La portada de mañana
Acceder
PSOE y PP afrontan empatados el nuevo ciclo electoral con Vox en el 19%
El desafío de poner la tercera dosis a la población sana y joven
OPINIÓN | Pablo Casado os da las gracias, por Antón Losada

La pena para el editor de 'El Día' podría ser de hasta dos años

El Juzgado de Instrucción Número 1 de Santa Cruz de Tenerife ha admitido a trámite la querella que el diputado socialista Santiago Pérez interpuso contra el propietario del periódico tinerfeño El Día, José Rodríguez Ramírez, y lo ha citado a declarar en calidad de imputado.

El auto fue dictado el pasado 16 de abril y considera que los hechos denunciados por el político socialista hacia su persona por parte del también director y editor de El Día pueden ser constitutivos de delito.

Como se recordará, el pasado 7 de abril el diputado socialista presentó una "querella criminal" contra el periódico El Día'por "injurias y calumnias muy graves y trato degradante" contra su persona por parte de los editoriales publicados por el rotativo tinerfeño.

En concreto, el texto de la querella acusa al rotativo de haber "vertido, de forma innecesaria y gratuita, con el propósito evidente de injuriar, vejar y menoscabar la integridad moral, la imagen y la dignidad" del político socialista para "desacreditarle públicamente en su condición de diputado".

Penas de prisión

Los delitos a los que se enfrenta el editor del periódico tinerfeño pueden conllevar penas de prisión de seis meses a dos años, en el caso de trato degradante, y de multas en lo que respecta a las reiteradas injurias y calumnias con publicidad, en base a los artículos 173 y 510 del Código Penal

Para argumentar su querella, Pérez recopiló unos 40 editoriales de El Día que le atacaban directamente e, incluso, a su propia familia, aunque "22 de ellos contienen injurias muy graves" y el resto contienen expresiones que conllevan "pena privativa de libertad", como pueden ser el "delito a la incitación al odio por ideología, sexo o raza", según explicó el propio diputado en la rueda de prensa en la que dió a conocer su denuncia ante el juzgado.

"En esos escritos se profieren muy graves ataques contra el PSOE, contra las personas inmigrantes por su color, negro, se ensalza al general Franco como el gran constructor de España y se asegura que el Gobierno insulta al Ejército por haber nombrado ministra de Defensa a una mujer encinta, lo que denota una visión en las antípodas del modelo constitucional que defiendo", ha asegurado.

Acusación directa

Pérez se dió de alta en el Colegio de Abogados días antes de presentar la querella contra el propietario de El Día para ejercer como acusación directa contra Rodríguez Ramírez si al final se decide que haya juicio.

El entonces portavoz del Grupo Socialista aseguró que "la querella la he presentado como respuesta de un cargo público, que forma parte del Parlamento de Canarias, frente a una campaña de degradación personal" que, a su juicio, "tiene como finalidad que desista de mis compromisos en defensa tanto de la legalidad y de los intereses de los ciudadanos como de la defensa del modelo constitucional y el Estado de las Autonomías".

Para demostrar que el fondo de los editoriales es denigrar el sistema democrático, Pérez recordó en su comparecencia pública que en los mismos "se hace referencia a mi condición de diputado del Parlamento de Canarias, al que se refieren como un antro que acoge a la hez de la política regional, poniéndome a mí como ejemplo".

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats