El Gobierno canario autoriza ahora el uso de los test rápidos de antígenos en el cribado a turistas

Aeropuerto de Gran Canaria durante el estado de alarma.

El Gobierno de Canarias autorizará el uso de los test rápidos de antígenos en el cribado a turistas. La Consejería de Sanidad prepara una orden específica que incluye esta técnica diagnóstica entre las opciones que tendrán aquellos visitantes que quieran alojarse en un establecimiento reglado del Archipiélago y no traigan consigo, desde su lugar de origen, el certificado de la prueba de detección de la COVID-19 con resultado negativo que se exige antes de hospedarse en hoteles, apartamentos o viviendas vacacionales de las Islas. 

Los expertos ponen en duda los test de antígenos a turistas que ha acordado el Gobierno de Canarias

Los expertos ponen en duda los test de antígenos a turistas que ha acordado el Gobierno de Canarias

El anuncio de Sanidad llega tan solo dos días después de que la Dirección General de Salud Pública del Ejecutivo regional publicara una resolución que limitaba la utilización de los test rápidos de antígenos a pacientes con síntomas compatibles con la enfermedad con cinco o menos días de evolución o a personas asintomáticas que hubieran estado en contacto estrecho con un caso positivo confirmado. Además, fuentes del departamento señalaban a este periódico que, "con la evidencia científica actual, el test más idóneo" para el cribado de turistas seguía siendo la PCR (Reacción en Cadena de la Polimerasa). 

Esta resolución de la Consejería de Sanidad chocaba con los intereses del sector turístico, que ya había mostrado con anterioridad su preferencia por el uso de los test de antígenos en la estrategia de cribado por dos razones fundamentales. En primer lugar, porque son más rápidos. Los resultados se obtienen a los 15 minutos de haber extraído la muestra a través de un hisopo introducido en la vía nasofaríngea frente a las entre 24 y 48 horas que tardan los de la PCR, un periodo en el que los turistas tendrían que permanecer aislados, en cuarentena. Pero, además, son mucho más baratos. El precio de las PCR en las clínicas y laboratorios privados ronda los 120 euros. El de los antígenos se sitúa entre los 25 y los 30 euros. El decreto ley de medidas turísticas extraordinarias, aprobado la pasada semana por el Consejo de Gobierno, establece que estos gastos corren a cuenta de los visitantes. 

¿Por qué Canarias sí permitirá ahora el uso del test de antígenos en el cribado a turistas? La Consejería de Sanidad se basa en el concepto de "grupo poblacional" incluido en la estrategia de detección precoz, vigilancia y control de la COVID-19 del Ministerio. Es decir, los visitantes nacionales e internacionales que viajen a las Islas no serán considerados como "casos individuales", en los que la utilización de este tipo de pruebas se regirá por las limitaciones incluidas en la resolución de Salud Pública publicada el pasado lunes, sino como un colectivo "diana" con una estrategia específica de cribado para asintomáticos, como ocurre, por ejemplo, con los trabajadores y usuarios de entornos sanitarios o sociosanitarios.

La mencionada estrategia del Ministerio de Sanidad establece como opción preferente para estos cribados con pruebas diagnósticas de infección activa a determinados colectivos la realización de PCR mediante su análisis en lotes de muestras (pool) con el objetivo de optimizar los recursos. No obstante, si hubiera escasez de reactivos, el Instituto de Salud Carlos III contempla la posibilidad de usar los test rápidos de antígenos, aunque en este caso "sería necesario confirmar los casos positivos mediante PCR si la prevalencia de la enfermedad es baja". 

Médicos especialistas en microbiología ya han alertado de que estas pruebas no son válidas para hacer cribados. "Este test (de antígeno) no detecta el virus si no hay mucha carga viral. No está recomendado para hacer screening", afirmaba hace unos días a Canarias Ahora María Lecuona, presidenta de la Sociedad Canaria de Microbiología Clínica (SCMC). La facultativa del Hospital Universitario de Canarias explicaba que esta técnica no es tan sensible ni efectiva como la PCR y que solo sirve para los primeros cinco días de síntomas. 

A pesar de ello, Sanidad ha decidido autorizar su uso para el cribado turístico a través de una orden que complementará el decreto ley que fija la obligatoriedad de hacerse una prueba de diagnóstico COVID antes de alojarse en establecimientos turísticos. "Canarias utilizará las pruebas más idóneas en coordinación con el Ministerio de Sanidad, en función de los casos y atendiendo a la indicación marcada por la Dirección General de Salud Pública", destaca la Consejería, que también deja abierta la puerta a otras técnicas diagnósticas "cuyos rendimientos clínicos resulten satisfactorios para la autoridad sanitaria". 

En paralelo a la estrategia de detección precoz de la COVID-19, Sanidad insiste en la necesidad de cumplir las medidas encaminadas a contener su propagación: el uso obligatorio de las mascarillas, la distancia interpersonal, la higiene de manos y el control de aforos. 

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats