eldiario.es

Menú

Zapatero apela a un ''liderazgo claro'' en el PSOE

PIDE EN SEVILLA ''UN PARTIDO UNIDO Y FUERTE''

Resalta que siempre intentó evitar que España fuera intervenida.

- PUBLICIDAD -

"Pido que a quien mañana [sábado] salga de Secretario General le déis al menos el mismo apoyo que a mí me habéis dado, y debo recordaros que yo lo tuve muy amplio desde el primer minuto", pidió este viernes a la familia socialista el Secretario General del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero, en su intervención en la primera jornada del 38 Congreso del partido.

"Eso fue decisivo para que pudiéramos obtener las victorias de 2004 y 2008", explicó, "eso y todo el clima de unidad que el partido ha tenido". "Sé que lo vais a hacer, porque lo hemos hecho muchas veces. Somos capaces de hacerlo y de hacerlo como se hacen las cosas en esta casa: libre y democráticamente", se mostró convencido Zapatero, en palabras recogidas en la página oficial del partido.

"Lo más importante: que al día siguiente todos estemos detrás de quien tenga el nuevo liderazgo del partido", pidió, porque "se lo merece el partido, y ante todo lo necesita España y la sociedad española: un partido unido y fuerte, con un liderazgo claro, que trabaje, arrime el hombro y sea la alternativa cuanto antes al proyecto del PP".

En su discurso para presentar el Informe de gestión de la Comisión Ejecutiva Federal, Zapatero agradeció la lealtad manifestada por el PSOE. "Me comprometí a dirigir el partido con diálogo y tolerancia, y así lo he procurado", explicó, "me habéis facilitado enormemente la tarea por vuestra lealtad y compromiso". "Sabéis que si he procurado mantener la templanza y contención en los momentos difíciles, ha sido porque he sentido un apoyo leal todos y cada uno de los días que he ejercido como Secretario General del PSOE", resaltó.

En su intervención, Zapatero repasó su trayectoria como Secretario General del PSOE al frente del partido y las medidas adoptadas como Presidente del Gobierno.

Comenzó resaltando la necesidad de analizar el resultado electoral de las últimas elecciones, tanto de las municipales y autonómicas como de las elecciones generales. "El resultado de mayo de las municipales y autonómicas fue ante todo derivado no de la situación de cada ayuntamiento o CCAA, sino de la situación del país y lógicamente de quien gestionaba y se responsabilizaba de la situación del país".

"Cuando pedí confianza en el 35 Congreso como Secretario General del PSOE, afirmé que siempre pondría los intereses de mi país por encima de cualquier otro interés", recordó Zapatero. El líder de los socialistas explicó que tuvo que adoptar las duras medidas de mayo de 2010 de contención del déficit para evitar que España fuera intervenida y garantizar la cohesión social.

"Se ha dicho que tardé en reconocer la crisis, y es verdad", admitió Zapatero en un ejercicio de autocrítica, pero también recordó el contexto en el que el Gobierno socialista tuvo que ir adoptando duras medidas, con "una oposición sin concesiones, una situación de minoría parlamentaria y una Europa lenta". Pidió coherencia al PSOE, porque "si cuando estábamos en el Gobierno pedíamos al PP colaboración y sentido de Estado" ?dijo-, "ahora que estamos en la oposición seamos coherentes y demostremos toda nuestra capacidad de cooperación y sentido de Estado porque el PSOE no tiene como objetivo derrotar al PP, sino a la crisis".

Zapatero recordó que en 2008 se desencadenó en Estados Unidos una crisis financiera y económica "tan grave como la gran depresión de los años 30". A su juicio, sin esa crisis en EEUU no se habría producido una situación tan dura en España. Zapatero cree que si Grecia no hubiera tenido la situación que le llevó a pedir ayuda europea, el gobierno que presidía "no se habría visto obligado a adoptar las medidas para reducir el déficit y parar la política de estímulos fiscales puesta en marcha".

También, Zapatero reconoció las "debilidades" propias de la economía española en esos momentos derivadas de un "exceso de endeudamiento privado" y de una economía que "se había relajado en la facilidad financiera y en hacer del sector inmobiliario el motor de nuestro crecimiento".

En este sentido, el secretario general ha lamentado que cuando el gobierno socialista trató de explicar esta situación "se nos replicaba que la crisis era estrictamente española" y cuando tomó las medidas que tuvo que adoptar por estas circunstancias, "se nos decía que improvisábamos".

"Nosotros sabíamos y sabemos que eso no es verdad y que hay acontecimientos que dependen de factores que no están al alcance de nuestro país y de su gobierno", ha asegurado. Por ello, ha pedido a su partido que lo tenga en cuenta en el ejercicio de la oposición. "Seguramente el PP se dará cuenta ahora de que hay situaciones externas que van a condicionar extraordinariamente la propia evolución de la economía española y de manera singular las decisiones y la política de la UE", pronosticó.

Tres lecciones de la crisis: global, europea y para España

El secretario General ha explicado que, "junto con el reconocimiento de debilidades", el 38 Congreso debe servir para que los socialistas debatan y reflexionen "sobre las lecciones que hemos vivido".

Así, Zapatero habló de que son tres las lecciones económicas y políticas ante la dura crisis que hemos vivido: una lección global -"La globalización no tiene vuelta atrás"-; una europea ?Europa debe liderar "la cohesión social" proponiendo un "proyecto político unido" - y una lección para España ? el bienestar al que aspira la sociedad española "no vendrá de la mano de las políticas que hemos vivido en los últimos 25 años"-.

"La globalización no tiene vuelta atrás" y lejos de convertirse en un "fenómeno de explotación de los países desarrollados hacia los países pobres", como algunos vaticinaban, ha puesto de manifiesto que "quien recupera terreno son los países emergentes" y "quien pierde terreno" son los desarrollados y "de entre ellos aquellos que no hicimos las reformas y la apuesta decidida por la competitividad en la década de los 90". Todo esto ha generado una "nueva situación económica de fuerzas en el mundo" que abocará a una "nueva situación de fuerzas políticas".

En cuanto a la lección europea, "Europa toma decisiones con lentitud", ha dicho Zapatero, cuando son necesarias "decisiones urgentes y comprometidas", por lo que ha reclamado una Europa fuerte, que apueste por "la innovación", cuyo "liderazgo" sirva de "referente" a las actuales generaciones.

Además, sobre la lección española, el secretario General del PSOE llamó la atención sobre "la crisis en el panorama político e institucional" de los últimos tiempos, reclamando "recuperar ideales colectivos" porque ahora en España "se discute por casi todo" cuando se debería defender la cultura, la creatividad y el "profundo legado de nuestro país".

Avanzar en igualdad y derechos

El ex presidente ha reivindicado como logros la ampliación de derechos y libertades y el avance en la igualdad y en las políticas sociales -sanidad, educación, pensiones, protección por desempleo y dependencia, ley contra la violencia de género, Ley del matrimonio homosexual, lenguaje de signos, o ley de derechos ciudadanos en el exterior-, un conjunto de políticas que "cuando traspasamos el poder al PP después de las elecciones estaban intactas", aseguró.

"Si algo representa esta etapa, el proyecto que defendí en el 35 Congreso, es el afán y la determinación absoluta de lograr una igualdad real entre los hombres y las mujeres", resumió el Secretario General, que señaló que "ampliando derechos llegamos hasta sectores a los que casi nadie nunca había dedicado un esfuerzo para reconocer la diferencia y capacitar a quien tiene alguna situación de dificultad", recordó Zapatero.

Frente a este impulso dado por los gobiernos socialistas, Zapatero lamentó la decisión del gobierno del PP de suprimir la asignatura de Educación para la Ciudadanía, que en su opinión constituye "un derecho", porque no hay sociedad más fuerte que aquella educada en "el derecho de ciudadanía", el respeto al pluralismo y el conocimiento de la democracia. Asimismo, defendió la Ley del Aborto y pidió al PP "diálogo" y un tiempo de "reflexión" antes de decidir modificarla, para comprobar los efectos de la misma.

Reconocimiento a los socialistas vascos

Zapatero, que ha destacado que este congreso se celebra en un momento muy relevante en la lucha contra ETA, también ha tenido palabras de "reconocimiento" y "gratitud para siempre" a los socialistas vascos y ha asegurado que "lo más intenso pero también lo más gratificante ha sido ver a los compañeros y compañeras de Euskadi aguantar, no descansar, no dejar de soñar por alcanzar el fin de la violencia".

"Quizá lo podamos decir en voz baja, pero tenemos que sentirnos satisfechos porque es muy probable que nunca más volvamos a tener una muerte a manos de ETA", se ha felicitado el ex presidente, a la vez que ha expresado el compromiso del PSOE de mantener la memoria de todas las víctimas "por la convivencia en Euskadi, por su futuro, por eso que hemos sentido tan de cerca y por tanto que hemos dejado en el camino".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha