Escaso éxito de la fórmula CC-Juntos por Gran Canaria: restó más de lo que sumó

Clavijo y Bravo de Laguna sellan la alianza para las elecciones de 2019. (ALEJANDRO RAMOS)

Ni excursiones en parapente, ni el viejo cuento de “Madrid no nos quiere”. La alianza entre Coalición Canaria (CC) y Unidos por Gran Canaria no ha calado en la ciudadanía ni ha resultado exitosa para estas fuerzas, atendiendo a los resultados cosechados este 26 de mayo. La fórmula ha perjudicado especialmente al partido fundado en 2015 por José Miguel Bravo de Laguna tras su marcha del PP. Tanto en el Cabildo de Gran Canaria como en el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, donde ambas formaciones intensificaron su campaña, les iba mejor por separadas que juntas. El único botín de la fórmula, logar un diputado más en el Parlamento.

Si echamos la vista hacia el año 2015, Unidos por Gran Canaria logró en el cabildo 4 consejeros y cosechó un total de 44.439 votos tras los comicios de aquel 24 de mayo. Entonces, Bravo de Laguna salía de la Presidencia de la corporación insular, donde había gobernado con mayoría ese mandato, primero con el PP y unos meses como tránsfuga. Se trataba de un perfil político potente y entonces con gran tirón por su defensa “de los intereses de la isla” y su guerra con la Coalición Canaria de entonces, que gobernaba en la comunidad autónoma con Paulino Rivero al frente. En esta institución se mantenían hasta ahora además de Bravo de Laguna, José Francisco Pérez López, Daniel Reyes y Ruth León. Todos de Unidos por Gran Canaria.

Por su parte, la lista encabezada por Fernando Bañolas en 2015 (CC) logró entonces tan solo este consejero en la corporación insular, con 21.807 votos. Cuatro años después, la alianza entre ambos solo arroja como resultado un total de tres consejeros con un total de 38.274 votos cosechados. Los consejeros electos son además de Bravo de Laguna, Aurora Moreno (CC) y María Ángeles Batista.

La coalición tampoco fue provechosa en el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria. Ni la peculiar campaña de la candidata de esta alianza a la Alcaldía, Nardy Barrios, que cada día era protagonista de un nuevo vídeo en las redes sociales, ni su batalla contra los carriles bici de la ciudad han conseguido su irrupción con fuerza en el consistorio capitalino. Pero, es más, en los pasados comicios, Coalición Canaria no obtuvo representación en el consistorio, mientras que el partido de Bravo sí que se hizo con dos representantes con un total de 9.381 votos. Son los mismos concejales que tiene desde este domingo, aunque aumentó ligeramente en número de votos: 12.833.

Entra Lucas Bravo de Laguna en el Parlamento

Donde sí que ha tenido resultado esta alianza es en el Parlamento de Canarias. Coalición Canaria ha subido en 1 diputado en la lista insular por Gran Canaria. Además del escaño de Pablo Rodríguez, hasta ahora vicepresidente y consejero de Obras públicas, ha resultado elegido Lucas Bravo de Laguna, ex dirigente del PP y ahora integrado en Unidos por Gran Canaria, el partido de su padre.

Es llamativo el incremento de votos de Coalición Canaria en esta isla. Si se tiene en cuenta la trayectoria de estos dos últimos años de Pablo Rodríguez en la isla no se puede calificar como una de las más aplaudidas por los grancanarios. El hasta ahora vicepresidente ha sido muy polémico por su apuesta por la ampliación del muelle de Agaete, que cuenta con el rechazo mayoritario de la ciudadanía, o por el retraso en obras cruciales para la isla como la carretera de La Aldea.

Coalición Canaria ha pasado de cosechar 24.392 votos al Parlamento por esta isla en las elecciones de 2015 y tener un solo diputado, a conseguir 42.507 votos y dos diputados. En la lista autonómica, novedad de la reforma del sistema electoral, este partido fue la cuarta fuerza más votada en Gran Canaria, con 45.213 votos.

Pierde su única alcaldía

En esta isla, Coalición Canaria además ha perdido su única alcaldía, la de Firgas, municipio marcado por el escándalo del alcalde que suplantó a su hijo en unas oposiciones. Así mismo, ha pedido poder en Arucas, donde cogobernaba hasta ahora con PSOE y Nueva Canarias. En ese municipio, ha pasado de tener 4 concejales a dos.

Donde tampoco ha tenido aceptación la alianza es en Gáldar, donde en 2015 Coalición Canaria cosechó 3 concejales y 1 Unidos Por Gran Canaria. En esta ocasión, el municipio ha premiado la gestión de Teodoro Sosa (NC) y ha mermado la presencia de estos dos partidos. Juntos por Gran Canaria se ha hecho tan solo con un representante. En Ingenio, su presencia también es anecdótica, con solo un edil. Por su parte, en Santa Brígida se mantiene con dos representantes.

En San Bartolomé de Tirajana sí que se ha percibido un incremento de concejales con respecto a 2015. Ese año, Coalición Canaria no obtuvo representación, pero sí Unidos por Gran Canaria con 2 ediles. Sin embargo, ahora, la coalición electoral ha sumado 4 concejales que podrán pactar con el PP para que no pierda uno de sus municipios históricos tras la pérdida de votos, influenciado por la marcha de Marco Aurelio Pérez.

La principal carta de presentación de Coalición Canaria en los últimos meses ha sido la de partido defensor de Canarias en Madrid, agudizando una supuesta batalla con el Gobierno de Pedro Sánchez a cuenta de que le debe fondos a Canarias. No obstante, los datos demostraban una y otra vez la falta de ejecución del Gobierno de Canarias de las partidas que llegaban desde el Estado. También se ha dedicado en las últimas semanas a lanzar medidas estrella a través del superávit, a sabiendas de que muchas no se podrían cumplir con la fórmula anunciada.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats