La Laguna presenta sus cuentas generales del ejercicio 2020, con una "clara mejoría" respecto a 2019

Luis Yeray Gutiérrez (al fondo) y Alejandro Marrero, en el pleno

Efe

0

El grupo de Gobierno de La Laguna ha presentado en el pleno de la corporación la cuenta general correspondiente al ejercicio 2020, un expediente cuyos indicadores económicos muestran una “clara mejoría” con respecto a 2019 pese a la crisis generada por la pandemia de COVID-19.

El concejal de Hacienda y Asuntos Económicos, Alejandro Marrero, ha asegurado que los indicadores económicos muestran una mejora clara, sobre todo en cuanto a la disminución del periodo medio de pago a los proveedores, ha informado este viernes el Ayuntamiento.

Marrero ha recordado algunas medidas encaminadas a reducir la presión fiscal en el municipio, como la suspensión de la tasa de ocupación en la vía pública por terrazas y mesas y sillas, la reducción del tipo del IBI, la ampliación de los plazos para el pago de tributos, o la reducción del 50% la tasa de basura en momentos puntuales, entre otras.

Estas medidas adoptadas de manera directa en tasas, sumadas a las subvenciones a pymes y autónomos y el sector del taxi, se traducen en más de 5 millones de euros.

Marrero, eso sí, ha subrayado que estas medidas no se van a financiar con cargo al incremento de determinados impuestos, como ocurre en otras corporaciones locales.

Entre los datos más destacados, subraya el Ayuntamiento, se ha producido un incremento de la liquidez general que permitirá al Consistorio hacer frente a las deudas y obligaciones que vencen a corto plazo, es decir, en un plazo inferior a un año.

Algo parecido ocurre con el ratio de liquidez inmediata, que se traduce en una mayor capacidad del Ayuntamiento para afrontar deudas con las economías con las que se dispone o se puede disponer de manera inminente en dicho momento.

Esta mayor capacidad para afrontar deudas y obligaciones se ve fortalecida con una reducción del endeudamiento, cuyo ratio pasa del 0,34 en 2018 al 0,26 en 2020, ya que el Gobierno municipal no contrajo deuda a largo plazo en dicho periodo.

Otro indicador significativo es la mejora en el periodo medio de pago, que baja de 30,25 a 25,63 días de media entre 2019 y 2020: “Se dieron instrucciones a las diferentes áreas municipales para centrar los mayores esfuerzos en agilizar la tramitación de facturas, estableciendo un mecanismo de seguimiento exhaustivo para poder abonarlas en la mayor brevedad posible”, ha subrayado el edil.

Por otro lado, el periodo medio de cobro pasa de 50,8 días en 2019 a 53,21 días en 2020, un incremento de apenas tres días que se debe a que en el ejercicio 2020 se ampliaron en dos meses los períodos voluntarios de pago de los tributos periódicos para paliar los efectos de la crisis sanitaria y económica de la COVID-19 y así facilitar a los ciudadanos el pago de los tributos. 

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats