El Cabildo de Gran Canaria apoya un proyecto de reciclaje de bolígrafos

Presentación del Proyecto ARBol

El Cabildo de Gran Canaria apoyará el Proyecto ARBol, una iniciativa del alumnado de Química Ambiental del IES Politécnico Las Palmas que promueve la recogida selectiva de material de oficina inservible para su tratamiento y reciclado.

Los consejeros de Medio Ambiente y Participación, y de Educación y Juventud del Cabildo, Juan Manuel Brito y Miguel Montero, asistieron a la presentación del proyecto y, tras felicitar al equipo por el excelente trabajo realizado tanto en la elaboración como en su exposición, se comprometieron a apoyar la iniciativa.

El Proyecto ARBol nació como una iniciativa de los propios alumnos de Química Ambiental tras conocer que una empresa privada de ámbito estatal dedicada a la recogida y tratamiento de este tipo de material de oficina no opera en Canarias, momento en el que surgió la posibilidad de desarrollar los aspectos organizativos y logísticos para enviar desde Gran Canaria y el resto de las islas todo ese excedente de plástico de bolígrafos, subrayadores, correctores y rotuladores

En palabras de sus desarrolladores, "el proyecto ARBol se crea con un objetivo claro, que es evitar que los residuos de material de oficina lleguen a los vasos de vertido y, por ende, prolongar la vida útil de los vertederos y retrasar la instalación de plantas incineradoras”.

Para lograr este objetivo, el equipo del proyecto ARBol se ha propuesto varias acciones, como desarrollar una campaña de concienciación para incentivar a la comunidad educativa de Canarias a colaborar en el reciclado de estos residuos, recoger la mayor cantidad posible en los centros escolares de cualquier punto del Archipiélago canario, inventariar y almacenar todo el material recogido en el centro educativo, así como enviarlo a los almacenes de la empresa TerraCycle, situados en Barcelona. Y hacer todo esto, además, a coste cero.

Según datos regionales, existen más de 292.495 alumnos escolarizados en toda Canarias, sin contabilizar los alumnos matriculados en las universidades de La Laguna y Las Palmas de Gran Canaria. Dado que cada alumno consume al menos un bolígrafo al año de 10 gramos de peso, se podría generar como mínimo tres toneladas de residuos plásticos que, hasta ahora, tenía un único destino: el vertedero.

Etiquetas
Publicado el
27 de abril de 2016 - 17:53 h

Descubre nuestras apps

stats