La portada de mañana
Acceder
Madrid, ante su mayor desafío con un gobierno partido
El mapa de los contagios por provincias sigue registrando fuertes incrementos
Opinión - Y Ayuso sigue en el cargo, ¿por qué?, por Rosa María Artal

Icod de los Vinos, el municipio tinerfeño con más fiestas cargadas de historia

Celebración de la Candelaria y los guanches del Paredón, en Icod de los Vinos

Icod de los Vinos, el municipio que ejerce como capital de la comarca noroccidental de Tenerife, es, además de la población más importante de esa zona de la isla, todo un prodigio en fiestas, tradiciones e historia, todo en el mismo paquete, que viene a ser los más relevante, lo más diferenciador y también lo más enriquecedor.

Sobre todo en los meses de verano, con preferencia de agosto, esto se muestra sin tapujos, y es verdad que la experiencia se convierte en algo muy saludable para lugareños y visitantes.

En Icod de los Vinos, el ocio se sirve con grandes dosis de historia, de patrimonio tangible e intangible y de tradiciones que perviven con el paso del tiempo, año tras año, esfuerzo colectivo tras esfuerzo colectivo. Todo se consigue, principalmente, por la capacidad del icodense de proteger y amar su patrimonio histórico-popular.

Las muestras de esos espectáculos visuales e histórico-artísticos no son pocas y, entre ellas, hay algunas celebraciones que destacan sobremanera en el mes de agosto. En Tenerife muchos son los que las conocen, las han disfrutado y no se las pierden por nada del mundo. Pero veamos qué valores encierran y cuáles son sus atractivos principales, tal y como se describen en fuentes documentales del Ayuntamiento de Icod de los Vinos.

Santa Bárbara y los cestos y bollos

Santa Bárbara y los cestos y bollosEse enclave de las medianías de Icod convoca la tradición de los cestos y los bollos en las mismas calles del barrio el último sábado de agosto. A partir de las tres de la tarde, se inicia la subida, que tiene su origen en la tradicional ofrenda de los productos de la tierra. Parte desde la calle del Plano, donde las jóvenes del barrio desfilan con sus bollos sobre la cabeza acompañadas por los vecinos y la fanfarria de Santa Catalina en dirección al Lomo Blanco, para allí unirse con los cestos de frutas y verduras.

La tradición de los cestos y los bollos se remonta muchos años atrás (hace 70 años), cuando los agricultores y ganaderos de la localidad, en una muestra de fervor a Santa Bárbara, imploraban a la patrona para que intercediera a favor de las buenas cosechas, de la salud de los animales y de los casorios o buenos partidos para las muchachas en edad de entablar matrimonio.

Esa colorista tradición, totalmente artesanal, simboliza la idiosincrasia de un pueblo alegre, sencillo, amable y, sobre todo, muy ligado a la tierra, a la agricultura y a sus frutos, con los cuales rinden tributo a su patrona, Santa Bárbara.

A pocos metros del templo religioso, los hombres con los cestos acuden al encuentro de las proveedoras, las mujeres solteras que sostienen sobre sus cabezas grandes cestas adornadas con cintas de colores. Dentro llevan bollos pinchados con cañas adornadas con decenas de pequeñas figuritas. Una vez terminado el recorrido, los cestos se colocan en la fachada de la iglesia hasta que finalizan los festejos.

La Candelaria y los guanches del Paredón

La Candelaria y los guanches del ParedónEste núcleo poblacional de Icod organiza la representación de la aparición de la patrona de Canarias a los guanches el 15 de agosto (festividad de la Candelaria). Esta costumbre, que viene celebrándose en la zona desde hace muchos años, se ha convertido en un atractivo más de la oferta de tradiciones del municipio icodense.

Con enorme orgullo, los participantes en la representación preparan el acto con meses de antelación, en el que reciben a la virgen y escenifican su aparición a los guanches. Ataviados con las pieles de cabra que vestían los aborígenes y armados con sus útiles personales, los guanches hacen las delicias de un público numeroso y leal que acude a la cita para presenciar esa escenificación.

El rito, de gran atractivo religioso y cultural, llena de sentimiento la procesión de la virgen de Candelaria, que tras el encuentro con los guanches continúa su recorrido en compañía de estos hasta regresar a la iglesia del Paredón, donde la recibe una exhibición pirotécnica en su honor.

El Amparo y el baile del tajaraste

El Amparo y el baile del tajarasteMiles de personas se reúnen para celebrar la popular subida al Amparo desde la plaza de La Pila, un trayecto de kilómetro y medio de pendiente que conduce al barrio de San Antonio. Durante el recorrido, la alegría y el ritmo del tajaraste hacen amena la subida para llegar a coincidir con la Orquesta del Poleo, que da fuerza a los caminantes, y posteriormente llegar a la plaza de El Amparo.

Los participantes realizan el ancestral baile del tajaraste en la popular subida. Otro de los actos de esta celebración es la renovación por parte del alcalde de Icod, en la actualidad José Ramón León, del nombramiento de la virgen del Amparo como alcaldesa honoraria y perpetua.

La virgen del Amparo es alcaldesa perpetua y honoraria de Icod de los Vinos por acuerdo plenario del 27 de junio de 2000.

Etiquetas
Publicado el
21 de septiembre de 2018 - 14:06 h

Descubre nuestras apps

stats