La portada de mañana
Acceder
Trombos y coronavirus: los cardiólogos explican por qué hay que seguir vacunándose
El plan de Escrivá para la jubilación anticipada
Opinión - La democracia española no nació en 1978, por Ignacio Escolar

Donan al Mab restos arqueológicos, fotografías del Roque Teneguía y la Caldera de Taburiente

Restos arqueológicos donados al Museo Benahoarita.

El Museo Arqueológico Benahoarita ha recibido una nueva donación de restos arqueológicos y fotografías de de los grabados rupestres del Roque Teneguía, así como de un yacimiento desconocido en la Caldera de Taburiente, se indica en una nota de prensa del Cabildo de La Palma. Todo este material ha sido donado por María Nieves Bethencourt Castro, hija del fotógrafo Miguel Bethencourt Arrocha. 

La consejera de Cultura y Patrimonio del Cabildo de La Palma, Jovita Monterrey Yanes, se apunta en la nota, agradece la iniciativa de María Nieves Bethencourt de donar al Mab “este interesantísimo y novedoso material, evitando así una desaparición segura y que cayeran en el olvido más absoluto”. Asimismo, considera necesario reiterar el llamamiento a todas aquellas personas que atesoren en sus casas vestigios indígenas para que los entreguen a aquellos organismos encargados de velar por la conservación y puesta en valor del riquísimo y variado legado cultural benahoarita. 

Por su parte, Jorge Pais Pais, director del Museo Arqueológico Benahoarita, destaca que la colección de 15 fotografías en blanco y negro, de extraordinaria calidad, “como no podía ser menos dada la profesionalidad y pericia de Miguel Bethencourt, consta de 12 instantáneas de los petroglifos del Roque Teneguía (Fuencaliente) y otras tomadas en la Caldera de Taburiente (El Paso), en las que se aprecia un grupo de 7 personas y las otras dos muestran un yacimiento espectacular formado por una gran cantidad de acumulaciones de piedras, que pueden ser pequeños túmulos o restos de cabañas. El yacimiento, al que denominan campamento guanche, fue descubierto por Francisco Lorenzo Rodríguez”, se apunta en la nota. 

En cuanto a los grabados rupestres del Roque Teneguía, Jorge Pais señala que “es interesante reseñar tres cuestiones: Primero que la calidad de las imágenes es increíble, apreciándose los surcos y el picado con una nitidez y belleza sobresalientes; en segundo lugar se aprecia que al menos uno de los paneles ha desaparecido, posiblemente robado por algún desaprensivo y, actualmente, en paradero desconocido, y por último vemos como en tres de las fotografías, realizadas en 1971, apenas diez años después de su hallazgo, ya habían sufrido los atentados de los visitantes del yacimiento en forma de grafitos y remarcado de los motivos prehispánicos. Tal y como, por otra parte, se siguen conservando en nuestros días”. 

La donación se ha completado hace apenas unos días, con una serie de restos arqueológicos recogidos por Miguel Bethencourt durante sus recorridos en pos del conocimiento del pasado indígena de La Palma. Desgraciadamente, no hay ningún tipo de referencias sobre su procedencia. 

La colección, se detalla en la nota, consta de 7 fragmentos de cerámica sin decoración; 2 fragmentos, entre ellos un borde, de vasijas de la Fase I; dos pedazos de la Fase II; 6 fragmentos de la Fase IIIa, de los que cuatro pertenecen a la misma vasija; un trozo de la Fase IIIb; dos de la Fase IIId y uno de la Fase IVa. A ello hay que añadir 10 nódulos prismáticos de rocas cristalizadas, típicas de la cumbre del Pico de La Cruz (San Andrés y Sauces), una lasquita de obsidiana y un dique de basalto con huellas de uso. Por la coloración y el desgaste que presentan algunos materiales, y la presencia de fragmentos de cerámica que “casan”, parecen apuntar en el sentido de que muchos se recogieron en los asentamientos pastoriles situados en los bordes de la Caldera de Taburiente, concluye la nota.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats