la comunidad autónomo que registra mayor tasa de rupturas, frente a Castilla y León, que tiene la tasa más baja.

Estos datos han sido publicados por el Consejo General del Poder Judicial, que especifica que en toda España se han registrado 17.077 demandas de divorcio consensuado por ambas partes, que equivalen a un 0,1 menos que en el mismo trimestre del año anterior y 11.986 de divorcio no consensuado, un 4 por ciento más. Por comunidades autónomas, el mayor número de demandas de disolución por cada 10.000 habitantes se ha dado aquí, con 7,7; seguidamente viene la Comunidad Valenciana, con 7,5, Cataluña, con 7, La Rioja, con 6.9,m Andalucía y Baleares, las dos con 6,8 y Murcia, con el 6,7. Por debajo de la media nacional, que es del 6,5, se sitúan Castilla y León, con el 4,8; Aragón, con el 5,2 y País Vasco, con el 5,3.

Seguir leyendo »

Proliferan en Canarias las universidades privadas

Está claro que nos gusta el american way of life. Lástima que de los Estados Unidos normalmente solo importamos lo más anecdótico o lo más hortera, lástima que no copiemos sus serias universidades o su capacidad de investigación, su empeño por el avance tecnológico, la capacidad de mecenazgo de sus millonarios, que hacen tantísimas donaciones a las instituciones que valen la pena como universidades, museos, bibliotecas. Cuánto quisiéramos poder imitar la fuerza de su innovación, la energía de su cultura, la vitalidad de sus departamentos de español, etcétera. Por cierto, en Canarias están floreciendo las universidades privadas, en los últimos años se han venido abriendo varias tanto en Gran Canaria como en Tenerife, y la tendencia es creciente. En una cena con amigos ante un inspector de enseñanza, ya jubilado, planteamos la cuestión de que por qué en EEUU hablando de manera general las universidades privadas tienen tan buena imagen, con tanto arraigo y calidad, y por qué aquí las consideramos maquinarias para facilitar títulos a alumnos poco disciplinados aunque con padres adinerados. La respuesta fue: es que en EEUU son serios. Debe ser que allí existe un control y una inspección adecuados mientras que aquí parece que cada cual va a su aire sin rendir muchas cuentas. Ahora mismo en España hay 50 universidades públicas, prácticamente sale a una por provincia, y 33 privadas.

Según www.eldiario.es la relación de fuerzas entre alumnos de la universidad pública y la privada está cambiando en España, ya que en los últimos ocho años se está produciendo un trasvase de estudiantes de los centros públicos a los privados. La tendencia se visibiliza en los grados, donde la pública pierde y la privada gana, y es notable en los máster, donde las privadas se están imponiendo. Desde el curso 2008-2009 hasta el año pasado, las 51 universidades públicas han pasado de tener 1.232.290 alumnos de grado a 1.155.728, una caída del 6,3 por ciento. Los centros privados pasaron de 147.336 a 173.381, un incremento del 17,6 por ciento. En los máster, la tendencia es evidente. Estos estudios, cada vez más necesarios en un mercado laboral especializado, anualmente cuentan con más estudiantes en centros privados.

Seguir leyendo »

Los algoritmos encarecen los vuelos, y el acoso telefónico

Vivimos en un mundo en el que nada es verdad ni mentira, sino que todo es según el color del cristal con que se mira. Por ejemplo: se me apetece echar un viajito ahora que parece que las tarifas están moderadas. Así que entro en la página web de la línea aérea y marco las fechas. Qué bien, me dije. Un precio moderado para ir a Barcelona. Además, me apetece ir a Senegal. Tan solo me falta subir a la planta alta para recoger el pasaporte y la tarjeta de pago. Bajo en 45 segundos y cuando entro de nuevo en la web, aquello que valía 52 ahora vale 130 y lo que costaba 320 ahora sale por 479. Y si pulsara de nuevo tendría que pagar mucho más. Es decir que el gobierno ha conseguido imponer precios bajos pero los diseñadores de los algoritmos que gobiernan el mundo se organizan. Pues si marcamos que deseamos ir a Alicante, Marrakech, Praga, Montevideo o donde sea, toman buena nota de nuestra petición, su mecanismo se ha dado cuenta de nuestras intenciones y están preparados para, si insistimos, subirnos el precio. Por supuesto que han subido los billetes desde que el gobierno anunció la bonificación al 75 por ciento, este país nuestro es un cachondeo. Todo por culpa de los algoritmos, las pautas que se le dan a la informática. ¿Qué son los algoritmos? La palabreja viene del griego y del latín, y designa un conjunto de instrucciones o reglas ordenadas que permiten llevar a cabo una actividad mediante pasos sucesivos. Cuando usted pulsa en la web ya dispara ciertos mecanismos diabólicos. Un algoritmo es una secuencia de pasos que permiten solucionar un problema: obtener la mayor ganancia posible para nuestros enemigos, los que nos venden los servicios. Todo indica que las compañías se han puesto de acuerdo para fastidiarnos la vida, el gobierno regional confirma que ya hay muchas denuncias al respecto.

Hablando de otra cosa, en cierta ocasión quise visitar a un familiar que se encontraba hospitalizado. Busqué el teléfono del centro y cuando me salió una amable señora en la centralita le manifesté mi propósito de saber si esa persona se encontraba allí.

Seguir leyendo »

El Festival Hispanoamericano de escritores en Aridane

El Festival Hispanoamericano de escritores, celebrado durante cinco días en Los Llanos de Aridane, isla de La Palma, fue una buena ocasión para comprobar que la literatura mantiene capacidad de convocatoria. Para muchos de los participantes se trataba de su primera visita a la isla, y no se fueron decepcionados. Hurtando horas al sueño los invitados, que representaban a distintas generaciones de narradores, poetas y ensayistas, disfrutaron el encuentro que les posibilitó conversar con compañeros de aquí y de allá. Un diálogo intenso en el que, por distintas razones, en particular los compañeros de México y Venezuela despertaron la atención mayoritaria. Venezuela es, en estos momentos, una punzada en el corazón porque da mucha pena contemplar la ruina de este país que en su momento fue definido como la octava isla y que llegó a albergar unos doscientos mil emigrantes canarios, a los que dio la posibilidad de superar el hambre, a los que concedió una oportunidad para una vida mejor en la larga e interminable postguerra. Allí fueron los paisanos en veleros clandestinos huyendo de la represión y la pobreza, allí fueron con sus papeles en regla miles de palmeros que en su mayoría se dedicaron a la agricultura, el comercio y los pequeños negocios. Muchos se nacionalizaron, fundaron familias, echaron raíces. Y ahora los autores venezolanos muestran su inmensa pena por lo que sucede en su país mientras que los escritores de México aportaron en el encuentro ese verbo torrencial, volcánico, sutil y potente a la vez, con esa fuerza literaria y ese arrastre que viene desde los orígenes, léase Juan Rulfo, léase Carlos Fuentes, léase Octavio Paz.

Más de treinta escritores de Canarias, la Península y países de la otra orilla, entre los que también figuraban representantes de Chile, Perú o Argentina, vivieron la experiencia del encuentro. Estaban presentes autores que han ganado el Planeta, como Carmen Posadas, nacida en Uruguay y residente en Madrid, y a última hora se incorporó el novelista francés Patrick Deville. La clausura estuvo a cargo de Luis Goytisolo, miembro de la célebre saga familiar tan vinculada con Barcelona. La Ciudad Condal fue la ciudad más europea y liberal de España durante el franquismo, allí residieron los autores más importantes del boom y a ella se acercaban con frecuencia Julio Cortázar, Octavio Paz y otros genios. En los años 60 y 70 Barcelona era una ciudad avanzada, con libertad de costumbres y espíritu europeo mientras el resto de España padecía la rigidez del franquismo. Lo que para los barceloneses representaba París como lugar de libertades era Barcelona para el resto de los españoles. Goytisolo se mostró pesimista sobre la actual situación y manifestó que ninguno de los presentes en la Plaza de España vería un cambio sustancial del problema independentista.

Seguir leyendo »

San Petersburgo y los países bálticos

Íbamos desde Helsinki hacia San Petersburgo, que se llamaba Leningrado. Rusia es un país de buena gente pero desgraciado: llegó tarde a la revolución industrial, llegó tarde al derrocamiento del absolutismo, llegó tarde a la democracia, llegó tarde al capitalismo. El río Neva y las cúpulas de cebolla con pan de oro no relumbran porque está nublado. Avistamos docenas de bodas con limusinas, el Aurora desde donde los bolcheviques lanzaron el cañonazo de la revolución de 1917, las recientes tumbas de mármol blanco con los huesos del último zar y toda su familia,  después de hacerles las pruebas de ADN los enterraron con honores. Algunos palacios y catedrales durante el régimen anterior fueron convertidos en museos de relojes y en gimnasios, pero la religión ortodoxa volvió con tal fuerza que declaró santos al último zar y a toda su familia, fusilados en 1918 y que reposan en la hermosa catedral de San Pedro y San Pablo, su imponente aguja coronada por un ángel. La estrella de la ciudad es el museo que alberga el Palacio de Invierno, el Hermitage con sus muebles y pinturas, sus tapices y sus dorados. El museo asediado por una multitud de visitantes, hay pocos vigilantes, escasa seguridad. Los salones por donde se paseaban los últimos zares y las zarinas con el omnipotente Rasputín, los canales y los ríos, las cascadas de los jardines del palacio de Peterhorf vienen a demostrarnos que esta es una de las ciudades más bonitas del continente.

Hay puentes levadizos, la perspectiva Nevsky, los iconos, las matriushkas. Luego el mar nos deja navegar con calma hacia Tallin, capital de Estonia, también visitaremos Riga, en Letonia. Cada noche dormirás en un puerto distinto, amanecerás en una ciudad diferente. Una amiga, Dolores Campos-Herrero, también hizo ese crucero en su breve vida.

Seguir leyendo »

Videojuegos en los colegios, sí o no

Una polémica ha saltado a las aulas, el profesorado y la sociedad en este comienzo de curso. Estamos en la era digital y se cree que los docentes menores de 40 años ven con simpatía o tolerancia los videojuegos en la enseñanza, mientras que los de mayor edad manifiestan menos adhesiones. La Consejería de Educación promociona la incorporación de los deportes electrónicos, es decir los videojuegos, en los colegios. Con las secuelas de la crisis la situación de la educación, así como de la sanidad, nos habla de precariedad y está claro que figuramos en los puestos de cola en sectores tan importantes para el buen manejo colectivo. Existe escasez de medios, hay insuficiencia de personal, son abultadas las listas de espera en los hospitales pese a que las estadísticas oficiales afirmen lo contrario. La educación es deficitaria, el fracaso escolar sigue muy alto y ahora afirma el gobierno regional que estos deportes pueden ser beneficiosos para el alumnado, pero en realidad no hay un estudio riguroso. Pudiera suceder que el asunto de los e-sports sea idea de alguien cercano a la cúpula del poder, y aquí, como en otros supuestos, estamos a expensas de lo que decidan los amigos, conocidos o protegidos.

No tenemos la mejor educación posible, decíamos. Si hace treinta o incluso veinte años alguien hubiese tenido las ideas claras, hoy nuestros jóvenes y adolescentes serían bilingües español-inglés. Vamos con un retraso considerable porque nuestra clase política es de mirada corta. ¿Para qué nuestros jóvenes estudian la carrera de Turismo, solo para dedicarse a entregar llaves o a cambiar almohadas en los hoteles? Sabido es que los puestos directivos en el sector turístico suelen ir a europeos que hablan tres o cuatro idiomas aunque no hayan estudiado en la universidad. El rendimiento escolar en las islas sigue siendo bajo, hay mucho cansancio y falta de medios. A nivel de educación superior nuestras dos universidades hacen lo que pueden, el profesorado está envejecido, han disminuido las ayudas institucionales y no figuran entre las destacadas. Ha habido una tendencia a quitar espacio a las humanidades y la Asociación de Pediatría de Atención Primaria de las islas emitió un comunicado en el que manifestaba su rotunda oposición a la promoción de videojuegos competitivos señalando que la promoción de las actividades de ocio sedentario va en contra de las recomendaciones oficiales para la prevención del sobrepeso y la obesidad, y Canarias es una comunidad donde el sobrepeso y la obesidad en niños y adolescentes presenta cifras más alarmantes. La Organización Mundial de la Salud considera que la adicción a los videojuegos puede llegar a ser una enfermedad mental, del mismo modo que entre los adolescentes y jóvenes se extiende la fiebre por estar conectados permanentemente al móvil. Quienes se oponen a la iniciativa del gobierno regional estiman que lo propuesto por la Consejería de Educación procura el establecimiento de patrones egoístas, de pura competitividad; a través de ellos se genera un ocio pasivo y se corre el peligro de que ni jóvenes ni adolescentes lean un solo libro ya que las nuevas tecnologías les enganchan más.

Seguir leyendo »